Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Moción conjunta de la oposición municipal de Aldaia contra la intervención estatal de las cuentas de Generalitat Valenciana y por la dimisión del Presidente Alberto Fabra y la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas

Los grupos políticos de EUV, PSOE-PSPV y Bloc-Verds han consensuado una moción conjunta presentada con carácter urgente al pleno del ayuntamiento de Aldaia, dada la situación de crisis financiera de la Generalitat y las negras perspectivas económicas existentes, las cuales están creando gran alarma social y preocupación ciudadana. Una situación que también va a repercutir directamente sobre el propio Ayuntamiento de Aldaia, puesto que la deuda viva que tiene la Generalitat con esta corporación asciende a más de un millón de euros. Para hacer frente a esta situación, la moción conjunta presentada plantea la necesidad de exigir responsabilidades políticas y de realizar unas elecciones autonómicas anticipadas.

Juanjo Llorente, portavoz de EU en el Ayuntamiento de Aldaia, señala: “Vivimos una situación límite y no sostenible, mientras que las previsiones de lo que sucederá en septiembre aun resultan peores. Porque la troika europea va a intervenir la soberanía del estado y nuestra comunidad “autónoma†dejará de serlo al ser también intervenida con la excusa del rescate. Los graves recortes sociales, despidos de personal público y privatizaciones, lejos de haber resuelto la situación la han empeorado. En el caso del Ayuntamiento de Aldaia, pronto se tendrá que hacer una modificación presupuestaria para contemplar la próxima subida del IVA y hacer frente a las deudas pendientes de otras administraciones públicas, todo ello en el marco de una inminente también modificación de la ley de bases de régimen local que igualmente persigue adelgazar las administraciones públicas y realizar mayores recortes y privatizaciones. Cada vez nos alejamos más de un estado social y democrático de derecho y por eso es urgente la movilización social e institucional. Hay que decir basta y hacerlo con la mayor unidad posible de la izquierda y de los sectores progresistas de la sociedad.â€

Anexo.-Texto de la Moción presentada

La Generalitat Valenciana acordó el pasado viernes 20 de julio solicitar su inclusión en el recién creado "fondo de liquidez autonómico", eufemismo que persigue vanamente ocultar que se trata en realidad de una petición de rescate económico que conlleva la intervención directa del estado sobre nuestra Comunidad que dejará de ser “autónoma†, ya que esta solicitud está sujeta a la aprobación por parte del Ministerio de Hacienda y supone la aceptación del "control financiero y fiscal por parte del Gobierno central", incluyendo la aprobación de un nuevo plan de “ajuste†recortador de aun mayores servicios y prestaciones públicas.

Pero, más allá de los disfraces y de las excusas para justificar la necesidad del rescate, lo que esta petición no puede ocultar es la triste realidad y situación de una institución y comunidad autónoma gobernadas ininterrumpidamente por el PP desde hace más de 17 años y que ahora, en marcado contraste con la machacona propaganda oficial, sólo puede presumir de ser líder en quiebra económica, en políticos imputados, bancos desmantelados, megaproyectos fracasados, en privatizaciones de servicios públicos y recortes educativos y de los sistemas de salud y servicios sociales, paro y pobreza crecientes así como cada vez mayor desigualdad y exclusión sociales.

La petición del Consell de adhesión al fondo de liquidez autonómico, además de implicar una suspensión de facto de nuestro autogobierno y de romper el diseño constitucional del vigente “estado autonómico†, también evidencia el fracaso de un partido que ha gobernado la Comunidad Valenciana huyendo siempre de la transparencia debida sobre la gestión realizada y que ha conducido a la Generalitat a una situación de quiebra económica financiera de gravedad y extensión no conocidas. Lo único claro actualmente es que no hay dinero en las arcas públicas, porque los altos responsables del PP en las instituciones autonómicas lo han venido gastando en autobombo, en eventos faraónicos, en corruptelas y en cosas totalmente improductivas e innecesarias, mientras que se abandonaba a su suerte a los estudiantes, a las personas dependientes y a la ciudadanía en general.

Los problemas financieros de la Generalitat Valenciana comenzaron a resultar inocultables ya a principios de este año, con el retraso en la devolución de un vencimiento de deuda con el Deutsche Bank por 123 millones de euros. El Gobierno valenciano tuvo entonces que admitir que tenía algunas "dificultades de liquidez" que podían generar retrasos en el pago de algunos vencimientos. Sin embargo, a los pocos meses, la Generalitat valenciana tuvo que pedir al estado 4.354 millones para hacer frente al pago de proveedores y ahora resulta que tampoco con esto ha sido suficiente.

Ahora, por imposición directa de la troika europea a la que el Gobierno Rajoy se declara servil y no duda en acatar, la Generalitat Valenciana tiene que cumplir con el objetivo de déficit marcado y asumir un nuevo plan de “mayor ajuste†, como condición requerida e imprescindible para participar del “fondo de liquidez†. Un Plan que se añadirá a la dura escalada de recortes y privatizaciones ya realizada. Una escalada en la que hay que destacar, por su agresividad social e insolidaridad las medidas adoptadas el pasado mes de abril para “ahorrar†2260 millones mediante la implantación de un nuevo modelo sanitario público-privado, así como la reducción del sector público empresarial de 46 empresas a seis grupos sectoriales y el despido de entre el 40 y el 50% de sus plantillas. E igualmente, en materia educativa, se ha incrementado el número de alumnos por aula, las horas lectivas, se han aumentado las tasas universitarias, suspendido los contratos de los interinos durante las vacaciones de verano y rebajado o paralizado el cobro de algunos complementos del personal fijo.

En suma, que aun siguen lejos de acabarse los recortes bajo el actual ejecutivo. Los mercados quieren más, lo quieren todo como dicen los sindicatos y el PP de la Generalitat Valenciana, igual que el Gobierno Rajoy en el estado y que las ejecutivas de este partido que gobiernan en otras administraciones públicas no dudan en contradecir todos sus compromisos electorales y en desmontar los últimos restos del estado social y democrático propugnado por nuestra Carta Magna, con tal de hacer pagar el peso de la crisis y de la deuda, del despilfarro, de las corruptelas y de la propia incompetencia gestora del PP sobre los trabajadores y sectores de población más desprotegidos, lo que ha conducido a una situación social e institucional insostenibles y que requieren una respuesta urgente, clara y firme.

Por todo ello, es por lo que planteamos la siguiente propuesta:

1.-Que este Ayuntamiento acuerde pedir al presidente de la Generalitat Valenciana y a su equipo de gobierno la inmediata dimisión por su mala gestión e incumplimiento de los compromisos electorales contraídos con los valencianos y valencianas, y la convocatoria de unas nuevas elecciones autonómicas.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 301667

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License