Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

¿Aquí no haría falta una revolución? (I) Rafael Silva

Iniciamos aquí una serie de varios artículos donde vamos a ver si somos capaces de llegar a cubrir un doble objetivo, que puedo enunciar con dos palabras: CONCIENCIACIÓN y REVOLUCIÓN. El primer objetivo vamos a ver si podemos conseguirlo relatando la situación actual, el panorama visto de forma lo más amplia posible, la foto más completa de dónde nos están llevando nuestros gobernantes, que es lo mismo que decir los poderes financieros, o los mercados, que son los que de verdad nos gobiernan. El segundo objetivo, más importante si cabe que el primero, porque se trata de que, una vez hemos conseguido concienciar de la situación, hacer comprender que la única vía de arreglo posible es una movilización masiva, completa, indefinida, salvaje, continuada, total, es decir, una revolución. Sólo a través de la revolución social, del estallido social, de una convergencia social en pro de unos objetivos comunes será posible recuperar lo perdido, y poder encaminarnos de nuevo hacia la democracia y hacia un Estado Social.

Bien, vamos a por el primer objetivo. Advertimos a nuestros lectores de que los siguientes párrafos son duros, y DEBEN HERIR LA SENSIBILIDAD de quien los lea. Están pensados para ello, pero no por esto son irreales ni inventados, pues provienen de la propia realidad actual de nuestro país. Como los lectores no ignorarán, el Gobierno del Partido Popular, al momento de escribir este artículo, se encuentra trabajando ya en la preparación de nuevos recortes (ellos prefieren llamarlos "ajustes" o "reformas"), y la Agencia Routers anunciaba que podría tratarse de subidas del IVA (incluso sobre los alimentos básicos), disminución de la protección por desempleo, adelantamiento de la entrada en vigor de la reforma de las pensiones, y más recortes sobre las materias propias que dependen de las Comunidades Autónomas (sobre todo, Sanidad y Educación). Servicios básicos de defensa jurídica para la ciudadanía, tales como el Turno de Oficio, están siendo también recortados. Y por cierto y a nivel autonómico, del último recorte que nos hemos enterado ha sido el de suprimir la merienda que hasta ahora recibían los internos de las cárceles catalanas. Creo que puedan existir pocos gobiernos más rastreros e indignos que el que ahora ocupa la Generalitat.

No vamos a incluir aquí estos recortes, sino que nos vamos a basar únicamente en lo que ya existe a nivel autonómico, central y local (sobre todo, autonómico). De entrada, el Gobierno Central obliga a todas las CC.AA. a subir la jornada laboral de los empleados públicos, ya que la Disposición Adicional 72ª de la Ley de Presupuestos Generales del Estado impone que todos los empleados públicos trabajen 37,5 horas a la semana (2,5 horas más que antes), y el artículo 3 del Real Decreto Ley 14/2012 de Medidas en el à mbito Educativo, amplía la jornada lectiva para todo el personal docente en dos horas semanales. La aplicación directa de estas medidas supone la pérdida de miles de puestos de trabajo a nivel autonómico, que se manifiestan básicamente en: despidos de empleados públicos, cierre de servicios públicos, o privatización de los mismos. Vamos a ver los resultados concretos, por la información que tenemos.

Los despidos afectan en Madrid a 1.500 sanitarios y 4.972 docentes (en total, 6.472). En la Comunidad Valenciana, 3.000 docentes, 704 interinos de la Administración, 4.000 empleados del sector público, 1.000 de RTV (en total, 8.704). En Castilla-La Mancha, 4.000 docentes y 4.500 sanitarios (en total, 8.500). En Baleares, 800 empleados del sector público, 1.000 docentes, 1.000 sanitarios (en total, 2.800). En Galicia, 800 empleados del sector público, 1.000 docentes (en total, 1.800). En Cataluña, 1.500 empleados del sector público. En Murcia, 1.000 docentes, 1.000 sanitarios, y 200 interinos de la Administración General (en total, 2.200). En Extremadura, 1.000 docentes.

En cuanto al cierre de servicios públicos, tenemos el siguiente panorama: En Castilla-La Mancha, se cierran 64 colegios rurales, como los de Villarrubio, y Torralba. Se cierran más de 30 Centros de Salud, como los de Argamasilla de Calatrava, o Carrión. Se cierra la planta de Medicina Interna del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Se cierran los 32 Centros de Profesorado de la región, dejando únicamente el de Toledo. Se cierran los Centros de Atención a las Mujeres víctimas de la violencia de género, como los de Ciudad Real, Mancomunidad de la Sierra del Segura, Fuensalida y Navahermosa. Se eliminan las pruebas diagnósticas a los recién nacidos (prueba del talón). En Madrid cierran Centros de Salud y Centros de Especialidades, tales como los de Fuencarral, Aranjuez, Arganda y Alcobendas. Se eliminan también tratamientos de atención al tabaquismo, así como contra el cáncer y el SIDA.

Continuando con los cierres, en Valencia se eliminan los Servicios de Urgencias en municipios como Orihuela. Se eliminan 14 líneas de investigación biomédica en centros públicos, donde entre otras materias, se investigaban tratamientos contra el cáncer. Se eliminan igualmente rutas de transporte escolar y plazas de comedores escolares. En Extremadura, se cierran los Puntos de Atención Continuada y dejan sin servicio sanitario a 15 municipios, que prestaban servicio a 30.000 extremeños, en pueblos como Quintana de la Serena, Zahínos, Llerena y Ribera del Fresno. En Baleares, se cierran dos hospitales, concretamente el Hospital General y el Hospital Juan March. En Murcia por su parte, se elimina el Programa de Salud Bucodental para niños, y se cierran parcialmente los Puntos Asistenciales Sanitarios, como el de Librilla, o el de La Parroquia, una entidad local autónoma de Lorca. Por último y para terminar con los cierres, en Aragón se retiran 15.000 tarjetas sanitarias a personas residentes en la Comunidad, por encontrarse en situación irregular. Continuaremos con este desolador panorama en siguientes artículos de esta serie, pero creo que la sensación comenzamos a tenerla...se trataría de una mezcla entre repulsa, indignación, asco, tristeza, rebeldía, y quizá muchas sensaciones más, que hacen que no podamos seguir ignorando todo este paulatino desmontaje del Estado del Bienestar que nos están robando poco a poco, día a día.

http://rafaelsilva.over-blog.es/art...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 291437

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License