Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Berlín no conoce derrota. Rafael Poch

Fue una larga jornada. Al principio las noticias que llegaban de Bruselas sobre financiación directa a los bancos y flexibilización del uso de los fondos de rescate sembraban el nerviosismo en Berlín. Se habló de “giro de 180 grados†, y de “derrota de Alemania†. Observado con más tranquilidad no hay para tanto: por importantes que sean, para España e Italia, las novedades de la rectificación alemana son diminutas y llevarán estrictas condiciones y vigilancia.

No hay cambio de vector: el “crecimiento†se lleva muy poco dinero fresco mientras que la austeridad, con el pacto fiscal en el centro, lo sigue dominando todo. “Continuamos en el marco de nuestros métodos†, ha dicho Merkel. “Lo fundamental no se ha alterado†, observa Alexander Lambsdorf, jefe liberal en el Parlamento Europeo. Las pequeñas concesiones realizadas eran ineludibles a la vista de la situación que atraviesan países como España e Italia con los altos intereses para su deuda, explicó la canciller ante el Bundestag, pero “todos los instrumentos están ligados a una condicionalidad†, repitió, con un “calendario y en una vigilancia en la aplicación†de esas condiciones, dijo. Algunas interpretaciones han sido “tendenciosas†, dijo.

Aparentemente se ha abierto una brecha en el muro alemán. Una brecha pequeña, porque toda la filosofía de la receta europea contra la crisis sigue siendo, fundamentalmente, alemana. Desde el diagnóstico, una crisis de deuda de países que no han hecho los deberes, hasta los remedios. Por la estrecha brecha pueden colarse otras cosas. Desde ayer se sabe que la selección alemana no es invencible, pero únicamente porque François Hollande apadrinó a Monti y a Rajoy. ¿Es eso una alternativa al eje franco-alemán? En cuanto a la línea, la mordaza, estricta y concreta, del pacto fiscal pesa mucho más que la calderilla destinada al crecimiento. Merkel lo calificó ayer de “camino irreversible†y tiene razón.

El pacto fiscal significa un gran impulso a lo que está fracasando en Europa, incrementando deudas y el número de países rescatados. Es una atadura que priva a los gobiernos –menos los de Luxemburgo y Finlandia cuya deuda está por debajo del 60%- de toda posibilidad de practicar medidas expansivas, lo que equivale a frenar inversiones, desmontar derechos y garantías sociales -especialmente en el sur de Europa- e instalarse en una espiral de deflación y en el ajuste permanente. Políticamente supone la pérdida del principal elemento de soberanía de un parlamento: la decisión y control del presupuesto nacional. A pesar de la enormidad de todo ello, el pacto fiscal ha sido aprobado sin el más mínimo debate en algunos países, y lo era anoche con muy poco debate y disidencia, en las dos cámaras alemanas, lo que se parece a un harakiri democrático.

Socialdemócratas y verdes, cuyo voto necesitaba Merkel en ambas cámaras para alcanzar la mayoría de dos tercios que requiere el pacto fiscal y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), han apoyado a la canciller a cambio de muy poco: una promesa de impuesto a la transacciones financieras en su más tímida versión (generará 2000 millones anuales en Alemania, según el gobierno) y unas medidas de crecimiento que en nada alteran el paradigma. El único tropiezo, temporal, lo ha puesto, una vez más, el Tribunal Constitucional porque el Partido de la Izquierda (Die Linke), la única fuerza política (marginal) opuesta a todo el esquema, presentó anoche un recurso de inconstitucionalidad que se resolverá rápido. Hasta entonces, el Presidente federal Joachim Gauck no firmará ambas leyes. Cuestión de semanas. Y ahí se acabará la resistencia a la piedra angular de la política anticrisis europea en Alemania: Autoridad, Desigualdad, Austeridad. ¿Donde está la derrota de Berlín?

http://www.lavanguardia.com/economi...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 287231

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License