Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Votar al enemigo (jamás)

Abelardo Muñoz

No hay acontecimiento político que no fabrique de inmediato un kit mediático codificado de antemano que consiste en una sucesión de anécdotas más que una auténtica información. Primero se produce el scoop, luego llega una insufrible retahíla de lugares comunes que son datos facturados desde el poder; pura cortina de humo. Desde los papeles de Wilkileaks sabemos que nunca conoceremos la verdad sobre el terreno y que tendremos que esperar un tiempo para descubrir, indignados, por supuesto, la parte oculta del iceberg.

Estamos acostumbrados, domesticados, a recibir el chorro de medias verdades sin pestañear considerándolo un mal menor. Algunos piensan: “nosotros sabemos, porque tenemos más puntos de vista†, y sin embargo olvidan la indefensión de una amplia mayoría trabajadora, que sin más criterio que el que le dictan espurios tertulianos, se queda in albis.

Que los magistrados han proscrito el voto a decenas de miles de vascos, ilegalizando Bildu, algo habrán hecho; que el gobierno norteamericano prefiere ejecutar a Bin Landen de un tiro en la cabeza en lugar de apresarlo para desentrañar información, ellos sabrán; que los familiares de las víctimas del Metro permanecen solos bajo la lluvia cada mes en La Seu, como las madres de la plaza de mayo, es cosa suya.

Somos víctimas sumisas de la basura publicitaria y consumista que nos hace individualistas y muñecos del consumo; el poder económico que nos estrangula nos quiere depredadores; como en los viejos tiempos, gastaremos nuestro salario en la tienda del patrón.

Esta mezcla de caos e injusticia social, de mistificación de la realidad para esconder intereses económicos, tiene su apoteosis en el hecho de que las clases populares y medias se dispongan a votar a sus enemigos naturales de clase en las inminentes elecciones autonómicas y municipales, desoyendo a la izquierda y cargándole el mochuelo de la recesión. ¡Los bancos nos putean y votamos a los representantes genuinos de los banqueros!

Vocean las encuestas que la derechona adelanta en cinco puntos al PSOE y que si no cambian las cosas, el PP va a ganar y eso nos pone de bruces en el surrealismo histórico. Pero es un desatino que se repite como una peste a lo largo de la historia. Cuando hay crisis económica ganan los representantes de los banqueros. El fascismo es un ejemplo.

Que las víctimas de una crisis provocada por la burguesía den la espalda a los partidos de izquierda, sus representantes naturales, y voten en masa a sus enemigos es algo deprimente. Centurias de dominación de clase han provocado un síndrome de Estocolmo social en la clase obrera y la media. Cuando los bolsillos están vacíos todo el mundo mira en dirección a los que tienen la pasta. El señor patrón, que es de derechas, nos dará empleo. O sea, que a la hora de elegir, como ya advirtió el líder de un sindicato, la peña prefiere un partido de capitalistas, que azota con púas de acero, a una izquierda demasiado blanda y buenista.

¿Vira la historia a la derecha?, se pregunta un politólogo de caché en la prensa progre. Pues, pese a todo, va a ser que no. La derrota se acepta más fácilmente cuando se renuncia a presentar batalla, escribe el historiador Remi Lefebvre. Nosotros, vamos a presentar batalla en estas elecciones. Vote a las izquierdas, desocupado lector; no duerma con el enemigo.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 287231

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License