Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Referéndum en Asturias: Lo que tendríais que hacer (Occupy Izquierda Unida)

Ayer se repitió un proceso de democracia interna que, hasta donde sé, no se produce en ninguna otra organización política española: la militancia de Izquierda Unida de Asturias, como semanas antes las de Andalucía, votaban si se llegaba a un acuerdo de coalición de gobierno o no. Los mimbres eran bastante distintos, entre otras cosas por el peso parlamentario de UPyD (eso que cuando lo tiene un partido nacionalista periférico llamamos ejercer un chantaje inaceptable y cuando lo tiene un partido de bien es sólo tener la última palabra). La militancia de IU en Asturias parece haber votado que prefiere no entrar en el gobierno asturiano por un margen muy estrecho.

Hoy habrá muchas valoraciones. En otros tiempos no faltarían los tertulianos que acusaran a IU de inmadurez. Es de lo que se acusaba hasta hace poco a los partidos cuyas direcciones no hacían lo que les daba la gana sino que se veían atadas a la última palabra de las bases. Sospecho que hoy habrá menos voces que disparen en esa dirección al menos públicamente dado el clamor social por la democratización de las decisiones políticas.

Más allá de que se esté a favor o en contra del acuerdo (no sé qué habría votado en Andalucía, como ya escribí y creo que en Asturias habría votado también No) hay un mensaje que lanzar a la gente de izquierdas que espera cosas de IU: que militar en Izquierda Unida sirve, que es útil, que no es sólo pagar una cuota sino participar en las tomas de decisiones y modificar los rumbos que no nos gustan.

No recuerdo un momento en el que hubiera tanta gente esperando cosas de IU. Posiblemente sea una percepción fruto de las redes sociales (y de la posibilidad que dan de relacionarse con muchísima más gente que antes) aunque diría que tiene más influencia el fin de ciclo que afronta este país para el cual la izquierda merece un protagonismo que exige estar a la altura. Esa impresión no sólo se produce en twitter sino en la calle, tras una manifestación o cuando uno habla con sus amigos. El hervor social y político que hay en la calle pide un reflejo y hay más gente que nunca esperando que IU esté a la altura (como pienso que está casi siempre en casi todos los lugares).

Siempre he dudado si votaría en caso de no estar afiliado. Es cierto que en democracia representativa el voto tiene un componente religioso: se vota con fe en que no tirarán ese voto por la borda… salvo que el voto esté acompañado por la militancia si la militancia pinta algo. Los casos de Andalucía y Asturias son una evidencia: militar en IU hace que el voto no sea un cheque en blanco sino que vaya acompañado de control democrático de los representantes y toma de decisión en última instancia. Hay mucho que mejorar, claro, pero también esas mejoras se producirán sólo si vienen empujadas por la gente. No sólo se trata de situaciones extraordinarias como la entrada en gobiernos en minoría. En diciembre se celebrará una Asamblea Federal (el equivalente a los congresos de otros partidos) en la que se decidirán las líneas estratégicas de IU, sus órganos de dirección, su estructura organizativa… Y después habrá asambleas en cada federación. Y todo eso se hará partiendo de las asambleas de base, con el protagonismo de las personas que participan en IU y que sólo se pueden medir con un censo de militantes dado que el voto todavía es secreto.

Es curioso cómo mientras hemos integrado el lema “no propongas, haz†para la vida activista, mientras hemos decidido tomar las plazas, tomar las huelgas,… mucha gente todavía piensa que la organización en la que se siente reflejada sigue siendo de la que esperan que haga las cosas bien sin plantearse tomarla colectivamente para no esperar sino hacer. Mucha gente sí ha dado el paso de tomar IU (al menos en mi asamblea de base el goteo de militantes nuevos en los últimos meses es constante), pero siempre serán menos de los debidos.

Asturias y Andalucía le han mostrado a la gente que en IU estar afiliado sirve de algo, que no es una mera forma de pagar la cuota, que la militancia puede girar los rumbos que no considere adecuados, reforzar aquellos muchos que comparta y que tiene por delante un año en el que transformar la organización en un instrumento útil para la resistencia democrática y el cambio político. Evidentemente mucha gente no espera nada de IU. Pero todas esas personas, que son muchas, que constantemente nos decís “lo que tendríais que hacer los de IU es…†¿por qué no venís a hacerlo?

http://blogs.tercerainformacion.es/...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 272583

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License