Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

ACTUABLE y el (no) movimiento social de los “clickeros†. Patricia Rivero

ACTUABLE se ha convertido en el portal de activismo digital más importante de habla hispana. Tras su creación y éxito inmediato en el año 2010, no ha parado de crecer. No es hasta el año 2011 que su fundador acuerda unirse a la plataforma americana Change.org y así pasan a crear “la mayor plataforma de activismo online del mundo†. La base de su retórica es: “cuando nos unimos, cuando sumamos fuerzas para luchar contra una injusticia, cambiamos realmente el mundo†. No es una ironía, tampoco intento presentarlos como slacktivism, pero efectivamente esa es su tarjeta de presentación.

En cierto modo, con la llegada de la crisis económica en toda Europa, se han venido intensificando nuevas formas de uso de las redes sociales en la web, como es el caso de Facebook y Twitter. Compartir información personal con amigos y conocidos dejó de ser la única vía de uso, y se acentuó un nuevo marco de diálogo: el político. En este sentido, estos mecanismos de comunicación han contribuido fuertemente a que los movimientos sociales puedan organizarse de forma más rápida y ágil. Tenemos dos casos recientes para no olvidar: el surgimiento del 15-M y la Primavera à rabe. Dos acciones colectivas, que sin el soporte de las redes sociales que proporciona internet, probablemente no hubieran florecido a los niveles que lo hicieron.

¿Pero qué papel cumple ACTUABLE en este nuevo marco de intensificación de las redes sociales en la esfera política? Como ya se ha dicho, ACTUABLE tiene su retórica muy definida: “luchar contra las injusticias sociales y cambiar el mundo†. Pero cabe preguntarse si realmente con un solo click estamos cambiando el mundo y luchando contra las desigualdades.

Desde mi punto de vista, el concepto de lucha política implica el paso por dos etapas fundamentales. En un primer momento la estrategia ha de ser la convocatoria en sí (como lo viene haciendo por ejemplo el 15-M). De esta manera la finalidad de la acción virtual es llegar al mayor número posible de personas para conseguir un fin y planes de acción concretos (tomar las plazas, asambleas en barrios, concentraciones, emitir información alternativa…). Acabada esta etapa, necesariamente se ha de pasar a una posterior: la movilización (etapa que ha cumplido efectivamente el 15-M).

Definida la “movilización social†desde este marco, debemos preguntarnos si es que efectivamente ACTUABLE es una plataforma que “lucha†en contra de una injusticia social; preguntarnos también si encaja con las características de lo que comúnmente conocemos como movimiento social. En este sentido, entiendo el concepto de movilización social como acción política concreta, a viva voz en la calle, en las plazas, en los barrios, en las asambleas, con disensos, con consensos, con dificultades y con los propios miedos que implica organizarse políticamente. Creo que ninguno de estos atributos que conlleva la naturaleza de la acción colectiva los tiene la plataforma ACTUABLE, quedándose en la primera etapa (la de convocatoria), pero no pasa a la segunda y más importante fase: la movilización. Entiendo que sin la presencia de los atributos de la segunda fase no hay acción colectiva, no hay movilización real. Un ejemplo que puede servir para comprender esto, aparte del 15-M, puede ser el de la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH), la cual en su gestión de lucha, pasa por estas etapas que considero fundamentales para llamar a cada cosa por su nombre.

Ahora bien, ¿por qué es tan importante delimitar o definir bien estos conceptos?

Porque la alta repercusión que tiene la plataforma ACTUABLE junto a su pretencioso lema de lucha de cambiar el mundo está desvirtuando el concepto verdadero de lucha. ACTUABLE se equivoca cuando utiliza las redes sociales como un fin en sí mismo. Se equivoca también cuando hace creer que su lucha es la misma que la que efectúan otros movimientos sociales. “Cambiar el mundo y luchar contra las injusticias†a través de un click no implica un acto reflexivo, por eso creo que es un grave error equiparar sus acciones (¿políticas?) con la de otras plataformas o movimientos sociales que efectivamente han pasado por esas dos etapas que considero esenciales (convocatoria y movilización -acción-).

ACTUABLE no es una movilización ciudadana, ni mucho menos es una movilización política. ACTUABLE es un medio autocomplaciente con los clickeros , calma conciencias al mismo nivel que lo podría calmar la acción de la caridad y la limosna. La alta repercusión de esta plataforma en el imaginario de la sociedad está distorsionando el concepto real de lucha. Su normalización y feliz aceptación por parte de los ciudadanos distorsiona la autenticidad del concepto de lucha social. La lucha contra la desigualdad y contra las injusticias, en realidad, debería traer consigo un conjunto de atributos inherentes a la propia lucha: miedos, reflexión, incertidumbres, crítica, idearios, etc. Lamentablemente (o por suerte) un click (que no es reflexivo, insisto) está a años luz de ser realmente un movimiento a primera línea de la trinchera, como lo viene siento el 15-M, el PAH, entre otros.

Retomando: la Web, y los instrumentos que esta nos brinda, como lo son las redes sociales, ha de utilizarse para la organización (convocar, informar, difundir…), pero en ningún caso es una acción colectiva en sí misma, al contrario, entiendo que la acción colectiva es el resultado óptimo a posteriori de esa organización, es decir, la acción colectiva es la movilización en sí. Efectivamente, hay que ser cautos e intentar ver que hay más allá de clickear , porque el ciberactivismo puede ser un peligro para la izquierda y puede desviar la atención de los verdaderos movimientos sociales.

Existe el falso argumento que hace creer que firmar on-line implica ejecutar acciones políticas concretas y que como resultado se acaba en una movilización social:“No me cuesta nada firmar, firmo, y si se consigue algo, pues mejor. Mejor eso a nada†. Respecto a este argumento lo primero que hay que decir es que ningún movimiento social o acción colectiva realiza este tipo de reflexión “por si acaso†, siempre hay objetivos claros, y no todo es color de rosa ya que existen miedos e incertidumbres, que como he dicho anteriormente, son inherentes a la movilización social y política.

Otro falso argumento (de plástico) es el tipo de idea: “mundo global†, “somos todos iguales†, “luchemos todos por el planeta†, “juntos podemos cambiar el mundo†. Estas premisas solo me hacen pensar que son una simples construcciones gramaticales abstractas y vacías que no contienen nada; por eso reafirmo que son de plástico. Dichas ideas están lejos de las verdaderas problemáticas sociales, son unas simples aspiraciones liberal-burguesas. ¡En absoluto las personas somos iguales! Ese deseo de sentirse universal (y no caribeño, catalán, republicano, latinoamericano, colombiano, marroquí, indígena…) proviene de categorías universalistas y liberales. En suma, son construcciones atiborradas de clase. Si, una clase que en realidad quiere que todos seamos “globales e iguales†, pero desde sus parámetros.

Con todo, y aunque suena bien la idea de “comunidad transnacional†, y dicho sea de paso, me parece aceptable ser miembro de ella, considero que necesariamente ha de ser un complemento a la acción y movilización social real -la de la calle-. Efectivamente, la sensibilidad social no radica en el hecho de hacer un click , porque la idea verdadera de construir un mundo mejor está en la acción en sí. Podemos seguir haciendo campañas con ACTUABLE (incluso yo he firmado en más de una ocasión), pero siempre siendo conscientes de las diferencias conceptuales que implican, por un lado, la acción de hacer un click y, por otro, la acción de movilizarse por medio de la acción colectiva.

Seamos cautos y reflexionemos: quizás las ambiciones de ACTUABLE son un espejismo porque promueve la ilusión de que navegar por la web puede cambiar el mundo cuando, en realidad, el mundo está pidiendo a gritos que salgamos a la calle a cambiarlo.

http://lacavernasociologica.wordpre...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 280420

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License