Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Una carta con propuesta de Jorge Riechmann. Salvador López Arnal

Por la desobediencia civil

En la sección “Cartas al director†del diario global e imperial (El País), el poeta, traductor, matemático, ecologista, filósofo moral y maestro -y referente de muchos y muchas por supuesto- Jorge Riechmann nos ha regalado una carta que merece no pasar desapercibida.

Como entiendo que el lector/a de Rebelión y de otras páginas alternativas, puede tener graves problemas para ojear y mucho más para leer las a veces insoportables páginas del diario monárquico de las mañanas (eso sí: ¡siempre nos quedara el El Roto!), copio una carta que, sin duda, es mucho más que una carta. Lleva varias sorpresas dentro.

El primer punto es una excelente y breve descripción de lo que está sucediendo en la Universidad española con un apunte que destaca lo esencial de la ofensiva:

“Como sociólogo que es el ministro Wert, sabe bien que uno de los procesos de democratización que mejoraron la sociedad española (y no han sido tantos ni demasiado profundos, así que debemos cuidarlos especialmente), a lo largo del medio siglo último, fue el acceso de las capas populares a la enseñanza superior. Ahora el Gobierno del PP quiere revertir este proceso —sin haberlo llevado en su programa electoral—: el Real Decreto Ley aprobado el pasado 20 de abril, entre otras medidas destructivas de nuestras universidades, apunta a reservar la formación superior para los ricos. Su acción de gobierno ha traspasado ese límite tras el cual una sociedad no puede mirarse al espejo sin sentir vergüenza de sí misma†.

La segunda parte de la carta muestra el compromiso de Riechmann y lanza una propuesta que merece nuestra atención y acaso prácticas paralelas:

“Soy profesor titular de Universidad (y por cierto que uno de los “beneficiados†por su contrarreforma, si de descargarme del “peso de la docencia†se tratase: tengo tres sexenios de investigación consecutivos “vivos†). El injusto e insolidario cambio de las reglas de juego que su indecente RDL 14/2012 establece que nos impulsará, a mí y a otros muchos profesores, a modificar también nuestros criterios: por ejemplo, a la hora de evaluar a nuestros estudiantes. Sabiendo que un suspenso en la convocatoria “boloñesa†de junio/julio (su segundo examen en una asignatura, que daría lugar a una segunda matrícula) los penaliza tan gravemente como usted pretende (y no digamos ya en convocatorias posteriores), barrunto que a partir de ahora mis estudiantes van a tener siempre un buen rendimiento en esas convocatorias…â€

La justificación de su razonable propuesta está entre lo mejor de la tradición del pensamiento crítico y no servil:

“Ante normas injustas e ilegítimas que destruyen el orden básico de convivencia, por más que se publiquen en el BOE, un ciudadano consciente tiene ante sí un camino arduo y excepcional, pero ineludible: la desobediencia civil†.

Jorge Riechmann, que ha leído como pocos escritos del joven Marx, sabe desde la XI tesis Feuerbach que no basta con interpretar el mundo sino que hay que transformarlo. Y que para ello, a veces, hay que jugársela.

No basta, siendo importante, muy importante, con organizarnos, reunirnos en asambleas, movilizarnos, manifestarnos, protestar y ocupar espacios que deben seguir siendo públicos. Hay que pasar –y más pronto que tarde- a otro tipo de acciones. La desobediencia civil ante lo poliéticamente injustificable abre mil caminos. En la Universidad, en los Institutos y en mil lugares más. ¡No en nuestro mundo y con nuestra colaboración!

Para que empiecen a tener un poco de medio, como no paran de apuntar entre otros Josep Fontana, Montserrat Galcerán, Joan Benach y, claro está, el autor de Poemas lisiados. Uno de esos poemas dice lo esencial en tres versos:

Tú ya lo sabes:

donde termina el reino de la mercancía

comienza la vida.

Nota: “Cartas al director†, El País, 10 de mayo de 2012, p. 30.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 271890

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License