Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Balance de 100 días de gobierno ultraliberal. Rafael Silva

Se cumplieron recientemente los primeros 100 días de Gobierno del Partido Popular, esos 100 días que ellos reprochaban a los sindicatos no haber esperado para montarle una Huelga General, pero lo que no decía el Gobierno de Rajoy era que ellos habían puesto patas arriba al país en menos de esos 100 días, desmontando no ya solo el sistema de relaciones laborales, sino un montón más de medidas, incluyendo la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012, que hacían caer al país en la más absoluta precariedad de condiciones.

Efectivamente, más paro, más recesión, más crisis, más sufrimiento para la ciudadanía, es lo que trae el PP con estos 100 días de Gobierno, que además se proyectará en el futuro no para corregir la situación, como ellos dicen, sino para acentuar todavía más el hundimiento del país. Después de este primer período clásico de evaluación, el Gobierno de Rajoy trae subidas de impuestos, precariedad laboral, abaratamiento del despido, ajuste duro de los presupuestos públicos, reforma inadecuada del sector financiero, y otras muchas reformas anunciadas, que se unirán a los recortes ya anunciados en los Presupuestos.

Y como dice nuestro Secretario General del PCE y Portavoz de IU en el Congreso, José Luis Centella, “el Gobierno de Mariano Rajoy se ha ganado en sólo 100 días el mérito de ser considerado el más antisocial de los últimos 35 años†. Y tiene razón, pues estos tres primeros meses del Gobierno más ultraliberal de lo esperado, lo convierten en el Ejecutivo más retrógrado que hemos sufrido desde 1977, después de la Reforma Política para pasar del franquismo a la democracia.

Todo ello va unido además a una especie de prostitución del propio lenguaje político, que bautiza como "reformas" lo que son "recortes", y que en aras de un establecimiento de bases para el futuro, liquida todo el sistema social y laboral que tantos años costó conseguir y consolidar. Acerca la filosofía de lo público a lo privado, corrompe los equilibrios establecidos entre los diferentes agentes sociales, ignora los consensos para legislar a golpe de Decreto-Ley, aprovechándose grosera y prepotentemente de su mayoría absoluta, y da órdenes de brutal represión policial a las movilizaciones ciudadanas que se rebelen contra todo este escenario.

Además, Rajoy (quien dijo antes de las Elecciones que no estaba presionado por nadie), gobierna claramente al dictado de la patronal, supeditado a los mercados y dirigido por la "troika" comunitaria, que entre otras cosas le hizo reformar la previsión de déficit sin importarle que ya estuviera presentado en el Parlamento el techo del gasto. Es más, ha osado explicarle con detalle los Presupuestos a una Comisión del CDU alemán (el Partido de Angela Merkel) antes que a los propios parlamentarios españoles. Todo un lamentable y bochornoso espectáculo, que convierte la política nacional en un correveidile europeo, con la imperiosa necesidad de contentar a nuestros neoliberales socios continentales.

Y tomando de nuevo las palabras de Centella, “frente a quienes le jalean y están agradecidos a la devolución poco a poco de los favores prestados, lo cierto es que la balanza del líder del PP no puede ser más insatisfactoria precisamente para los más castigados por esta larga crisis. Ha subido el IRPF, congelado el salario a los funcionarios, limitado el gasto de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, elevado el recibo de la luz y el gas, y ha llegado a convertir en problema de orden público simples manifestaciones estudiantiles, alentando conductas policiales propias de otros tiempos†.

Pero no queda ahí la cosa. En 100 días ha provocado una Huelga General y las mayores manifestaciones sindicales de la historia de este país, además de perder estrepitosamente la posibilidad de gobernar en Andalucía, evidente muestra de que la ciudadanía no respalda su política ni buena parte de esas propuestas que no aparecían en su programa electoral, pero que, como decía Zapatero, las toma por "responsabilidad política" y porque "son imprescindibles para provocar crecimiento económico y creación de empleo". Tan manidas palabras nos suenan ya a tomadura de pelo, cuando se ven a todas luces los garrafales errores de sus medidas, y lo que provocarán en el futuro. En resumen, después de estos primeros 100 días de Gobierno de Rajoy, podemos afirmar que nunca se hizo tanto daño a tanta gente, en tan poco tiempo.

http://rafaelsilva.over-blog.es/art...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 275211

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio Actualitat politica   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License