Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

EU valora los presupuestos para el 2012 presentados por el PP del Ayuntamiento de Aldaia como un fraude social y un despropósito político

Como alternativa a estos presupuestos, EU ha propuesto reorientar las prioridades de gasto para una lucha efectiva contra el paro y la promoción económica y comercial del municipio, la defensa y desarrollo de los servicios públicos y el desarrollo de una democracia local participativa.

En el pleno municipal de este 29 de febrero, EU (y el resto de partidos de la oposición) han votado radicalmente en contra de los presupuestos presentados por el PP y de las modificaciones de plantilla y despidos de personal municipal anexos a los mismos.

Durante la sesión, el concejal portavoz del grupo municipal de EU, centró su intervención en dos aspectos. Primero, en poner de relieve que los presupuestos de la derecha municipal suben los impuestos directos a la ciudadanía y en cambio van a recortar la plantilla y los servicios municipales, lo que constituye un fraude o engaño evidentes. Además, tampoco incluyen ningún plan o propuesta sustantiva para luchar efectivamente contra los principales problemas y necesidades de la población, lo que constituye todo un despropósito a la luz de las promesas electorales y no electorales realizadas por el PP municipal.

En segundo lugar, el concejal de EU ha señalado que, pese a no haberse facilitado a la oposición tiempo suficiente para estudiar estos presupuestos y poder debatirlos con la ciudadanía, esta fuerza política considera prioritarios tres ejes de actuación y ha propuesto para cada uno de ellos un paquete de medidas para lograr mayores ingresos municipales con los que abordarlos: lucha contra el paro y fomento del comercio local y de la pequeña y mediana empresa; defensa de lo público y de la plantilla y servicios municipales a la población; y desarrollo de la democracia participativa dentro del ayuntamiento y municipio.

En este sentido, Juanjo Llorente, portavoz municipal de EU señala: “Ninguna de las propuestas de la oposición han sido admitidas por la derecha municipal, que se ha cerrado en banda defendiendo un modelo de actuación desde el ayuntamiento basado en recortar servicios y prestaciones municipales para disminuir la deuda y el déficit financiero del ayuntamiento, Y todo ello, pese que Aldaia se encuentra en una situación bastante saneada en comparación con los demás Ayuntamientos de la comarca y con otras administraciones públicas†.

“Una cuestión especialmente grave ha sido, dice Juanjo Llorente, el rechazo terminante del PP a estudiar siquiera otras posibilidades para evitar cerrar Aldaia Radio, que se despida a 8 trabajadores municipales y que se supriman de la plantilla municipal 19 puestos. Frente a tanta cerrazón, que seguramente anticipa un futuro rosario de nuevos recortes y agresiones a la función pública, la única respuesta que nos queda a los trabajadores es la movilización social. Considerando estos hechos, que también se están produciendo en muchos otros lugares y ámbitos, es claro que cada vez resulta más necesaria la Huelga General†.

ANEXO. Intervención realizada en el pleno del 29/2/12 por parte de EUPV

EU está en contra de estos del PP para el 2012 porque recortan los servicios y prestaciones municipales y porque agravan el paro, echando a la calle a 8 trabajadores contratados y reduciendo en otros 19 los puestos de trabajo de la plantilla municipal. Son unos presupuestos, por tanto, que dan MENOS a cambio de Mà S esfuerzo de los ciudadanos que han de pagar más impuestos en estos tiempos de crisis y de malestar social crecientes. Porque suben los impuestos directos para ingresar 750.000 euros más que el año anterior y sin embargo recortan el gasto en personal, servicios y prestaciones municipales en casi 1.200.000 euros. Por eso mismo, los consideramos un engaño a los ciudadanos y ciudadanas de Aldaia.

EU rechaza estos presupuestos, además, porque también son tramposos a la hora de justificar estos recortes. Dice el PP que esta bajada millonaria del gasto público se debe a la deuda municipal tan alta, a que hay que pagar al Estado 995.000 euros de la liquidación del 2009 y a una “drástica reducción†de las transferencias del estado para este 2012. Pero todas estas excusas son medias verdades como mucho.

- La deuda del Ayuntamiento de Aldaia (bancaria o financiera, como quiera decirse) no es de 25 millones de euros, como dijo en la prensa la Alcaldesa hace apenas una semana, sino de menos de 18 millones, lo que sitúa a Aldaia entre los Ayuntamientos más saneados de la comarca y por supuesto en comparación con la Diputación Provincial y con la Generalitat Valenciana.

- La “drástica reducción†de las transferencias del Estado, que señala la Alcadesa en la memoria justificativa de estos presupuestos, es de apenas 110.000 euros. Se pasa de 4,8 millones de euros el año pasado a 4,7 millones que nos transferirá el Estado en el 2012, por lo que en ningún caso puede considerarse esta merma como una “drástica reducción†, extenuante para las arcas locales.

- También se dice en la memoria justificativa que el Ayuntamiento ha de devolver al estado casi un millón correspondiente a la liquidación del ejercicio 2009, pero lo que no se dice es que esta cantidad hay que devolverla en cinco años, mediante cuotas periódicas (¿eran 50 en total?), no durante el 2012.

- Y, por último, frente a la incesante declaración de las muchas deudas y déficits arrastrados por este Ayuntamiento, hay que resaltar que, en realidad, no es malo deber, es malo no poder pagar lo debido, y aún es mucho peor dar la espalda a los problemas y necesidades más básicas de la población priorizando el pago de las deudas y la reducción del déficit público por encima de todo lo demás.

Antes tantas estas excusas y falsas justificaciones para justificar los recortes presupuestarios que se quieren implantar en el Ayuntamiento, hay que preguntarse cuáles son las verdaderas razones de estos recortes que el PP esconde y no quiere mencionar. Para EU los motivos son claros.

Primero, se van a hacer estos recortes porque quienes de verdad mandan en Europa y en nuestro país así lo exigen. Es decir, el capital financiero y las multinacionales que le dictan a Merkel lo que tiene que hacer y que ella a su vez impone a Rajoy y éste al resto de las administraciones públicas en manos del PP. Como veremos aun con mayor contundencia a partir del 1 de marzo, fecha de la aprobación del nuevo tratado europeo de la “gobernanza económica europea†, lo que llaman “los mercados†y las altas instancias del gobierno económico internacional (la “troika†que dicen los griegos) han decidido, pasando por encima de la soberanía de los estados y traicionando los intereses y aspiraciones de los pueblos europeos, que la crisis tienen que pagarla los trabajadores, que la prioridad para mantener el sistema capitalista es combatir el déficit público y restringir todo lo posible los servicios y prestaciones sociales a la población.

En segundo lugar, entrando ya en el ámbito concreto de nuestro Ayuntamiento, desde EU consideramos que se quiere reducir el gasto en personal, servicios y prestaciones municipales para así compensar el despilfarro y la corrupción enraizada en otras instituciones valencianas gobernadas por el PP desde hace muchos años. Por eso, para justificar estos recortes en el Ayuntamiento, el PP de Aldaia no ha querido decir (no aparece detallada entre la documentación aportada) que la Generalitat nos debe un millón y medio de euros y otro medio millón la Diputación provincial. Sin embargo ¿es justo que la derecha municipal recorte a los aldaieros y aldaieras mientras esconde bajo la alfombra esta deuda importante contraída con este ayuntamiento por sus homólogos en las otras administraciones? Pues no, y por eso no debemos consentirlo. Porque los sufridos ciudadanos y ciudadanas de este municipio SI que pagamos nuestros impuestos y queremos recibir a cambio lo que nos corresponde.

Es como si fuéramos un día a un restaurante y, para darnos una alegría, nos pagáramos un menú de 10 euros y luego, después de mucho esperar, viniera el camarero a servirnos un plato con un triste bocata de chorizo, y con muy poco pan, naturalmente, porque “hay que ahorrar†. Al preguntarle al camarero por qué nos servía este bocata que apenas vale 2 euros, casi seguro que nos iba a decir que es porque los otros 8 euros del menú que hemos pagado sirven para sufragar otras cosas. Se pueden haber ido, por ejemplo, al aeropuerto de Castellón que no tiene aviones pero que nos ha costado un pastón a los paganos; o haber volado a alguna cuenta en paraísos fiscales del cuñadísimo pero que no sabía que tenía; o a lo mejor han servido para pagar noches de hotel de lujo con traductoras rumanas a los directivos de Emarsa; y así podríamos citar innumerables ejemplos de cómo nosotros pagamos y luego ellos se lo gastan con total desparpajo.

Y tampoco se pueden justificar estos recortes en las administraciones públicas con el cuento de que como hemos vivido por encima de nuestras posibilidades ahora nos toca apechugar. Esta excusa también es falsa: quienes han vivido y siguen viviendo por encima de nuestras posibilidades no somos nosotros sino ellos: los banqueros que siguen ganando sumas exorbitantes mientras la gente llega a pasar hambre, los altos dignatarios públicos, responsables del despilfarro y de las corruptelas que acabamos de mencionar, y los ricos de toda la vida, que cada vez son más ricos porque los demás somos cada vez más pobres. Esta es la triste realidad que tendremos que cambiar más pronto que tarde: que son sólo ellos quienes han vivido y siguen viviendo por encima de nuestras posibilidades, siempre a nuestra costa.

La primera conclusión es, por tanto, que los presupuestos para el 2012 son un fraude a la ciudadanía, un engaño injustificable. Porque el PP del Ayuntamiento quiere que paguemos más impuestos (750.000 euros más) y darnos a cambio menos personal, servicios y prestaciones municipales. ¿Es esto un verdadero fraude o no? ¿de qué otra manera le podemos llamar?.

Ya hemos visto por qué para EU estos presupuestos son un fraude económico: porque te dan menos a cambio de más, al contrario que en las rebajas de Bonaire, por ejemplo. Pero ahora entraré en más detalles que conducen a considerarlos también como un verdadero despropósito político y electoral. Porque, en las pasadas elecciones, el PP ya conocía bastante la situación de las arcas municipales y sin embargo no hizo más que prometer y prometer: que si 500 puestos de trabajo al año, que si más beneficios para el pueblo y más democracia, etc. Lo mismo que ahora ha hecho Rajoy para ganar las elecciones: prometió que no subiría impuestos y mira por donde, dijo que no hacía falta otra reforma laboral y no ha tardado ni un mes en meternos un decretazo que como luego veremos resulta la agresión más dura a los trabajadores y a los sindicatos desde que acabó la dictadura. Pues bien, en el caso del PP de Aldaia, después de 10 meses en el gobierno municipal, nos presenta un presupuesto que contradice todo lo prometido y que no va a traer mayor bienestar al pueblo, ni mayor democracia y participación ciudadanas sino al contrario.

En materia de información municipal, participación ciudadana y cooperación social, el PP va a cerrar Aldaia radio, despedir a sus 4 trabajadores y disminuir el personal encargado de la atención al público. Además, baja casi un 50% la asignación para el Boletín Municipal (pasa de 35.000 en 2011 a 20.000 euros) y un tercio las subvenciones a asociaciones locales (se pasa de 145 mil a 100 mil euros). Y también hará un drástico recorte en cooperación y solidaridad, que pasa de 120.000 euros en 2011 a tan sólo 40.000 euros de subvención para ONGs. Es decir, que la tradicional partida del 0,7% pasa a representar el 0,1% del total de gastos municipales.

En materia de servicios sociales, aunque se incrementan 180.000 euros las ayudas de emergencia, porque mucha gente lo está pasando muy mal y ya se ha visto que la Generalitat valenciana pasa del tema, en cambio disminuyen también drásticamente otros servicios y prestaciones municipales, comenzando en particular por los planes de igualdad, conciliación familiar o la unidad de respiro familiar y las ludotecas infantiles, que desaparecen sin más de los presupuestos del 2012, quizás para compensar los 180 mil euros mencionados para las ayudas asistencialista. E igualmente, en materia de violencia de género y de atención a personas con problemas de desahucio y violencia urbanística tampoco existen consignaciones sustantivas.

En materia de promoción económica y del empleo, los recortes son igualmente graves. Desaparecen las asignaciones contempladas en los presupuestos del 2011 para el plan de acción comercial (11.741 euros) y de modernización del pequeño comercio (20.000 euros) mientras que por ejemplo el Museo del Abanico ni se menciona. Del mismo modo, el servicio de atención a desempleados queda bajo mínimos por falta de personal y también se suprimen los 20.000 euros destinados en el 2011 a la formación para desempleados. Y lo mismo puede decirse de las consignaciones anteriores al Plan avanza de sociedad de información (30.000 euros). Todo ello conlleva que, faltando personal y presupuesto específicos, la posibilidad desde el Ayuntamiento promover nuevos puestos de trabajo para los y las aldaieras resulta cada vez menos viable. En cambio, el Ayuntamiento si va a continuar pagando muy caras privatizaciones como las del servicio tributario o de limpieza viaria (más de un millón en conjunto), que podrían utilizarse para generar muchos puestos de trabajo. Pero no hay voluntad política.

En materia de educación y cultura también son sustantivos los recortes, comenzando por la dotación de personal y de presupuesto para el TAMA, que disminuyen alarmantemente augurando un futuro incierto de este proyecto emblemático para nuestro municipio. Y en el caso del Centro Matilde Salvador, las perspectivas presupuestarias tampoco resultan favorables, tal como muestran la disminución de los 100.000 euros del año 2011 para gastos diversos a tan sólo 6.500 en el 2012. Y lo mismo puede decirse de las fiestas locales de barrio y fallas, que pasan de 325.000 euros a 160.000, menos de la mitad. En materia de Bilbliotecas y de centros de Educación de adultos y de mayores, también se mantiene la misma política de recorte y tente tieso.

En materia de urbanismo y medio ambiente, seguramente la mejor fotografía de lo que pretenden estos presupuestos la tenemos en el capítulo de las inversiones reales, que experimenta una drástica reducción de más de un millón de euros con respecto al año 2011. Incluso la Mancomunidad del Barrio del Cristo, que en estos presupuestos mantiene y asciende ligeramente las transferencias desde el Ayuntamiento de Aldaia, en el caso de las inversiones para equipamientos y nuevos servicios sufre una merma de casi 40.000 euros. Es decir, que no hay nuevos proyectos, que con recortar por aquí y por allá, el PP ya tiene bastante.

A la luz de todos estos recortes y carencias de los presupuestos para el 2012, resulta aun más claro por qué desde EU los consideramos un despropósito político y electoral. Porque al PP los ciudadanos le han dado el gobierno de este Ayuntamiento en base a unas promesas y compromisos que estos presupuestos contravienen. Porque ni siquiera quienes apoyan y han votado al PP lo han hecho para que recorte y empeore las condiciones de vida de la población, limitándose a gestionar el descalabro financiero de las administraciones públicas que tienen programado las altas instancias, sino para que busquen hasta debajo de las piedras, si fuera preciso, los recursos y dineros necesarios para mejorar la vida de los aldaieros y aldaieras, comenzando por los más desprotegidos. Sin embargo, más allá de las buenas intenciones que siempre hay que presumir, entre las cifras de estos presupuestos para el 2012 no aparece ni un solo proyecto, ni una sola propuesta con dotación presupuestaria significativa, consistente, que avancen en esta dirección. Se trata de un presupuesto enteramente recortador y esquilmador de lo público y por eso lo calificamos como un verdadero despropósito.

Sin embargo, la buena noticia que puede aportar EU después de tan triste panorama es que en estos tiempos de crisis económica y de involución democrática y social, si hay alternativa. Frente a los recortes, frente a los planes de ajuste y los despidos masivos de trabajadores, son posibles y cada vez más necesarias otras políticas y otras medidas como las que planteamos desde la izquierda. En el caso de Aldaia, desde el principio de esta legislatura no hemos dejado de proponer mediante mociones iniciativas concretas para luchar contra el paro y para desarrollar los servicios públicos, para mejorar el bienestar social y la democracia municipal. Además, en EU somos partidarios de que los ciudadanos y ciudadanas participen en las decisiones sobre en qué se gasta su dinero y sobre cuáles deben ser las prioridades de gasto. Pero el PP tampoco ha estado por la labor y sólo nos han dado una semana para que revisáramos su propuesta presupuestaria y tratáramos de mejorarla. Es por ello que a continuación me limitaré a bosquejar sin mayor detalle las principales propuestas de EU:

En primer lugar, es urgente luchar contra el paro que en nuestro municipio llega a casi la mitad de la población activa y que se ceba en las mujeres, jóvenes y mayores de 50 años. Proponemos la dotación de un plan de empleo público para combatir esta lacra social mediante la obtención de mayores ingresos municipales mediante una fiscalidad más justa y solidaria, que grave más a quienes más tienen; mediante la recuperación de los servicios y empresas municipales de gestión privada y estableciendo nuevos yacimientos de empleo, en particular relacionados con el cooperativismo social agrario.

En segundo lugar, consideramos que para paliar los efectos de la crisis, en lugar de recortar servicios públicos de educación, juventud, cultura o servicios sociales, lo que hay que hacer es desarrollar más estos sectores y también apoyar al comercio local y a la pequeña y mediana empresa. Por ello, en lugar de restringir las partidas presupuestarias que hemos comentado hay que incrementarlas exigiendo a las restantes administraciones públicas que nos paguen lo debido y demorando por nuestra parte la cuota anual correspondiente al pago al estado del millón de euros de la liquidación del 2009. Como mínimo, se trata de mantener las partidas de gasto y el personal municipal existentes en el 2011.

En tercer lugar pero no importancia, nuestro municipio arrastra largamente un sustantivo déficit democrático y de participación ciudadana que los presupuestos para el 2012 no pueden dejar de contemplar. Para hacer frente al vandalismo, la violencia de género y los comportamientos antisociales y anticívicos de todo tipo, para mejor gestionar los equipamientos públicos contando con la participación ciudadana y de los trabajadores, son precisas iniciativas específicas de formación y de sensibilización social, así como un reglamento de participación elaborado mediante unas jornadas participativas de toda la ciudadanía. Hace falta, por tanto, dotar una nueva área municipal relacionada con todos estos temas y con mínimos recursos de personal y presupuestarios.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 282226

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License