Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

La lucha sigue

Juanjo Llorente. Concejal portavoz de Esquerra Unida Els Verds Aldaia

El resultado de las elecciones andaluzas ha caído como una losa sobre las esperanzas y aspiraciones de mucha gente de izquierdas. La suma de votos del PSOE y la “izquierda” han perdido por primera vez la mayoría en Andalucía, en virtud de la abstención de más del 40% del censo. Una abstención que, junto con la pérdida de un tercio de su anterior electorado por parte de las opciones mayoritarias (PSOE, PP, Unidos Podemos), trasluce el descrédito cuando no rechazo y “desafección” hacia el actual régimen de representación política de buena parte del electorado, de una población obligada cada día a seguir viviendo bajo condiciones duras, pese a los treinta y seis años de gobierno socialista con coaliciones más o menos progresistas e infinidad de promesas incumplidas.

Este 2 de diciembre, como ya se vio en 2015 (con el éxito de Podemos) también ha supuesto un sustantivo incremento de las opciones más radicales de derecha e izquierda. Crecieron Ciudadanos y Vox, considerados “nuevos” frente a “los de siempre”, pero también el PACMA (animalistas), que sacó el doble de votos que en 2015 (70.000), así como diversas candidaturas de izquierda testimonial que obtuvieron más de 60.000 votos cuando en 2015 apenas sumaron 10.000. Y ahí están los 57.000 votos en blanco y los 81.000 nulos. Cabe considerar, en consecuencia, que los más de 2 millones de abstencionistas y cientos de miles que han optado por un voto de rechazo a la situación actual, expresan en realidad la búsqueda de un cambio político de un signo u otro, volviendo hacia el tardofranquismo mediante una espiral infame de recortes sociales, de libertades y represión política, o bien avanzando hacia una nueva sociedad. Un cambio que para la izquierda exige acabar con un régimen de monarquía parlamentaria que sigue siendo incapaz de garantizar el bienestar de la población y que ha venido impulsando unas políticas de recortes y miseria que siguen promoviendo la desigualdad y el secuestro de las libertades y derechos democráticos, no ofreciendo ningún futuro a la gran mayoría. Por eso la exigencia de cambio, un cambio que debe significar mucho más que incrementar la representación institucional sumando apoyos supuestos de electorados pretéritos.

Antes que simples componendas parlamentarias, precisamos articular un frente único de la izquierda con un programa que incluya y defienda las reivindicaciones de los trabajadores y trabajadoras, de la juventud, mujeres, pensionistas y demás sectores populares. Un programa que no puede pergeñarse en los despachos sino al calor de las movilizaciones en curso para defender nuestros derechos sociales y democráticos, como mejor forma de seguir allanando el camino hacia la III República.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 398683

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Entitats i associacions   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License