Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Alerta pensiones

Artículo para El Periódico de Aquí. Enero 2018

Hace unos días el PSOE planteó en el Parlamento crear un impuesto para “salvar” el sistema de pensiones de la Seguridad Social. Es cierto que este sistema público ingresa actualmente menos de lo gastado, pero igual ocurre en la sanidad, la educación y los demás servicios públicos. Todos ellos, como señala el economista E. Garzón, aisladamente del resto de las finanzas públicas se encontrarían en déficit, por eso se financian con los ingresos ordinarios del Estado y de las demás Administraciones Públicas. ¿Por qué no pasa lo mismo con las pensiones? porque así se decidió en 1996 con el Pacto de Toledo entre socialistas y partidos de la derecha, bajo la excusa de que separar la financiación de las pensiones del resto de finanzas públicas impediría a los gobernantes de turno recortarlas a través de los presupuestos generales del Estado. Sin embargo, tras las reformas del sistema en 2011 y 2013, impulsadas respectivamente por los gobiernos de Zapatero y de Rajoy, se han venido recortado las pensiones por diversas vías: aumentar la edad de jubilación, congelar su revalorización o desvincularla del crecimiento de los precios, ajustarlas a la esperanza de vida... y lo que falta por venir.

En realidad, lo que se pretendió en el Pacto de Toledo y se pretende ahora con la falsa imagen de insostenibilidad, propalada ante la opinión pública con la reiterada colaboración socialista, es convertirlas en pensiones asistenciales para seguir abriendo camino a los planes privados de pensiones que sólo podrán disfrutar los y las más pudientes. Con su discurso neoliberal la derecha real quiere hacernos creer que los déficit públicos son malos y que hay que evitarlos, pero esto es sólo una excusa para justificar mayor desigualdad y nuevos recortes en el Bienestar de la población. Las empresas recurren constantemente al déficit para llevar a cabo sus actividades (endeudándose para adquirir inmuebles y maquinaria), al igual que lo hacen muchas familias (endeudándose para comprar viviendas o electrodomésticos) y no pasa nada. ¿Por qué no debe hacerlo el Estado para financiar los servicios públicos y fomentar la actividad económica? Y ojo que no sugerimos endeudarse sin ton ni son. Recurrir al déficit (público o privado) es habitual e incluso necesario, no tiene nada de malo siempre que se realice en favor de la mayoría social y bajo unos controles públicos hoy casi inexistentes.

No hay ninguna necesidad de acabar con el déficit de la Seguridad Social, si integramos de nuevo las pensiones en el resto del marco de financiación pública, como plantea el artículo 109.2 de la Ley General de la Seguridad Social, que dice que el Sistema de la Seguridad Social… “descansa en las cotizaciones sociales, complementadas por aportaciones del Estado al Presupuesto de la Seguridad Social” . Se puede mantener déficit en las pensiones igual que se mantiene en la sanidad y demás prestaciones públicas, como hacen otros países. ¡Basta de tergiversaciones y recortes!. Lucha si quieres un futuro mejor.

Aldaia, 23 enero 2018

Juanjo Llorente. Concejal EU Verds



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 371285

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License