Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Moción por la integración en la Red de Municipios de Acogida de personas refugiadas, cumpliendo los compromisos correspondientes

Los concejales y grupos municipales abajo firmantes, al amparo de lo dispuesto en el Reglamento de Organización de la Entidades Locales, presentamos, para su aprobación, la siguiente moción

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Actualmente vivimos, seguramente, la peor crisis de personas desplazadas desde la Segunda Guerra Mundial. Se trata de una crisis de derechos humanos pero también de solidaridad internacional y nacional; de una barbarie provocada por la sucesión de conflictos armados, guerras “civiles” y episodios de injerencia de segundos y terceros países que amenazan con degenerar aún más, en caso de no tomarse urgentes medidas correctoras. Pero la responsabilidad en este escenario de la UE y sus políticas migratorias es tan evidente como ilegítimas e ilegales son sus estrategias, desde el punto de vista de la legislación internacional en materia de derechos humanos y más aún del derecho universal al asilo y refugio.

La triste realidad es que los gobiernos europeos vienen actuandon de una manera probablemente sin parangón en nuestra historia moderna. En septiembre de 2015 se estableció un programa europeo de reubicación de emergencia, mediante el que los Estados miembros se comprometieron a acoger hasta 160.000 personas desde Italia y Grecia (y en su caso desde otros Estados miembros), antes de septiembre de 2017. Es decir, en el plazo de un año. Sin embargo, en el conjunto de países de la UE, el número total de reubicados hasta la fecha es de menos de 12000, es decir solo un 7% de lo comprometido. En el caso concreto de España, el compromiso era acoger a 18.000 personas y han llegado solo 1.000, un 5% de lo comprometido, al tiempo que en el País Valencià todavía es menor el porcentaje acogido, al haberse propuesto residencias inapropiadas y por los desencuentros constantes con el Gobierno de Madrid.

Este tira y afloja entre dos instituciones que han incumplido claramente sus compromisos internacionales, contrasta enormemente con la voluntad de los ciudadanos europeos y la sensibilidad social existente en nuestro país y territorio. Las movilizaciones en favor de los derechos de los refugiados y desplazados, así como datos de encuestas recientes del Eurobarómetro son un buen ejemplo de que, una vez más, la ciudadanía está muy por encima de las instituciones (85% de los ciudadanos del Estado español y el 65 % de los ciudadanos europeos están a favor de ayudar a las personas refugiadas).

Otra prueba de ello la tenemos en la gran repulsa social provocada el año pasado por el infame acuerdo firmado el 18 de marzo entre la Unión Europea y Turquía, tildado como "acuerdo de vergüenza". Porque este acuerdo aprobó la expulsión de las personas llegadas a Grecia a Turquía, independientemente de su edad, su nacionalidad, su situación personal o la razón por la que los obligó a huir de su país. La primera y gran consecuencia de este acuerdo ha sido que las personas refugiadas siguen llegando a Europa, pero ahora lo hacen a través de rutas más inseguras, fundamentalmente a través del Mediterráneo central, en el que ya han perdido la vida más de 25.000 desde el inicio de la Guerra en Siria. La preocupación fundamental de la UE no es proteger ni acoger a estas personas, sino simple y llanamente evitar que lleguen a Europa.

Por otra parte, según parece, ya es conocido que la Comisión Europea va a instar de forma urgente a los Estados miembros implicados en el programa de reubicación, entre ellos España, para aumentar considerablemente sus compromisos de acuerdo con el tamaño de sus asignaciones y acelerar los plazos de respuesta a las solicitudes de reubicación. Además de que también tendrán que informar de los motivos de denegación cuando estos se produzcan. E igualmente habrán de aumentar su capacidad de acogida.

En definitiva, no es tolerable ver a personas que viven en condiciones infrahumanas sufriendo las inclemencias del frío y del hambre, mientras los países de la Unión Europea incumplen no solo sus compromisos humanitarios, sino lo que es más grave, las leyes y convenciones internacionales. Al tiempo que también asistimos a crecientes discursos y decisiones xenófobas por parte de muchos Estados miembros, cierres de fronteras, utilización de pulseras para señalar a las personas refugiadas, expropiación de sus bienes, etc. Todo ello, junto al auge de la extrema derecha, galopando a lomos de un agresivo discurso anti inmigración.

Desde la izquierda reclamamos vías seguras para los refugiados y condenamos que los gobiernos de los diferentes Estados miembros y la propia UE capitulen ante la oleada de xenofobia y racismo que atraviesa el continente. No existe una crisis de refugiados en Europa, sino que la llegada de refugiados –menos del 1 por ciento de la población europea– está poniendo en evidencia la crisis insalvable de la propia UE.

Cabe recordar también, en este sentido, que el pasado 20 de abril se reunió el Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE en Nicosia y aprobó una resolución impulsada por la FEMP en la que se sientan las bases de unos compromisos comunes y un marco de colaboración estable entre los Gobiernos Locales de los países miembros para buscar soluciones urgentes, y propiciar medidas duraderas que permitan abordar la dramática situación de miles de personas a las puertas de Europa.

La Declaración aprobada recoge, además, la importancia de abordar en origen las causas de los desplazamientos, así como la necesidad de dotar de recursos económicos y materiales suficientes a los Gobiernos Locales, que son quienes de manera principal y prioritaria deben proveer de servicios públicos a estas personas. Asimismo, los municipios y regiones reclaman el respeto de la autonomía local y el refuerzo de la Cooperación Descentralizada, como herramienta esencial para el fortalecimiento de las capacidades de los gobiernos locales en la acogida de personas refugiadas.

Los objetivos de la Red de Municipios de Acogida de personas refugiadas son:
- Elaborar un protocolo de acogida de personas refugiadas en coordinación con las instituciones y las entidades colaboradoras.
- Propiciar el intercambio de información y experiencias con el fin de fortalecer los procesos de acogida e integración de las personas refugiadas en los municipios españoles.
- Mejorar el acceso de las personas refugiadas al catálogo básico de servicios sociales de las Entidades Locales, contemplando las necesidades específicas de estos colectivos.
- Poner en marcha acciones formativas dirigidas al personal municipal sobre, entre otras, cuestiones como el empadronamiento, los servicios básicos, los procesos de escolarización o de formación ocupacional.
- Generar espacios de participación de todos los actores sociales de la localidad destinados a intercambiar experiencias y promover acciones conjuntas dirigidas a favorecer la inclusión social, prevenir situaciones de riesgo y promover la convivencia ciudadana en el entorno local.
- Converger esfuerzos de prevención, asistencia y sensibilización, especialmente en lo que se refiere a la proximidad a la ciudadanía, acercando las respuestas y ofreciendo un enfoque comunitario.
- Diseñar estrategias conjuntas que den cauce a iniciativas de empoderamiento y mejora de la autoestima de las personas.
- Estimular la participación ciudadana, especialmente a través del voluntariado.

Para el cumplimiento de los objetivos planteados por la red de Municipios de Acogida de Refugiados, se desarrollarán actuaciones de información, sensibilización, asesoramiento, formación y elaboración de un inventario de recursos locales.

Por todo ello, los concejales y grupos municipales que suscriben, proponemos al Pleno del Ayuntamiento la adopción de los siguientes

PROPUESTAS DE ACUERDO

1. Este Ayuntamiento manifiesta su voluntad expresa de adherirse a la Red Española de Municipios de Acogida de Refugiados y cumplir sus fines.

2. Solicitar a la FEMP la incorporación del Ayuntamiento a la Red de Municipios de Acogida de Refugiados, desarrollando un plan de acogida que incorpore recursos municipales y un programa definido de actuación hasta acabar este año.

Aldaia, 8 marzo 2017

FIRMANTES: - Juanjo Llorente (concejal EUPV Los Verdes) y Eugenio Corraliza (concejal No adscrito)



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 278551

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License