Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Unidos Podremos

Colaboración para el Periódico de Aquí edición de enero 2017 (incluye 50 palabras más)

Dijeron que permitirían un gobierno de Rajoy porque, luego, en el parlamento, podrían imponerse por mayoría políticas progresistas. Pero no está ocurriendo esto, al contrario. Poco después, los socialistas también votaron junto con el PP un techo del gasto impuesto por la Troika que supondrá un recorte importante de servicios públicos, y ahora se aprestan a respaldar permitiendo los presupuestos del PP para 2017. Así, pese a tener sólo 137 diputados frente a los 213 restantes, el PP está consiguiendo bloquear todas las iniciativas sustantivas de la izquierda o siquiera progresistas, ya que la legislación permite al gobierno de turno vetar la tramitación de cualquier proyecto de ley de la oposición que suponga un incremento del gasto presupuestario; y por la complicidad del Tribunal Constitucional para garantizar este derecho a veto. Todo esto ocurre con un gobierno del PP en minoría parlamentaria ¿Qué pasaría si aun tuviera mayor representación? Es decir: se vuelve a confirmar lo que plantea la izquierda real desde hace mucho, que este régimen de monarquía parlamentaria es en realidad una “simulación” de democracia para preservar el poder y los privilegios del gran capital financiero y sus secuaces.

No puede entenderse de otra manera que, bajo un gobierno Rajoy minoritario, en el Parlamento se haya instalado una dinámica entre los grupos supuestamente “progresistas” y “de oposición” de suma cero, salvo la excepción más testimonial que significativa de Unidos Podemos y algunas minorías. Incluso ya está calendarizada esta pantomima: la “oposición” escenifica sucesivos ataques al Gobierno cada martes (día en que se debaten las proposiciones no de ley) y cada miércoles (con interpelaciones al Gobierno), para pasar a la “realpolitik” los jueves, día en que tocan las proposiciones de ley del Gobierno, que son las únicas que prosperan por las trabas antedichas. Así llevamos casi un año, un año en que empieza a verse el plumero al juego de presentar proposiciones no de ley derogatorias de esta o aquella contrarreforma… pero que al final la dejan en pie. Esto es lo que ha ocurrido con la LOMCE, la "ley mordaza", el incremento del SMI, la reforma laboral y tantas otras pendientes, como el sustancioso capítulo de las pensiones, a las que pronto meterán mano, como acreditan los titulares de la prensa del régimen, propalando mensajes como: “Los próximos jubilados cobrarán un 7,5% menos”, recorte justificado porque en 2019 entrará en vigor el “factor sostenibilidad” exigido por la UE.

La consecuencia que se desprende de esta situación es que los próximos meses y años van a ser conflictivos para quienes no renunciamos a nuestros derechos y libertades. Porque las instituciones del capital financiero y del régimen exigen a Rajoy continuar hasta el infinito con sus “reformas”. De modo que, cada vez más, la única salida sigue siendo la movilización y la lucha en todos los ámbitos, desde las empresas y calles hasta las instituciones. Sólo unidos los trabajadores y trabajadoras podremos abrir un futuro de esperanza para todos y todas.

27 enero 2017

Juanjo Llorente SG PCPV Horta Sud y concejal de EUPV Aldaia



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 282226

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License