Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Moción conjunta para la puesta en marcha de los presupuestos participativos del 2017 en el municipio de Aldaia

Joan Carles Andrés Raga, Juanjo Llorente Albert y Eugenio Corraliza Tortosa, Portavoces respectivos de los Grupos Municipales de Compromís, EU Verds y concejal no adscrito del Ayuntamiento de Aldaia, en nombre y representación de los mismos, mediante el presente escrito, y en uso de las atribuciones que nos confiere el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales (aprobado por Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre), elevamos al Pleno de la Corporación para su debate.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Junto con muchas otras disposiciones legislativas y normativas, el artículo 169 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales, establece el principio de publicidad, reconociendo el derecho a la información que tienen los ciudadanos y ciudadanas sobre los presupuestos públicos como requisito indispensable y previo a su aprobación. Esto supone la obligación de abrir un período de información pública de quince días y, una vez aprobado, mantener a disposición del público una copia del Presupuesto y de sus modificaciones a efectos informativos. Sin embargo, no están articulados mecanismos, ni de forma física ni de forma telemática, para facilitar la participación ciudadana y, por tanto, se está desaprovechando la aportación, colaboración y potencial de la ciudadanía en la elaboración de los presupuestos municipales.

En los últimos años muchos municipios del Estado han comenzado a desarrollar la experiencia de instaurar fórmulas de presupuestos participativos, definidos como la forma de participación de la ciudadanía en la gestión municipal, mediante el cual, las vecinas y vecinos pueden participar de forma real y activa en la elaboración del presupuesto municipal. La democracia es real cuando se ejerce en los espacios de toma de decisiones y se favorece la participación directa de la ciudadanía en la toma de decisiones. Además, los presupuestos participativos tienen múltiples ventajas, como promover la participación activa, buscar soluciones colectivamente a las necesidades y demandas, fomentar la transparencia, la eficiencia y la eficacia en la gestión municipal, fomentar la reflexión activa, la corresponsabilidad y la solidaridad y mejorar la comunicación ciudadanía - administración.

El proceso de implementación de un presupuesto participativo debe ir acompañado de una serie de pasos y contenidos indispensables, pero lo más básico es que exista una verdadera voluntad política, incluso más allá de la aprobación plenaria. Es decir, un verdadero interés y ganas por comenzar a introducir esta garantía de transparencia y democracia, al menos en forma de prueba piloto sobre una parte del presupuesto. Antes de ponerlos en marcha, debemos hacernos tres preguntas que determinarán el tipo de proceso participativo que queremos activar: ¿cómo se participa?, ¿quiénes participan? y ¿para qué se realizan? Estas tres preguntas abren la puerta a muchos tipos de procesos participativos, siendo los mas usuales los de estilo mixto, ya que inciden en la necesidad de que el proceso sea explicativo para dar a conocer a la ciudadanía que es un presupuesto municipal, cómo se desarrolla, para qué, y por qué presenta capacidad de toma de decisiones.

En cuanto a la segunda pregunta, el cauce de participación también debe ser de tipo mixto, pues resulta más enriquecedor y da una visión más amplia y cercana de lo que nuestras vecinas y vecinos aportan al presupuesto participativo. En este sentido, participarían tanto las organizaciones vecinales y de otro tipo, como las personas interesadas a título individual. Y la respuesta a para qué se realiza este proceso nos indica si meramente se pretende informar, consultar o decidir. En este caso, las experiencias apuntan también hacia una función mixta, encaminada a que la ciudadanía esté informada pero con el objetivo final de que llegue a poder tomar decisiones vinculantes. Procesos de este tipo demuestran que la democracia participativa, directa y representativa pueden coexistir y de hecho deben hacerlo, ya que se complementan. No debemos pensar que esto sea una pérdida de poder institucional, al contrario, para el Ayuntamiento recabar el apoyo ciudadano a las decisiones sobre como gestionar los recursos constituye una gran legitimación de su actividad.

Por otra parte, se recomiendan unos pasos básicos a seguir para la puesta en marcha de los presupuestos participativos. El primero de ellos es el planteamiento y compromiso político, de forma clara y decidida, con honestidad y transparencia, tanto del equipo de gobierno como del resto de concejales y concejalas de la corporación, participando activamente todos y todas en este proceso. En segundo lugar, hay que decidir desde el inicio qué partidas del presupuesto se someten a debate. La mayoría de experiencias indican que en una primera fase podría limitarse al capítulo de inversiones, pero también se pude ir más allá y reservar una parte del gasto corriente destinado a actividades, servicios o subvenciones de diversas áreas, incluyendo bienestar social, para someterlo a debate ciudadano.

En tercer lugar, se debe realizar un trabajo de concienciación y sensibilización para que el mayor número de personas y organizaciones participe. Dentro de este punto cabe destacar la necesidad de publicitar el proceso participativo, con la participación tanto de asociaciones como de la ciudadanía no asociada. La capacidad de difusión, publicidad e información será imprescindible para otorgar el correcto protagonismo a la ciudadanía y fomentar así su implicación. En algunos municipios se ha incluido algún punto de elaboración de propuestas desde los centros escolares, puesto que el alumnado también es ciudadanía y tiene sus propias demandas.

En una cuarta fase del procedimiento, se establecen las reglas del juego mediante un auto-reglamento que puede diseñar la propia ciudadanía en sus asambleas, a fin de garantizar el buen funcionamiento de las propuestas y tramitación de las mismas. Durante el proceso de elaboración del auto-reglamento se debe decidir como difundir el proceso participativo, en qué zonas del municipio se va a llevar a cabo, cómo coordinar y gestionar las asambleas, canalizar las propuestas recibidas y definir un órgano de gestión y seguimiento de las propuestas elaboradas. El documento será expuesto para recibir aportaciones.

En quinto lugar habrá que elegir un grupo motor, formado por ciudadanía no asociada y representantes del sector asociativo, además de personal técnico y político del ayuntamiento. Previamente, se suelen convocar unas jornadas para dar a conocer qué es un presupuesto municipal y cómo se pueden realizar aportaciones al proceso participativo de su elaboración. A mayor información, más implicación.

Aldaia es un municipio plural con barrios muy distintos. La ciudadanía debe empoderarse y ser parte activa de las decisiones importantes. Mecanismos como éste, que fomentan una democracia real y participativa rebasando la meramente representativa y que permite que la ciudadanía sea responsable también del reparto de recursos, esta haciéndose cada vez mas frecuente en muchos territorios. Además, este Ayuntamiento dispone de un personal técnico altamente cualificado y un cierto bagaje en el plano asociativo, por lo que se dan las condiciones para la puesta en marcha de los presupuestos participativos. Sólo falta la existencia de una verdadera voluntad política en esta Corporación, asumiendo un reto como éste luego de haber transcurrido casi media legislatura.

Por todo lo anteriormente expuesto proponemos la adopción de las siguientes

PROPUESTAS DE ACUERDO

PRIMERO.- El Ayuntamiento de Aldaia iniciará sin más demoras la implantación de un proceso de elaboración y posterior aprobación de presupuestos participativos para nuestro municipio, estableciendo un plazo de dos meses para su puesta en marcha definitiva, contando con la participación activa y la implicación de la ciudadanía, tanto organizada como individualmente, así como de los distintos sectores socio-económicos.

SEGUNDO.- Tomando en consideración los aspectos desarrollados en la exposición de motivos de esta moción, poner en marcha una experiencia piloto de presupuestos participativos en al menos los capítulos de transferencias corrientes e inversiones reales para el año 2017, correspondientes mayormente a las transferencias y subvenciones a otras entidades, en particular la Mancomunidad del Barrio del Cristo, así como los equipamientos y obras públicas prioritarias.

Aldaia, 14 noviembre 2016

Joan Carles Andrés Raga, Juanjo Llorente Albert y Eugenio Corraliza Tortosa

PORTAVOCES GRUPOS MUNICIPALES DE COMPROMIS, EU VERDS Y CONCEJAL NO ADSCRITO DE ALDAIA



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 287799

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License