Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

EU Verds de Aldaia presenta moción en el Ayuntamiento de apoyo a las Marchas de la Dignidad convocadas para el 28 de este mes, contra el recorte estatal de 10.000 millones exigido por Bruselas y contra la participación española en el TTIP

EU Verds presentará al pleno de mayo una petición de apoyo institucional a las Marchas de la Dignidad convocadas para el próximo 28 de este mes en las principales ciudades, como respuesta a las consecuencias que la crisis económica y las medidas de austeridad puestas en marcha están teniendo sobre millones de personas. La formación política confía en obtener el máximo apoyo de los grupos políticos a estas mociones y hace un llamamiento a colectivos sociales y a la población a la movilización para que el 28 de mayo sea un clamor social contra “el austericido, que solo beneficia a unos pocos y perjudica a la clase trabajadora”.

Esta moción (ver abajo), busca en primer lugar, manifestar el apoyo a las movilizaciones previstas para el 28 de mayo, “asumiendo su denuncia de la situación por la que atraviesan millones de personas y la exigencia de buscar alternativas que garanticen la recuperación de derechos quebrados con la excusa de la crisis económica -señala Juanjo Llorente, concejal de EU Verds-”.

“Del mismo modo, sigue diciendo Juanjo Llorente, la moción también plantea -en la línea de otra moción ya presentada y que se aprobó por unanimidad- que el Ayuntamiento se declare opuesto al TTIP, y en defensa de los servicios públicos básicos para la solidaridad y redistribución social, sumándose de esta manera a las movilizaciones que exigen pan, trabajo, techo, dignidad, yen definitiva recuperar la soberanía del estado frente a la UE del capital y los mercados. Esto es más necesario, si cabe, considerando el nuevo ajuste de más de 10.000 millones de euros exigido por Europa y que va a suponer el quebranto definitivo en servicios públicos fundamentales para una población que lleva demasiado tiempo viendo cómo se recortan sus derechos”.

“Finalmente, dice Juanjo Llorente, la moción también contempla que se inste a la Generalitat valenciana y al futuro Gobierno de la nación a poner en marcha políticas que antepongan el bienestar de las personas sobre el interés económico, y en particular que asuman los puntos programáticos defendidos por las Marchas de la Dignidad en materia de pan, trabajo, techo y derechos”.

Moción de EU Verds en apoyo a las Marchas de la Dignidad convocadas para el 28 de mayo para reivindicar “pan, techo, trabajo y dignidad” para todos y todas

Juanjo Llorente Albert, Portavoz del Grupo Municipal de EU Verds en el Ayuntamiento de Aldaia, en nombre y representación del mismo, mediante el presente escrito, y en uso de las atribuciones que le confiere el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales (aprobado por Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre), eleva al Pleno de la Corporación para su debate.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

EI próximo 28 de mayo, las Marchas de la Dignidad vuelven a las calles de las principales ciudades españolas, exigiendo que se escuche la voz del pueblo frente a los poderes económicos y organizando diversas movilizaciones y acciones para visualizar la quiebra de los derechos y conquistas sociales de la clase trabajadora, conseguidas tras largos años de lucha. Para las Marchas de la Dignidad, la movilización es la acción de unidad popular más enérgica para la transformación política y social. La razón principal de este nueva convocatoria del 28 de mayo es que nada ha cambiado a mejor. Las consecuencias de la crisis se siguen agudizando con las políticas de recortes impuestas por la troika contra la mayoría social trabajadora. Unas políticas que están dejando a la ciudadanía sin trabajo, sin casa, sin sanidad, sin pensiones, sin educación, sin estudios y sin futuro.

Mientras los poderes públicos regalan cientos de miles de millones a la banca transformándola en deuda pública que pagan las trabajadoras y los trabajadores. La reforma del artículo 135 de la constitución, que prioriza el pago de la deuda y los beneficios a los especuladores al bienestar y a los derechos de la mayoría social, hipoteca la soberanía popular a los dictados de la UE, del BCE y el FMI. Es inadmisible que quieran pagar su deuda a costa de nuestros servicios públicos, nuestros derechos y nuestro empobrecimiento. La descomposición del régimen del 78 y su constitución que no reconoce los derechos de las personas, los pueblos y naciones del estado, es hoy un papel mojado en cuanto a derechos y libertades.

La única salida que nos ofrece el actual régimen político es seguir manteniendo los beneficios de los mismos que nos han llevado a este estado de excepción social en detrimento de las clases populares, cerrando empresas, dejando a sus trabajadores en la calle, adueñándose de nuestras viviendas y reduciendo nuestras pensiones. Las tasas de paro alcanzan niveles escandalosos de más del 24% haciéndose más patentes en las mujeres (la brecha salarial alcanza el 24%) y la juventud (más del 50%). Cerca de tres millones de personas carecen de ingresos afectando a más de medio millón de hogares. La figura del trabajador pobre es ya hoy una realidad a través de la precariedad laboral.

Pero la clase trabajadora no tiene por qué aceptar condiciones laborales de precariedad y esclavitud. Es necesario que se reconozca el derecho a la subsistencia proclamado en la Declaración Universal de los DDHH y a unas condiciones de vida dignas, mediante el acceso universal a sistemas de trabajo garantizado.

La vivienda ha sido uno de los principales bienes de extracción de renta de los trabajadores y las trabajadoras. Se convierte una necesidad básica recogida como derecho constitucional en un bien para mercadear y especular. La solución al problema no pasa por la propiedad y el mercadeo si no por una iniciativa pública, democrática y al servicio del pueblo.

Ante ello y como respuesta a la movilización social contra estas criminales políticas, el gobierno aumenta la represión contra el pueblo. Las distintas leyes de represión tienen por objeto recortar los derechos y libertades. Pretenden silenciar la voz de los pueblos que sufren y a los que empobrecen como medio para la dominación y explotación.

Las intervenciones de la OTAN en distintos puntos del mundo son las responsables del drama de los refugiados. Generando guerras imperialistas y haciéndonos cómplices de las masacres a otros pueblos. Las soluciones al fenómeno migratorio que se están produciendo son estrictamente represivas, policiales y violan los derechos humanos fundamentales de las personas.

Del mismo modo, las negociaciones secretas que se vienen desarrollando en torno al TTIP constituyen una grave amenaza contra los servicios públicos e incluso los propios Ayuntamientos democráticos, que quieren convertir en meras oficinas recaudatorias para que las multinacionales puedan “hacer su agosto”, y por tanto contra las condiciones de vida de la población.

Desde EU Verds consideramos imprescindible llevar la movilización a las calles y a las instituciones, ponerse en pie y decir basta. La movilización organizada, la participación y la lucha abrirán las puertas de un mañana mejor para el conjunto de la población. Por todo ello, proponemos a esta Corporación las siguientes

PROPUESTAS DE ACUERDO

PRIMERO. Este Ayuntamiento acuerda manifestar su apoyo a las movilizaciones previstas para el 28 de las Marchas por la Dignidad, asumiendo su denuncia de la situación por la que atraviesan millones de personas y la exigencia de buscar alternativas que garanticen la recuperación de los derechos básicos de todas las personas a unas condiciones de vida dignas.

SEGUNDO.- Este Ayuntamiento reitera su apoyo favorable a declarar Aldaia como municipio opuesto al TTIP, defendiendo los servicios públicos básicos para satisfacer las necesidades y demandas de la población, sin más recortes ni privatizaciones.

TERCERO.- Este Ayuntamiento acuerda instar al Gobierno de España que pueda surgir de las próximas elecciones del 26 de junio a no asumir ningún recorte adicional en sus presupuestos. Pues el “ajuste” de mas de 10.000 millones de euros que exige la UE supondría un quebranto definitivo de servicios públicos fundamentales para una población que lleva demasiado tiempo viendo como se recortan sus derechos.

CUARTO.- Este Ayuntamiento acuerda Instar a la Generalitat Valenciana y al futuro Gobierno de la nación para que pongan en marcha cuanto antes políticas que antepongan el bienestar de las personas sobre el interés económico, y en particular que defiendan los puntos proqramáticos defendidos por las Marchas de la Dignidad y la movilización del 28 de mayo por “pan, techo, trabajo y dignidad” para todos y todas.

Aldaia, 4 mayo 2016



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 291437

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License