Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

La lucha continúa. Juanjo Llorente (EU-PCPV Horta Sud)

Colaboración de 350 palabras para el Periódico de aquí

Vivimos tiempos de esperanza porque, en relativos pocos meses y sucesivas elecciones, ha cambiado bastante el mapa político valenciano y español. Muchos Ayuntamientos, Comunidades Autónomas e incluso ahora las Cortes españolas, presentan una composición más plural y democrática, mientras que las mayorías absolutas y los consensos que durante décadas aprovecharon alternadamente PP y PSOE han dejado paso a nuevos referentes y a una mayor presencia de lo que podemos considerar fuerzas del cambio. Escenario que, como ponen de manifiesto estos días las dificultades para conformar un gobierno de la nación, o para encajar las legítimas aspiraciones de los pueblos de España, atestigua una crisis profunda de este régimen de monarquia parlamentaria que venimos padeciendo ya 40 años. Crisis sobrevenida por la imposición desde las instituciones públicas gobernadas por el bipartidismo de políticas neoliberales y una corrupción estructural y nepotismo que, además de gran desafección ciudadana, siguen provocando crecientes desigualdad y deterioro de las condiciones de vida de las clases populares.

Pero, frente a esta pérdida histórica de derechos y garantías para la clase trabajadora y los pueblos de nuestro país y estado, también se ha venido produciendo una progresiva articulación de la movilización social y ciudadana y su evolución cualitativa desde la mera protesta a la conformación de alternativas políticas e institucionales unitarias, como son los Guanyem y demás experiencias de unidad popular que han conseguido un importante respaldo electoral. Alternativas que todavía no han cristalizado en un sólo referente y proyecto de cambio social, para lo que aun resulta más necesaria la convergencia de la izquierda anticapitalista, antipatriarcal, pacifista y republicana, de la que tanto IU como el PC forman parten. Una convergencia que debe ser no sólo programática o electoral y que, si bien ahora alcanza algunos Ayuntamientos y CCAA de forma bastante parcial y limitada, para fortalecerse debemos extenderla al terreno de la lucha social y económica, desarrollando en cada territorio, sector y centro o empresa organizaciones unitarias de base, independientes de las actuales instituciones públicas y con clara vocación de avanzar hacia un futuro régimen político de verdadera democracia social y económica.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 282226

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License