Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

El PCPV en el proceso de Ahora en Común y ante las elecciones generales

Informe al Comité Central del 10 de octubre 2015 aprobado por Unanimidad

El pasado 7 de Junio, tras la celebración de las elecciones municipales y autonómicas, el Comité Federal del PCE consideraba que “sería posible la derrota del bipartidismo si se conseguía generar un espacio de unidad que se referenciase en el imaginario de quienes sufren la crisis en España”, y apostaba por “lanzar el reto a todas las fuerzas políticas, sociales, sindicales y ciudadanas a configurar ese espacio”.

Dicho espacio, que se fue configurando bajo la denominación de “Ahora en Común”, se empezó a desarrollar en todo el Estado, no con pocas dificultades y contradicciones, y ante el escepticismo de buena parte de la militancia que no se había sentido partícipe de dicha apuesta y que seguía confundida por los mensajes contradictorios y los conflictos que se vivían en seno de la dirección de Izquierda Unida.

La apuesta por la Unidad Popular topaba con la confrontación de dos visiones contrapuestas sobre la manera de construirla. Una, la que sometía a todas las organizaciones y personas a la voluntad de los dirigentes de Podemos, y otra la que apostaba por crear espacios de unidad donde todas las fuerzas participasen en igualdad de condiciones y donde se ligase la lucha social a la lucha electoral. A esta última visión sobre la Unidad Popular el Comité Central del PCPV realizó su aportación el 6 de septiembre de 2014, donde aprobó por unanimidad el documento “Hacia un FRENTE POPULAR por la Revolución Democrática y Social en el País Valenciano” y donde ya se señalaba que “no solamente se trata de comprometer a las fuerzas políticas en el espacio institucional, sino al conjunto de movimientos en la defensa de los elementos unitarios de un programa común, en los parlamentos, en los gobiernos, en los ayuntamientos, pero sobre todo, en la calle”.

Además, el cuestionamiento de la validez del proyecto de Izquierda Unida y su “marca”, desde el exterior y el interior, amplificado especialmente desde las elecciones europeas de 2014, de manera paralela a la apuesta por generar un nuevo espacio de convergencia electoral, hizo que el paraguas de “Ahora en Común” como espacio electoral se convirtiese en la apuesta federal tanto del PCE como de Izquierda Unida.

En el País Valenciano, esto se encontraba con la dificultad de una federación muy castigada por conflictos internos que además se veía obligada (según Estatutos) a elegir candidatos a las elecciones generales en una Asamblea de EUPV. Ante esto, y para evitar conflictos innecesarios, y ya clara la apuesta federal por Ahora en Común, la Comisión Política del PCPV tuvo un debate previo a la Asamblea de EUPV donde consideró que era necesario evitar un conflicto de nombres y candidaturas en el seno de EUPV, teniendo en cuenta que posiblemente se reproduciría de nuevo en el espacio de Ahora en Común, y así lo trasladó al conjunto de la pluralidad. Finalmente la Asamblea de EUPV no eligió candidatos (la propuesta inicial del PCPV era elegir una lista ordenada alfabéticamente) y se aprobó una resolución a favor del proceso de Primarias en Ahora en Común.

Tras las elecciones del 27S, donde se puso de manifiesto el fracaso de las tesis de quienes defendían que la Unidad Popular debía estar sometida al liderazgo de Podemos, se agudizaron las diferencias entre las distintas visiones sobre la forma de construcción de candidaturas de Unidad Popular en el conjunto del estado.

El día 6 de octubre ese distanciamiento concluyó con la ruptura de conversaciones iniciadas tras las elecciones del 24 de Mayo entre Podemos (que pretendía la integración de Alberto Garzón como independiente en sus listas) e Izquierda Unida (que seguía insistiendo en explorar las fórmulas para una candidatura conjunta en condiciones de igualdad).

En este momento, en el que la apuesta federal por “Ahora en Común” es clara, en el que el con no pocas dificultades el proceso se está desarrollando en todo el Estado, y donde el PCPV está participando activamente y de manera destacada en los procesos en Valencia, Castellón y Alicante, debemos establecer las líneas políticas fundamentales para la intervención del PCPV en el proceso de Primarias en AeC, y en el resto del proceso previo a las elecciones generales, con la vista puesta en llegar al 21 de diciembre no solo habiendo obtenido el mejor resultado electoral posible, sino habiendo reactivado la movilización, tensionado a la organización y situando a nuestra organización en las mejores condiciones para afrontar el que sin duda tras las elecciones será un largo y duro periodo de lucha y organización.

El PCPV en el proceso de Primarias de AeC

La participación del conjunto del PCPV en el proceso de Primarias de “Ahora en Común” es fundamental, y para ello es necesario que todas las organizaciones del Partido tanto a nivel local como comarcal, junto a la dirección del PCPV, trabajen activa e intensamente por la inscripción en el proceso no solo de militantes, sino del conjunto de compañeros y compañeras con los que cada día compartimos luchas en todos los frentes en los que nos encontramos. Es necesario implicar a activistas de Movimientos Sociales, sindicalistas, movimientos ciudadanos... y debemos (PCPV junto a UJCE-PV) ser capaces de ligar el proceso de construcción de candidaturas de Unidad Popular a la reactivación de la lucha social. Para ello el Partido debe impulsar y apoyar convocatorias unitarias en todo el País Valenciano de la mano de aquellos movimientos y fuerzas con las que cada dia compartimos luchas tanto a nivel territorial como sectorial.

Perfiles de candidatos

Para el PCPV, las personas que compongan las candidaturas a las elecciones generales por Castellón, Valencia y Alicante deben tener un marcado perfil de clase, que conjuguen proyección pública con trabajo militante y en la lucha social, y que en el caso de militantes comunistas su lealtad a la politica del Partido sea clara y se garantice también a partir del 20 de diciembre.

Movilización permanente

Y como prioridad absoluta en todo este proceso previo a las elecciones generales (que se debe extender evidentemente más allá de estas), es el de la reactivación de la movilización social en el País Valenciano, donde el PCPV debe jugar un papel fundamental.

Las movilizaciones contra la OTAN, impulsadas en el País Valenciano por el PCPV y a las que se están sumando cada vez más organizaciones en espacios unitarios, las marchas por la dignidad en las que el PCPV está participando activamente desde el primer momento, y la gran movilización en Madrid el próximo 7 de Noviembre, son hitos de especial importancia. Todas las organizaciones del Partido deben implicarse en dichas movilizaciones, haciendo un llamamiento al conjunto de fuerzas, movimientos y ciudadanos a participar en las marchas y manifestaciones. Además, de cara a la manifestación del 7 de Noviembre en Madrid contra la Violencia Machista las organizaciones del PCPV deben tratar de organizar en su territorio transportes y autobuses.

Entre el 7 de noviembre y el inicio de la campaña electoral el PCPV deberá además impulsar convocatorias unitarias para poner en valor la candidatura electoral (cuya denominación está pendiente de establecer) de cara al 20D y ligarla a la lucha y a la movilización social. En este contexto deberemos tratar de organizar diversos encuentros (sindicalistas, activistas sociales, movimiento democrático de mujeres, mundo de la cultura y académico, cargos públicos,etc), con el fin de impulsar el apoyo a dicha candidatura, al tiempo que trabajamos para crear y fortalecer la organización.

Discurso

Tanto en la construcción de la candidatura y su Programa, como en los periodos de pre-campaña y campaña, existen tres elementos fundamentales que debemos introducir en el discurso político.

En primer lugar realizar unos planteamientos netamente de izquierdas, apegados a la movilización y a la lucha social, a los valores de la izquierda, y siempre desde un punto de vista rupturista y republicano.

En segundo lugar debemos plantear un discurso de clase nítido, poniendo el foco en la principal contradicción capital-trabajo, situando discursivamente del lado del capital a las fuerzas del régimen, y frente a ellas, mantener una posición de ruptura constituyente en favor de la clase trabajadora.

Por último y no menos importante, diseñar un claro discurso respecto a la cuestión nacional y del modelo de Estado, que pueda ser defendido con la misma claridad y coherencia en todos los territorios del Estado, y que al mismo tiempo llegue con facilidad a la clase trabajadora y las clases populares.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 300684

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License