Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Ahora en Común: un instrumento para avanzar. Ricardo Gayol

Colaboración

Las próximas Elecciones Generales de diciembre constituyen un momento estratégico para comprobar si las fuerzas del cambio en España están en condiciones para asumir el poder político o si todavía estamos en un proceso de transición más prolongado.

Las Elecciones Municipales y Autonómicas de mayo han mostrado un fuerte impacto de los grupos emergentes y una disponibilidad de los socialistas para vincularse con ellos para alcanzar posiciones de gobierno en muchas ciudades y regiones, lo que ha supuesto un verdadero vuelco del mapa político territorial. De todas formas y sin negar la trascendencia de este salto cualitativo es cierto que aún la potencia del PP es muy considerable y que puede ganar las Generales y también gobernar si Ciudadanos le apoya.

Pero ha quedado patente además que uno de los mecanismos que más fuerza ha demostrado es el de las candidaturas de unidad popular (Barcelona en Común, Ahora Madrid…). Sin embargo a nadie se le oculta que este modelo es más difícil de aplicar a nivel del Estado porque se trata de otras políticas y de otros ámbitos dónde pesa más lo ideológico y las diferencias son más significativas. Pero a la vez no hay que olvidar que nos encontramos en un momento crucial para cambiar la política. Por ello conviene poner en el fiel de la balanza ambas realidades.

Además, no nos engañemos, la cuestión no implica solamente una opción electoral de oportunidad y éxito probable, no, es una apuesta integral, política, programática y electoral por una nueva forma de gobernar y de hacer política desde la base y desde la participación colectiva. Por eso exige generosidad, convicción y apertura de miras.

Recientemente se ha suscitado en alguna tertulia radiofónica el dilema entre si es mejor un partido hegemónico de la unidad popular o una sopa de letras que recoja toda la pluralidad política del cambio. Iñigo Errejón y Gaspar Llamazares defendían respectivamente la primera y la segunda posibilidad. En cambio yo creo que la candidatura de unidad popular supone precisamente la superación de ambas hipótesis, pues es una fórmula de conjunción que integra la diversidad y pluraliza la unidad. Ahora bien, en la realidad política actual nos hayamos lejos de alcanzar ese formato, tanto para la concurrencia electoral como para el trabajo político alternativo.

Podemos ha tomado un camino muy definido para participar en solitario, eso sí, con gestos importantes para la incorporación de otros grupos y personas dentro de su opción electoral. Parten de una posibilidad cierta de ganar las elecciones y quieren hacerlo con sus siglas y con su programa neto. Consideran que han surgido para esto y que no deben componer frentes de izquierdas, amén de estimar que la izquierda clásica “les estorba” para este objetivo estratégico. Los demás grupos progresistas en cambio se afanan en construir la unidad popular y piensan que Podemos peca de exceso de protagonismo y se equivoca en su cálculo electoral.

Por consiguiente, mientras Podemos ha culminado su proceso de primarias, aunque bastante contestado y bajo de participación, abriendo a su vez coaliciones en algunos territorios determinados como Cataluña, los restantes grupos impulsan Ahora en Común como alternativa unitaria. Varios manifiestos de sindicalistas, gente de la cultura, académicos, etc. han secundado a nivel ciudadano esta iniciativa. El pasado 10 de julio, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid se presentó el proyecto con mucha participación y entusiasmo. Alberto Garzón respalda la propuesta pues coincide plenamente con su criterio político de avanzar hacia la unidad popular. El mismo que le ha hecho discrepar de Pablo Iglesias en ese intento de entendimiento que se exploró y el mismo que le hizo rechazar la oferta del propio Iglesias para incorporarse a su lista interna dentro de Podemos. Este pulso entre los partidarios de unas siglas como referencia y los unitarios está en el punto más álgido. Pero hay algo claro, existe debate real sobre la fórmula y cualquier salida sin acuerdo tendrá consecuencias graves para el cambio político. Por todo ello es fundamental vivir esta tensión con tranquilidad y sangre fría para preservar el futuro. La primera sugerencia para todas las partes es no ser “anti” pues lo más seguro es que los intervinientes acaben siendo compañeros de viaje y es mejor evitar bloqueos que luego cueste superar. De otro lado el pragmatismo se hace necesario para calibrar la virtualidad de cada opción sin agarrarse a condicionantes apriorísticos. Ahora en Común encierra tres virtudes muy valorables: la necesidad, pues nadie solo puede alcanzar el objetivo perseguido, ganar; el recorrido, ya que se basa en la experiencia clara de las candidaturas de unidad popular de éxito indudable respecto a las opciones en solitario el pasado 25 de mayo; y el liderazgo, porque Alberto Garzón es una referencia sólida y consecuente hoy, más nítida incluso que la que ofrece su grupo, IU, globalmente. Pero también el núcleo de sectores que aglutina representa una parte imprescindible de la ciudadanía para garantizar el cambio real. Pero la opción de Ahora en Común aún es más incisiva si pensamos que habrá espacios electorales pequeños donde no llegará IU, ni Equo, ni incluso Podemos, pero a los que llegará la semilla unitaria de las candidaturas de unidad popular. Esto dará a Ahora en Común un plus de prevalencia social.

Pero eso no es lo más definitivo todavía, creo que el gran valor de la unidad popular, más que en ser un frente de izquierdas del que huye Podemos, consiste en que la defensa de los que más han sufrido la crisis, los empobrecidos atrozmente en este país, ha de tener una sola voz, ha de dar su fuerza a una gran alternativa unitaria, pues esa alianza será la clave para avanzar y para vencer, por lo que la invitación a que todas las fuerzas del cambio participen, incluida Podemos, debe mantenerse hasta el último momento.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 297786

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License