Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Cambalache. Juanjo Llorente

Dimito por “... desacuerdo con la gestión política realizada en mi área de gestión”. Tres concejales del PP de Aldaia acaban de presentar la dimisión por escrito al pleno municipal con esta misma justificación, y antes que ellos también el exportavoz de este grupo abandonó su cargo en el gobierno municipal y en el partido para fundar otro con el que presentarse a las elecciones dentro de dos meses. Desde la oposición ya hemos forzado la convocatoria de un nuevo pleno, para que la Sra. Alcaldesa de cuentas al pueblo del hundimiento de su gobierno municipal y de los planes de contingencia para acabar la legislatura sin perjudicar aun más el desarrollo de los servicios y prestaciones municipales a la ciudadanía. Pero este hundimiento “controlado” del gobierno municipal del PP, con dimisiones en cadena justificadas por los mismos motivos y faltando tan poco para las elecciones, llama la atención. Cabría preguntarse, por ejemplo, si en estos tiempos de crisis del régimen y de desafección social hacia los partidos políticos, esta argucia de ir saltando de sigla en sigla, o creando nuevas marcas electorales en cada ocasión, no supone también quebrar la democracia representativa y suplirla con cesarismos mediáticos de cartón piedra.

En cualquier caso, decir que este hundimiento del gobierno del PP en Aldaia a pocos sorprende. Esquerra Unida lleva tiempo pidiendo la dimisión de la señora alcaldesa por su gran capacidad destructiva de los recursos y servicios públicos y por su autoritarismo. Incluso iniciamos en septiembre pasado una recogida de firmas y campaña de difusión de carteles explicando las razones de esta exigencia de dimisión. Y apenas cinco meses más tarde, nos encontramos con este desembarco teledirigido, que busca vaciar un gobierno del PP ampliamente desacreditado pero para llenar otras arcas, por así decirlo. Ya decía Marx (Groucho) que estos son mis principios pero si no te gustan tengo otros. Parecería, pues, que se trata de la nueva estrategia de la derecha: mantener las mismas políticas de supeditación a los poderes económicos pero con distintas máscaras a medida que se van desacreditando. Lo único positivo de todo ello es evidenciar que los trabajadores y los pueblos de este país y continente ya no nos dejamos engañar tan fácilmente, que la luz que se observa al final del túnel no es otra que la del despertar de muchas conciencias, por eso la movilización sostenida y cada vez más politizada de las masas por sus derechos.

Y es que la única salida para mejorar las condiciones de vida de la gran mayoría sigue estando en restaurar el poder al pueblo, en forjar gobiernos que defiendan a la gran mayoría incorporándola en la gestión cotidiana de los asuntos públicos. El bipartidismo ha tenido más de 30 años para avanzar democrática y socialmente sin conseguirlo, llega la hora de la izquierda real.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 277802

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License