Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Los comunistas valencianos impulsarán desde Esquerra Unida un frente popular democrático

El sabado 6 de septiembre se ha reunido el Comité Central del Partit Comunista del País Valencià y tras una amplia serie de intervenciones y de un debate abierto y a fondo, se ha aprobado un importante documento de estrategia política, que en síntesis hablade impulsar un frente popular democrático para cambiar de raíz la escena política valenciana y española y salir de la crisis económica y política desde la perspectiva de los intereses de la clase obrera y el pueblo, dice el documento.

En esa sesión presentó su propuesta Javier Parra, secretario general del partido y se pudo oír la opinión favorable de Marga Sanz, coordinadora general de Esquerra Unida.

A continuación reproducimos literalmente el documento aprobado.

“En el País Valenciano la sensación generalizada de poner punto y final a una mayoría de derechas que ha degenerado en un auténtico régimen dentro de otro régimen, está extendida en amplios sectores que van más allá del electorado de izquierdas. Así en el PV se mezcla la indignación genérica contra la crisis capitalista y sus consecuencias políticas, sociales y económicas, con una rebelión ciudadana contra el PP valenciano en todos los ámbitos y niveles. Desde los recortes a las privatizaciones desastrosas, la ruina de los sectores industriales valencianos, y las medidas antidemocráticas, especialmente las referidas a los medios de comunicación (cierre de RTVV, prohibición de TV3 y Catalunya Radio, etc).

Esta rebelión lleva ineludiblemente a la obligación de salvar el País y recuperarlo para la ciudadanía democrática, para los trabajadores y trabajadoras y las clases populares.

Hemos de situar de forma visible que nos encontramos con dos modelos enfrentados para el PV. Uno, el actual, representado por el PP y el PSOE, los partidos representantes de las capas poseedoras de los recursos económicos, los grandes empresarios y financieros valencianos, que quieren un futuro neoliberal que garantice el sometimiento de las clases populares y sus recursos económicos y humanos a sus intereses de clase, basados en la acumulación y obtención del beneficio rápido gracias a la liquidación del sector publico y de la depredación medioambiental. Un modelo con una democracia meramente nominal, con unas Cortes Valencianas y un Consell sin más capacidad que firmar suculentos contratos con esas empresas para gestionar, desde nuestros ferrocarriles hasta nuestra salud.

Enfrentado, existe otro modelo de salida a través de una Revolución Democrática y Social para el PV basado en el pleno empleo, la reindustrialización sostenible, una agricultura y ganadería protegidas, unos servicios públicos de calidad y nuevas herramientas de democracia ciudadana. En resumen la construcción de un estado social en el PV que pasa por la ruptura con el régimen establecido.

Un nuevo modelo de País que deberá ser construido por una diversidad de actores (políticos, sindicales, MMSS, ciudadanos/as…) que deberá tener la capacidad para confluir. Y en esa confluencia el Partido Comunista debe ser una pieza fundamental y un interlocutor con todas las fuerzas transformadoras de izquierdas a nivel político, sindical o social en el País Valenciano, con aquellas que plantean una ruptura democrática con el régimen del 78. En definitiva, es necesario hacer una llamada a una salida que sitúe la economía al servicio de las personas. Una salida que sólo puede llevar adelante un bloque que conquiste la mayoría social en el PV y en todos sus municipios.

Para ello, desde el PCPV debemos apostar una propuesta valiente que tenga como objetivo el cambio de ciclo en el País Valenciano, apostando por la unidad de acción en todos los frentes con sindicatos, partidos y movimientos sociales en torno a un programa de mínimos, sin renunciar a nuestro programa máximo, a nuestra identidad como comunistas, a nuestro Partido, ni a nuestro proyecto estratégico EUPV.

Con una propuesta de coincidencia programática podremos centrar la unidad de la izquierda en el terreno que siempre hemos defendido: la política. Y supeditada a esta todo el resto de cuestiones. Además, es necesario trabajar con lealtad entre organizaciones y debemos crear espacios de entendimiento, no competitivos sino colaborativos.

Es necesario construir espacios de confluencia y fortalecer aquellos que se han generado al calor de las Marchas por la Dignidad del 22M, espacios en los que participen de manera permanente partidos, sindicatos, movimientos sociales, colectivos, etc. que no reconozcan el actual régimen como legítimo y apuesten por superarlo; por convertirse en un contrapoder, en un Poder Constituyente. Espacios donde las organizaciones no se disuelven, sino que mantienen su identidad y al que se incorporen nuevas organizaciones y colectivos de manera permanente en la medida estos que va mejorando su funcionamiento y acumulando fuerza real.

Además, todo proceso de convergencia en las distintas ciudades y municipios, pasa por el respeto hacia los colectivos de Esquerra Unida y las Agrupaciones del Partido, que serán quienes deben establecer los interlocutores en los distintos procesos a nivel local y quienes deben tener la última palabra sobre su participación en los respectivos procesos.

No podemos ser ajenos al que el contexto político ha cambiado en los últimos meses, no sólo desde las elecciones del 25M, sino también por las llamadas a una mayor unidad reclamadas por la sociedad. Sin embargo, debemos ser nosotros quienes establezcamos nuestra propia agenda y nuestra propia hoja de ruta, y no permitir que nos la marque el gobierno con sus leyes antidemocráticas, el poder mediático o el poder económico, ambos íntimamente relacionados.

Por ello, este nuevo escenario político debemos afrontarlo con audacia y con una estrategia común y colectiva, y teniendo clara la apuesta del Partido por construir espacios de convergencia en torno a un Programa que partidos, sindicatos, movimientos sociales y ciudadanos nos comprometamos a defender en todos ámbitos en los que nos encontremos. No entendemos esos espacios de convergencia como candidaturas unitarias, sino como mucho más, como espacios de Poder Popular. No solamente se trata de comprometer a las fuerzas políticas en el espacio institucional, sino al conjunto de movimientos en la defensa de los elementos unitarios de un programa común, en los parlamentos, en los gobiernos, en los ayuntamientos, pero sobre todo, en la calle. Es tiempo de apostar por la conformación de un Frente Popular para la Revolución Democrática en el País Valenciano y en España, y que éste tome forma de espacios de contrapoder en cada ciudad, cada pueblo y cada barrio. “

http://www.saforinformatiu.es/los-c...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 281089

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License