Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Intervención Cayo Lara en el Pleno del Congreso que aprobó el Plan de ajuste de Rajoy

Madrid, 11 enero 2012

Sr. Presidente, Señoras y Señores Diputados ,

Señor Montoro, la prioridad de su partido, durante la campaña electoral y en el Debate de investidura del Sr. Rajoy, fue la creación de empleo; pues bien, ni una sola de las medidas de este decreto está orientada a crear empleo. Más bien todo lo contrario, son medidas que crean más paro, más crisis y más sufrimiento para más personas cada día.

Este decreto continúa y acentúa las políticas de ajuste que se han venido aplicando en España desde mayo de 2010. Las dificultades que atravesamos son consecuencia precisamente del pertinaz ajuste que se ha venido desarrollando; no resuelven el déficit ni ayudan a crear empleo. El camino emprendido puede abocarnos a la recesión y a la depresión.

¿Estamos ante un ‘golpe de mercado’? El ministro de Economía, Sr. De Guindos, dijo públicamente que ‘si no lo hacemos nosotros, lo harán otros’. Con esas declaraciones no es una exageración hablar de ‘golpe de mercado’.

Ustedes justifican sus medidas afirmando que es imposible cumplir el objetivo del déficit, que puede rondar el 8%. Nos dicen que ese incremento del déficit tiene su base principal en las comunidades autónomas y que desconocían ese dato. Curiosamente ustedes gobiernan en algunas de las que más déficit presentan. No echen balones fuera, también es responsabilidad suya, y siendo cierto que ha habido derroches -valga como ejemplo la construcción de aeropuertos sin aviones-, no es menos cierto que las comunidades han tenido una disminución de ingresos del Estado debida a los regalos y rebajas fiscales a los más ricos practicadas durante años, y a la ausencia de voluntad política de luchar contra el fraude fiscal.

En los últimos meses del pasado año todas las previsiones parecen confirmar que la economía española se ha contraído En este periodo, tanto el consumo privado como la inversión han mostrado debilidad, apuntando a un descenso del PIB en el último tramo del año 2012 de entre el 0,2% y el 0,3%.

Las propuestas contenidas en el decreto no solucionan ninguno de estos problemas. No son ‘pan para hoy’ y sí ‘más hambre para mañana’. Dentro de tres o de seis meses, volverán a venir al Congreso pidiendo nuevos sacrificios, dando una nueva vuelta de tuerca al ajuste.

Por otra parte, la prima de riesgo ha vuelto a crecer, rozando los 400 puntos. Todo ello indica que los distintos mensajes lanzados hasta el momento con el fin de ‘calmar y dar confianza’ a los mercados no han servido de nada. Los especuladores están para especular.

Nos traen unas medidas para conseguir unos objetivos de déficit impuestos por la Unión Europea. Pero se niegan a traer a esta Cámara la carta que ustedes mismos reclamaron al Gobierno anterior. Traigan ya esa carta y explíquenselo a los ciudadanos.

El principal objetivo de esas medidas es garantizar que el Estado español devuelva la deuda a los especuladores. No estamos de acuerdo. El objetivo más importante para nuestro país, el empleo, nos obliga a adoptar las medidas adecuadas que permitan estimular la economía productiva y crear puestos de trabajo. Ustedes sacrifican las políticas de empleo y no incorporan ningún Plan, ninguna propuesta que vaya en esa dirección.

Los últimos datos de paro registrado que hemos conocido señalaban tanto un aumento de desempleados, como una elevada destrucción de puestos de trabajo, tal y como refleja la caída de la afiliación a la Seguridad Social.

En su conjunto, en 2011 casi se ha duplicado el incremento del paro registrado con respecto al 2010, un 7,86% más, mientras que la pérdida de afiliación a la Seguridad Social ha sido un 62,8% superior. Cada vez son más los parados de larga duración, de los que más de 1,5 millones no perciben ya ninguna prestación.

La crisis se ha agravado seriamente y las políticas de austeridad han servido para acelerar esa situación, lo que pone de manifiesto el fracaso de las políticas de ajuste y su necesaria y urgente reconsideración tanto en España como en el resto de Europa. No se puede utilizar la crisis como excusa para la privatización y el recorte de lo público y para deteriorar las condiciones de los trabajadores. Atacar lo público es atacar la Democracia.

Sólo un plan de estimulo de la economía puede invertir la tendencia actual en donde el desempleo es el gran lastre que tiene nuestro país para salir de la crisis.

Y este decreto no va en esa dirección. No contempla ni una sola medida de fomento de la economía productiva y del empleo, ahondando por el contrario en el ajuste con un recorte del gasto público de 8.900 millones de euros que produce despidos en el sector público ¿Dónde queda la prioridad por el empleo?

Sin embargo, la subida de impuestos que ustedes proponen confirma que sí es posible disminuir el déficit con más ingresos. Bienvenidos a la idea de que la reducción del déficit no sólo pasa por el recorte del gasto, sino que también el aumento de los ingresos puede jugar un papel determinante en este objetivo.

Pero estas medidas fiscales, aparentemente progresivas, hacen recaer su coste principalmente sobre las rentas del trabajo y los ingresos por IRPF. De cada 5 euros de esta subida de impuestos, 4 corresponderán a rentas del trabajo y 1 solamente a rentas del capital (ahorro), que deberían estar tributando a los mismos tipos que las rentas del trabajo por justicia fiscal.

La recuperación de la desgravación por compra de vivienda apenas afectará al stock inmobiliario mientras no fluya el crédito. Tampoco a la movilidad en el empleo al no facilitarse un potente mercado de alquiler. Sólo servirá para que no se ajusten los precios de los inmuebles, beneficiando una vez más a los bancos, que aunque sigan sin dar crédito a familias y empresas podrán disfrutar de un nuevo aval de 100.000 millones adicionales a los ya concedidos en ejercicios anteriores. La Banca siempre gana y los altos directivos más.

En cuanto a la modificación del IBI se tendría que haber realizado en estrecha colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias.

Se sigue sin modificar el tratamiento legal de las SICAV, no tocan ustedes el impuesto de sociedades y no se recupera totalmente el Impuesto sobre el Patrimonio de forma que paguen más las grandes fortunas. Solamente con lo que se ha perdido de recaudación por este último impuesto no hubiera sido necesario el recorte de 8.900 millones que ustedes traen.

Recortan en 600 millones el apoyo a la I+D+i que es crucial para la salida de la crisis y para avanzar hacia el necesario cambio de modelo productivo. Sin embargo, mantienen los privilegios de la Iglesia Católica. Es evidente que ciencia y religión no merecen para ustedes el mismo tratamiento. Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho.

Con respecto a la compensación por copia privada no sólo no suprimen el canon digital sino que, además, engañan a todos y únicamente benefician a las multinacionales del sector cargándolo a los Presupuestos Generales del Estado.

Las grandes empresas siguen beneficiándose del descontrol tributario. Mientras, las PYMES tributan de forma efectiva un porcentaje de sus beneficios mucho más elevado que las grandes empresas y los bancos. No hay medidas fiscales de apoyo a este colectivo y por tanto seguirá desapareciendo el tejido productivo generándose más paro.

Bienvenidos a la idea de que es necesaria una lucha mucho más eficiente y seria contra el fraude fiscal y la economía sumergida. En efecto, son políticas que tienen el mayor recorrido recaudatorio y las mayores posibilidades de aumentar los ingresos fiscales sin que para recaudar más se tenga que castigar a los trabajadores, pensionistas y empleados públicos. Vamos a ver como concretan ustedes su Plan antifraude, pero desde luego no es una buena señal que de cada 100 técnicos de Hacienda o de Trabajo que se jubilen, 90 no se repongan.

Una buena propuesta para combatir el fraude sería limitar a 1.000 euros todos los pagos en efectivo.

Si tributaran adecuadamente todas las personas físicas y jurídicas que tienen el deber de hacerlo el Estado del bienestar gozaría de una salud a prueba de crisis y especuladores. No estaríamos debatiendo sobre los recortes a nuevos ciudadanos en situación de dependencia, ni a los jóvenes su renta de emancipación, ni a los padres el derecho a un permiso de paternidad más amplio para cuidar de sus hijos o la congelación de las pensiones por viudedad, por poner sólo algunos ejemplos.

Sus medidas no protegen a los más débiles, al contrario, congelan ustedes el Salario Mínimo por primera vez desde su creación; congelan la retribución de los empleados públicos y aumentan su jornada de trabajo, lo que en la práctica es una reducción salarial. Congelar el Salario Mínimo y los sueldos de los empleados públicos, supone reducir los salarios reales de los trabajadores y presiona sobre la negociación colectiva. ¿Es esto proteger a los más débiles?

En su línea de recortes menoscaban los medios de comunicación pública con la reducción en 200 millones de euros para RTVE, reducen las inversiones en transporte (RENFE) y en las infraestructuras de compensación en la minería del carbón.

Por todo ello, no estamos de acuerdo con este decreto ley y votaremos en contra de su convalidación. No obstante, valoramos positivamente alguna de las medidas de este decreto como la prolongación de la ayuda de 400 euros a los parados, que ya incluíamos en nuestro programa electoral, o la subida del tipo marginal del IRPF. Sin embargo, no creemos que a medio y largo plazo una salida social de la crisis pueda venir de la moderación salarial, ni del recorte del gasto social.

Ya anunciamos que nuestra posición sería de crítica seria y rigurosa, de propuestas alternativas para contribuir a una salida social de la crisis. Por ello quiero terminar mis palabras pidiendo que acepten la realización de un Pleno monográfico en esta Cámara donde el Gobierno y las fuerzas parlamentarias podamos diseñar un Plan de creación de empleo, que para nosotros sigue siendo el problema prioritario al cual hay que subordinar las demás prioridades. El empleo por encima de todo.

Proponemos al Gobierno que abra una Mesa de negociación con las fuerzas políticas y sociales para acordar las líneas fundamentales de un nuevo modelo productivo que, para nosotros, debe ser el instrumento esencial de salida de la crisis.

Le pedimos que traiga a esta Cámara una reforma fiscal completa, de acuerdo con los principios de progresividad y justicia fiscal contenidos en nuestra Constitución, que nos sitúe en la media de la Eurozona en cuanto a contribución fiscal, gasto social y empleo público.

Le planteamos que en la Cumbre Europea del 20 de enero defiendan ustedes la implantación del impuesto sobre las transacciones financieras y se comprometan a implantarlo en España, tal y como ha anunciado que va a hacer el Sr. Sarkozy.

Señores y señoras del Gobierno, el Grupo Parlamentario que represento subraya su actitud negociadora y constructiva. Conseguir una salida social de la crisis que no se recaiga sobre las espaldas de los más débiles y de los trabajadores es un objetivo que debería ser irrenunciable para todos.

Mientras hablan ustedes de que es necesario hacer sacrificios, que los trabajadores españoles tienen que apretarse el cinturón por que así lo exigen desde el exterior. Señor Ministro, como decía Oscar Wilde ‘Aconsejar economía a los pobres es a la vez grotesco e insultante. Es como aconsejar que coma menos al que se está muriendo de hambre’. Los recortes en el gasto público no son la solución.

Y una petición final: Dado que se recorta un 10% del complemento de productividad de los altos cargos ¿Por qué no pide su Gobierno a la Mesa del Congreso que suprima el fondo privado de pensiones a sus señorías? La ética y la ciudadanía se lo tendrán en cuenta.

http://www.izquierda-unida.es



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 292197

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio Actualitat politica   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License