Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Oligarquía, afiliación de aluvión y opacidad ideológica en PODEMOS. Marat

Colaboración

El sociólogo alemán Robert Michels definió en 1929 en su obra más conocida el principio más importante de cuántos definió en la misma: la “ley de hierro de la oligarquía” en los partidos políticos.

Michels entendía que el proceso de oligarquización en los partidos era un hecho consustancial a los mismos y que derivaba en gran medida de necesidades organizativas así como de los intereses particulares y de grupo del equipo de dirección que acaba por enajenarse del control del resto de los miembros de la organización.

Seguramente sea de interés analizar algunas de las conclusiones que Michels establece en relación con la mencionada “ley de hierro de la oligarquía”: “Cuanto más sólida se hace la estructura en el curso de la evolución de un partido político moderno, tanto más se marca la tendencia a reemplazar al líder de emergencia por un líder profesional. Toda organización partidaria que ha alcanzado un grado considerable de complicación necesita que haya cierto número de personas que dediquen toda su actividad al trabajo del partido”.

La dirección técnica provisional de Podemos para preparar la Asamblea de Otoño de esta organización es elegida a mediados de Junio en una lista cerrada propuesta por Pablo Iglesias a la que no se permite sumar miembros de otra lista alternativa a la oficial. La percepción que se ha ido imponiendo a lo largo de estos meses en buena parte de los Círculos de Podemos es que la lista técnica y provisional se intentará imponer como dirección definitiva a partir de la citada asamblea de otoño.

“en un principio los líderes surgen espontáneamente, sus funciones son accesorias y gratuitas. Muy pronto, sin embargo, se convierten en líderes profesionales, y en esta segunda etapa del desarrollo son estables e inamovibles”

“Para iniciar el proceso de votación destinado a revocar el mandato del Portavoz [el señor Pablo Iglesias Turrión, a partir de ahora PIT, que no Brad] será necesario aportar el aval de un 30% de la afiliación de Podemos”. Ello exige disponer de la lista completa de afilados de Podemos, lo que no estará disponible para cualquier “ciudadano” no miembro de la dirección nacional de Podemos. El aval del 30% de la afiliación total de la organización es algo especialmente difícil de lograr “los líderes que al principio no eran más que órganos ejecutivos de la voluntad colectiva, se emancipan al poco tiempo de la masa y se hacen independientes de su control”

El mismo procedimiento y porcentaje (30%) que para la revocación del Portavoz de la organización se exige para la revocación de personas pertenecientes al Consejo Ciudadano (80 miembros) y del Consejo de Coordinación de Podemos (10-15 miembros). Pero, ¡atención!, “los referendos revocatorios [de cada uno de esos órganos] serán siempre de carácter individual”, lo que asegura la inamovilidad de la gran mayoría de los componentes de dichos órganos. Dado que la dirección técnica “provisional” de Podemos, que tiende a hacerse permanente, ha sido confeccionada por el propio PIT en base a criterios de confianza con la figura del Portavoz (el mencionado PIT), la continuidad del Consejo de Coordinación (el auténtico órgano de poder de Podemos) está más que asegurada porque, al contrario que el Consejo Ciudadano que sería elegido en listas abiertas en la Asamblea Ciudadana ordinaria (trianual) de Podemos, dicho Consejo de Coordinación sería elegido e forma indirecta por cooptación desde el órgano inferior al superior; esto es, por el Consejo Ciudadano. Bastará con que el Portavoz de Podemos (PIT) y, a través de él, los miembros de la dirección de cada Federación Territorial, orienten sobre a quiénes debe votarse para el Consejo Ciudadano para que una dirección hecha a su medida salga elegida. En un modelo de dominación carismático (de acuerdo a los criterios del sociólogo Max Weber) como la que representa el Portavoz de Podemos, la máxima dirección ejecutiva de la organización, a ver quién es el guapo que se opone a una dirección señalada a dedo y plebiscitada por una Asamblea Ciudadana ordinaria de fieles adeptos.

Frente a esta realidad hay quienes intentan justificar el modelo oligárquico y autocrático que Podemos está poniendo en marcha como forma de organización desde el ya manido argumento de que se intenta superar las limitaciones del 15M, contrario a la organización y las formas partidarias, haciendo ambas cosas compatibles con el movimiento “asambleario y desde abajo” y con la democracia participativa y 2.0.

Díganme si les parecen muy horizontales, participativas, asamblearias y democráticas las prácticas que se denuncian en uno de los hilos de debate interno de Podemos. El caso de Gijón. En él se alude a manipulaciones de las asambleas, a autoproclamadas direcciones locales, a decisiones que contravienen lo aprobado en asambleas anteriores, a creaciones de órganos no previstos, a sanciones a “disidentes”. No es el único caso. En círculos de Cataluña, Galicia y de Andalucía me consta que está pasando lo mismo porque se me ha hecho saber y de que se practica la caza de brujas con el que ejerce la menor crítica.

Continuar leyendo

http://marat-asaltarloscielos.blogs...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 291437

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License