Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Julio Anguita: Degüello

En la película El à lamo se anuncia el golpe definitivo a la resistencia texana a manos de los mexicanos con el lúgubre y premonitorio solo de trompeta que anuncia el final: el toque a degüello.

En los días que circundan los Consejos de Ministros con las medidas que van a recortar el gasto en aras del equilibrio presupuestario, hay toda una serie de declaraciones, opiniones y propuestas que recuerdan el final del film citado. El ministro de Economía advierte sobre la entrada en recesión, la Fundación de Cajas de Ahorros considera ineludibles las medidas de ajuste presupuestario, se afirma que el Sistema Nacional de Salud es “demasiado generoso†, los dirigentes de CEOE -ya sin tapujos- consideran que el abaratamiento del despido va a hacer posible la recuperación, añadiendo la obligada coletilla de “para crear empleo†.

Ante los intereses de una minoría

Salvo unas voces, bastante cualificadas algunas, todo el mundo acepta que recortar es la única manera de reducir el déficit sin ni siquiera aludir a la posibilidad matemática, justa y constitucional de hablar de los ingresos y de una fiscalidad consecuente con nuestra pertenencia a la Unión Europea.

Y es que el problema no estriba sólo en unas medidas involucionistas so capa de cumplir los criterios de convergencia, sino en el triunfo de toda una concepción filosófica, económica y política antagónica a la que en un momento llegaron a representar, por una parte, Keynes, y por otra, determinadas concepciones de política económica y social.

El neoliberalismo no es otra cosa que una amalgama entre la economía clásica de Smith, Ricardo, Stuart Mill, Say o Malthus y la escuela marginalista de Walras, Jevons o Mengel, con su instrumental matemático basado en el cálculo diferencial. Unas ecuaciones y unas hipótesis que, haciendo abstracción del componente humano, intentan hacer de la economía una ciencia exacta. Toda una aberración.

Pero no nos engañemos. No estamos ante las consecuencias de la obra de unos científicos enajenados en sus elucubraciones, sino ante los servidores dóciles y serviles de una minoría y sus intereses económicos.

Julio Anguita, Excoordinador general de IU.

http://www.eleconomista.es/firmas/n...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 298439

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License