Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Por la tercera república

Gloria Aguilar (*)

Desde el PCE exigimos que sean las ciudadanas y ciudadanos quienes decidamos la forma de Estado.

La República es una concepción de Estado caracterizada por unos determinados principios, valores, contenidos, funcionamiento institucional y vinculación a la realidad social.

El panorama político y social que se está viviendo en el país tras la abdicación del Jefe del Estado nos sitúa en un terreno favorable. El PCE supo ver el inicio del auge del movimiento republicano y por ello nos dotamos de las herramientas necesarias para afrontar dicho escenario. Así, en noviembre del 2010 aprobamos en la Conferencia Republicana nuestra estrategia para el trabajo del proceso hacia la república.

El Partido Comunista de España propone impulsar un proceso constituyente que nos lleve a la Tercera República, proceso que debe situar la propuesta republicana como una alternativa real, pasando de una cuestión identitaria y testimonial a ser una opción real, frente a quienes tratan de mantener la monarquía desde el miedo y la opacidad. Por ello, desde el PCE exigimos que sean las ciudadanas y ciudadanos quienes decidamos la forma de Estado. Desde el PCE apostamos por un referéndum vinculante sobre monarquía o república, para ello planteamos un debate abierto, transparente y desde la realidad actual.

La República no es simplemente una forma de Estado que se caracteriza esencialmente en hacer electiva la presidencia de la Jefatura del Estado en vez de que ésta sea hereditaria. Es mucho más que eso, aunque esa condición de elegibilidad sea imprescindible. La República es una concepción de Estado caracterizada por unos determinados principios, valores, contenidos, funcionamiento institucional y vinculación a la realidad social de la cual emana como representación libremente consentida.

En consecuencia con lo anterior se impone que toda propuesta republicana aparezca como alternativa democrática a la realidad existente. Una alternativa que debe ser conformada, desarrollada y apoyada por el mayor respaldo ciudadano. Una tarea que debemos comenzar ya. Nuestro proyecto republicano es continuador de la I y II Repúblicas en la medida en que éstas son antecedentes históricos que han aportado elementos, referencias y valores que debemos hacer nuestros, pero sin olvidar que nuestra idea de República es para el siglo XXI con todas las características que en él se dan.

Las dos Repúblicas que ha habido en España han significado el intento de conseguir una sociedad basada en los principios de racionalidad, justicia, democracia, educación y modernidad que pueden seguirse como un hilo conductor a través de la Historia de España. En conclusión, hacer una aproximación a la propuesta de III República es establecer un discurso que se presente ante la sociedad actual como una consecuencia de nuestro pasado remoto y más inmediato junto con la aceptación del reto que la actual situación presenta. En consecuencia la III República se inserta en una necesidad de cambio ya evidente.

Tenemos que trabajar para el inicio del Proceso Constituyente que parta de la ciudadanía y vaya generando el apoyo suficiente en torno al proyecto. Para las trabajadoras y los trabajadores, que sufrimos los efectos de la crisis, convivimos con el paro y las dificultades económicas, no existe solución dentro del actual modelo político. Es en este marco en el que se sitúa la lucha por la república democrática de trabajadoras y trabajadores de todas las clases, ofreciendo una visión de conjunto y un proyecto estratégico de transformación común, capaz de realizar el conjunto de reivindicaciones populares.

La estrategia republicana

La estrategia republicana del PCE debe basarse en un discurso coherente y audaz que construya una propuesta posible a partir de algunas realidades:

- Existe un intento por no recuperar la Memoria Histórica, debido en gran parte al poder de quienes estaban detrás de Franco (y aún tienen en sus manos el poder): la banca española, la jerarquía católica y las grandes familias.

- Se han puesto en marcha una serie de operaciones culturales y políticas que tienen como fin inculcar la idea de que la República es cosa del pasado.

- El modelo de Estado está en crisis.

- La Constitución de 1978 está mostrando su incapacidad en cuestiones esenciales y está mostrando sus graves contradicciones La corrupción, principalmente la urbanística, está provocando la mayor crisis institucional de los últimos tiempos convirtiendo en papel mojado millones de votos. La democracia representativa enfrenta sus peores fantasmas cuando el único acto que la legítima –el voto cada cuatro años– se convierte en un acto inútil, traicionado por miles de cargos electos corruptos.

Las bases sobre las que construir la propuesta republicana pueden ser las siguientes:

1. El carácter federal del Estado y el autogobierno de los pueblos de España. La igualdad en derechos y deberes del conjunto del territorio.

2. El ejercicio del poder municipal como parte del Estado, con amplias competencias, financiación suficiente y fiscalidad progresiva. La democracia participativa como elemento esencial en el ejercicio del poder local.

3. La limitación de mandatos y revocabilidad de cualquier cargo electo.

4. La renta básica como derecho universal de ciudadanía.

5. La renuncia a la guerra como método de resolución de conflictos. La solidaridad y la cooperación como guías de la política exterior.

6. La obligatoria planificación democrática y ecológica de la economía.

7. La limitación a 35 horas de la jornada laboral.

8. La vinculación jurídica de los derechos sociales.

9. La igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

10. La proporcionalidad de la ley electoral.

11. El reconocimiento de todos los derechos ciudadanos a la población inmigrante, incluyendo el sufragio activo y pasivo.

12. La división de funciones y competencias entre Congreso y Senado.

13. La radical separación de la Iglesia o Iglesias del Estado y cualquiera de sus políticas.

14. La democratización del espacio mediático para poder dar voz a la ciudadanía.

15. La elección popular de la jefatura del Estado.

Llamamos a convocar movilizaciones unitarias en todas las plazas del país, a participar en las que ya han sido convocadas por la JER y otras organizaciones y a preparar una gran movilización en defensa de una República que ponga en marcha el proceso constituyente que el pueblo trabajador ha reclamado en las calles y en las urnas.

(*) Gloria Aguilar es Secretaria de Movimiento Republicano y Memoria Histórica del PCE

http://www.pce.es/secretarias/secin...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 298439

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License