Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

La orgía de izquierdas

Rafael Moreno Guerrero

Me voy a ahorrar la introducción e intentaré ser claro: Izquierda Unida ha fracasado en las elecciones europeas. Ni voy a compartir el mensaje triunfalista de la dirección (aunque hayamos ganado un millón de votos), ni voy a hacer el análisis simplista de decir que habríamos ganado de ir junto con Podemos. Primero, porque en España no hay una Syriza. Y segundo, porque probablemente, si hubiera una Syriza en los términos que se plantea, yo no querría estar en ella.

Y me explico: nos hemos dejado la voz en explicar, una y otra vez, que no nos presentábamos con Podemos porque atentaba contra la democracia interna de IU, porque son los votos de los militantes, y no las primarias abiertas, quienes tienen que elegir a sus representantes, y porque, por encima de todo, un proyecto personalista lanzado desde la televisión hace cuatro meses, no puede pasar por encima de un proyecto colectivo desarrollado durante 28 años a través de un programa común. Despotricamos contra Podemos, los menospreciamos, dijimos que no podían, que nosotros éramos la izquierda. Y sin embargo, ahí están, con sus cinco diputados. Uno menos que IU, pero serán los que más aporten al grupo europeo de la Izquierda Unitaria, ya que de los 6 de IU, 2 diputados irán al grupo de Los Verdes.

De este análisis se pueden sacar muchas conclusiones. Cambiará el discurso hacia Podemos, está claro. Y tendrán parte de razón los que digan que uniéndonos conseguiremos vencer al bipartidismo, o incluso ganar elecciones. Es cierto. Pero, ¿acaso no sigue siendo cierto todo el párrafo anterior? ¿Acaso no sigue siendo Pablo Iglesias un producto televisivo? ¿Acaso no sigue estando formado Podemos por plataformas trotskistas, anticomunistas y oportunistas de diversa índole? ¿O es que ahora, de repente, por tener cinco diputados parecen más serios, más responsables y más democráticos?

Izquierda Unida no ha perdido ni un votante, y eso que muchos hemos ido a votar con más vergüenza que ilusión. Al contrario, ha ganado un millón de votos. Entre PSOE y PP han perdido casi cinco millones. Piensen entonces de donde salen los cinco diputados de Podemos. Piensen quien es esa gente que se deja influenciar antes por una tertulia de la tele que por un programa colectivo y un trabajo continuo en la calle. Para mí está muy claro: la Nueva Izquierda ha triunfado por fin. Esa que llevan intentando levantar cada vez que los comunistas comenzamos a crecer. Esa de los trotkistas, de las Rosas Aguilar, de los que se llaman anticapitalistas para después defender las incursiones de la OTAN en Siria o de los que defienden las revoluciones naranjas. Esa nueva izquierda, en definitiva, que la burguesía está tan acostumbrada a crear para impedir el crecimiento del comunismo.

La dirección de IU esperaba llegar a los nueve diputados, y habiéndose quedado en seis, lanza un mensaje triunfalista. “Hemos crecido†dicen, como si no fuera normal crecer en el peor momento del bipartidismo borbónico. Pero no habrá dimisiones. No habrá ni una sola voz de la dirección que reconozca que hemos perdido la mejor oportunidad de conseguir la hegemonía en la izquierda. Ni uno que reconozca que hemos permitido el ascenso de la izquierda anticomunista por no dar paso a la nueva gente del PCE. Por seguir regalándole el sillón a un candidato como Willy Meyer, cuyas principales virtudes son tres: ser un terrateniente, llevar una década ya ocupando el sillón de eurodiputado, y estar a la cabeza del pacto andaluz con el PSOE. Con este currículum, ¿cómo podemos los comunistas pedir el voto a los desencantados del PSOE? ¿A quién vamos a convencer de que este candidato es mejor que Pablo Iglesias, o cualquier otro que diga estar en contra del bipartidismo?

Estas conclusiones, por supuesto, son personales y no pretenden convencer a nadie. Muchos compañeros ya me han llamado pesimista, y probablemente tengán razón, pero creo que tengo motivos. Tengo motivos porque veo que Izquierda Unida ha fracasado una vez más y no veo el día en que levante el vuelo. Tengo motivos porque el Partido Comunista cada vez es más residual en la coalición, y lo será aún más si esa coalición entra Podemos. Tengo motivos porque se demuestra que la televisión puede más en el votante que el trabajo de miles y miles de camaradas trabajadores y honrados. Tengo motivos porque la burguesía siempre gana, aunque tenga que dejar sus siglas y crear otras nuevas, y porque el pueblo sigue perdiendo y conformándose con la televisión y el fútbol. Tengo motivos porque, a pesar de todo esto, parece evidente que el futuro de IU es confluir con Podemos. Y cuando los militantes dejemos de contar, cuando el programa deje de ser importante, cuando la ideología esté en un segundo plano, cuando la política se haga desde los púlpitos de la televisión, entonces sólo quedará un objetivo común en esta orgía de izquierdas: ocupar el sillón. Echar a los de siempre, para hacer lo que hacían los de siempre. Y mientras tanto, Florentino Pérez seguirá abrazándose con Aznar en el palco de un estadio de fútbol, Juan Roig seguirá bajando sueldos a sus trabajadores, Amancio Ortega seguirá explotando niños en Brasil y Emilio Botín seguirá disfrutando de nuestras peleas como el César disfrutaba de los gladiadores. Pan y circo. Cada vez menos pan, y cada vez más circo.

Para mi el triunfo de Podemos sería mucho más positivo si hoy hubiera dimitido Willy Meyer. No va a ser así. Tampoco Cayo Lara va a dimitir, ni mucho menos José Luis Centella, a pesar de estar condenando al PCE a su desaparición. No parece que el objetivo sea hoy la refundación de Izquierda Unida, como propuso Julio Anguita, ni tampoco la reconstrucción de un Partido Comunista fuerte, como proponen camaradas como Javier Parra. Lo que parece es que, al menos a nuestros líderes, sólo les interesa participar en esa orgía de izquierdas donde triunfa el que más se esconde la hoz y el martillo.

Rafael Moreno Guerrero www.morenoguerrero.com

http://www.larepublica.es/2014/05/l...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 282226

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License