Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Para qué sirve votar y por qué votar a Izquierda Unida. Un poco de historia

“Mientras la clase oprimida no está madura para libertarse ella misma, su mayoría reconoce el orden social de hoy como el único posible, y políticamente forma la cola de la clase capitalista, su extrema izquierda. Pero a medida que va madurando para emanciparse ella misma, se constituye como un partido independiente, elige sus propios representantes y no los de los capitalistas. El sufragio universal es, de esta suerte, el índice de la madurez de la clase obrera. No puede llegar ni llegará nunca a más en el Estado actual, pero esto es bastante. El día en que el termómetro del sufragio universal marque para los trabajadores el punto de ebullición, ellos sabrán, lo mismo que los capitalistas, qué deben hacer.†(F. Engles, El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado).

Esta cita de Engels bastaba a Lenin para denunciar a quienes dentro de la II Internacional esperaban algo más del sufragio universal que lo expuesto en la misma, aquellos que parecen preconizar que la liberación de la clase oprimida por medio del parlamentarismo, aquellos a los que los comunistas tras la bancarrota de la II Internacional pasaron a calificar como “socialdemócratas†.

Sin embargo Lenin ni Engles eran partidarios del abstencionismo. Mantener una posición de abstencionismo por sistema, como forma de boicot al parlamento no sirve más que para negar la posibilidad de “combatir no sólo «desde abajo», sino también «desde arriba», es decir, desde los órganos legislativos, por los intereses del proletariado y del pueblo en general, por la democracia y el socialismo.†(*)

Obviamente no resultará igual de fácil para la oligarquía financiera y el imperialismo aplicar sus proyectos políticos contando con mayoría absoluta en los órganos legislativos, que teniendo que luchar con fuerzas de oposición a sus planes. Para ilustrar esto basta con echar un vistazo a los casi 3 años de mayoría absoluta del Partido Popular que llevamos.

La débil presencia de fuerzas de oposición en el parlamento apenas permite que se ejerza una oposición de denuncia, de protesta, a los proyectos del FMI y el BCE, encabezados en nuestro país por el PSOE primero y el PP después. La oposición “efectiva†se ha tenido que organizar exclusivamente “desde abajo†, en las calles, mediante movilizaciones de masas, que han ido desde el 22M a los #Stopdesahucios, o mediante el uso de los llamados “cauces de participación ciudadana†como la Iniciativa de Legislación Popular de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Sólo imaginar cuan distinto hubiera sido el proceso de lucha parlamentaria que resultó en la desvirtuación de la ILP antidesahucios si hubiéramos contado con una fuerza capaz de frenar, debilitar o neutralizar los planes de la banca para los afectados por la hipoteca, debería bastar para comprender la importancia de complementar la lucha “desde abajo†con la lucha “desde arriba†, desde los órganos legislativos.

Si a esta formidable lucha en las calles, por medio de movilizaciones, concentraciones y firmas se sumase la capacidad de oponer la misma resistencia a sus planes en los órganos legislativos ¿Cuántos de sus recortes hubiéramos podido parar? ¿Hubiéramos conseguido poner freno a los criminales desahucios? Sin duda hubiéramos contado con condiciones mucho mejores para ello.

Si somos capaces de construir una fuerza parlamentaria capaz de “combatir desde arriba†tan formidablemente como hemos demostrado que somos capaces de “combatir desde abajo†no solo estaremos en mejores condiciones para frustrar los planes de la oligarquía y el imperialismo, sino que servirá para que a medida que el grueso de la clase obrera y el pueblo trabajador toma conciencia de que es posible luchar contra ellos, avance en su grado de madurez para emanciparse ella misma, pues la primera condición para plantearse la lucha es ser consciente de la posibilidad de vencer.

En esta batalla, como en todas, es fundamental concentrar las fuerzas para golpear lo más contundentemente posible. La división entre las fuerzas de oposición al régimen, al igual que la abstención, es un síntoma de la falta de madurez de nuestro pueblo para emanciparse él mismo. Falta de madurez que se manifiesta en el discurso de los candidatos, en programas electorales que rayan en el absurdo y sobre todo en el desarrollo de alternativas oportunistas que llaman a dividir el voto en base el personalismo de figuras mediáticas, la unidad sin principios en torno a un eslogan llamativo o la dilución de ideas en algo que al final no es nada y hay que llamarlo X.

Qué duda cabe de que en el frente político, como en los demás, aún estamos muy verdes, pero esto no ha de ser impedimento para contribuir al avance hacia el punto rojo de ebullición, en contribuir a que en el parlamento, el europeo en este caso, haya una fuerza con capacidad de combatir por los intereses del pueblo también “desde arriba†y actualmente la fuerza que más puede contribuir a esto, por sus candidatos, su programa y sus alianzas con otras fuerzas europeas, es Izquierda Unida.

(*) Literal del libro “Historia del PCE†escrito por una comisión del cuadros miembros del Comité Central en 1960, presidida por Dolores Ibarruri.

http://alcorconrepublicano.es/opini...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 272342

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License