Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

El PCPV en el 22M

Documento político aprobado por la Comisión Política del PCPV el 14 de Marzo de 2014

Introducción

La actual situación de emergencia social, económica y política hace imposible postergar la consecución de una vía para conseguir la unidad de acción en los múltiples frentes donde las distintas fuerzas sociales y políticas de la izquierda transformadora se están enfrentando día tras día con este régimen represivo, privatizador y reaccionario, que está acabando con el presente y el futuro de millones de personas, entre ellas la mayoría de la juventud, condenada al paro o al exilio forzoso.

El proceso de unidad debe abordarse, no obstante, con respeto, confianza y claridad, y desde la base de que cada organización y cada colectivo pueda conservar su identidad propia, sus propuestas y sus programas, y donde se parta del respeto al funcionamiento democrático interno de las distintas organizaciones, así como al trabajo de sus militantes, que son quienes definen el funcionamiento interno de éstas.

Por ello, en el marco de la estrategia aprobada por el PCE de construcción de un Bloque Social Alternativo que permita avanzar en sentido socialista, es necesario trabajar en el País Valenciano en una propuesta de unidad no electoral -aunque conscientes de que nos encontramos en un proceso pre- electoral a todos los niveles- desde abajo, colectiva, programática y con vocación de conquistar la hegemonía ideológica, pero también la victoria política, aglutinando la confianza de las grandes mayorías sociales, para la consecución de la transformación social. Se trata de fabricar entre todos una propuesta transversal y sin personalismos de la que puedan ser partícipes todas las organizaciones políticas y sindicales, así como los Movimientos Sociales que compartan la voluntad de conseguir una transformación social a favor de las clases subalternas, sin menoscabo de la identidad ni de la soberanía de ninguno de ellos.

Toda unidad parte de un punto de encuentro en base a intereses y objetivos comunes, y se consolida, entre otras cosas, en base a consensos respecto de símbolos que todas las partes asumen como propios. Símbolos que suelen surgir a partir de luchas comunes en las que todas las partes son protagonistas.

En este sentido, cabe tener muy en cuenta la convocatoria del 22 de Marzo en la que vienen trabajando prácticamente todos los movimientos sociales, así como las organizaciones políticas y sociales de la izquierda transformadora y revolucionaria. El 22M será propiedad de todos y todos podrán reivindicarlo como suyo en la medida que trabajen para convertir esa jornada en una fecha memorable y fundamental para conseguir aumentar el nivel de cohesión, conciencia y organización de las grandes mayorías sociales, de los colectivos participantes y de la sociedad en general.

Se da la circunstancia de que a la convocatoria del 22 de Marzo cada organización acude con sus reivindicaciones y propuestas propias, pero también con una serie de propuestas colectivas.

De ahí nace la posibilidad de plantear el 22M como símbolo de lucha colectiva, un reto y una oportunidad que no podemos desaprovechar.

Las organizaciones, los colectivos, Movimientos Sociales y personas están convergiendo desde el mismo momento en que hacen suyas las reivindicaciones del movimiento unitario que gira en torno al 22M, pero además lo hacen manteniendo su propia identidad, y sin perjuicio de salvaguardar los principios ideológicos en los que basan su acción cotidiana. Es decir, desde el PCPV participamos y apoyamos las reivindicaciones unitarias del 22M, sin que ello signifique renunciar ni ocultar nuestro programa máximo, a nuestra organización y nuestras siglas.

En un proceso de convergencia política y social real sólido las organizaciones políticas no se disuelven en nuevas siglas ni en nuevos partidos. La unidad se basa fundamentalmente en comprometerse al plan político definido en un Programa de mínimos que todos compartamos, y que no se haga desde las cúpulas, sino desde las bases, desde la calle, en el conflicto, en contacto con la gente que lucha y que sufre. Un Programa de una serie de puntos fundamentales que cada organización, cada movimiento, cada sindicato, cada colectivo comprometa a desarrollar y apoyar en el frente donde esté presente.

Partiendo de que la izquierda no es uniforme, sino que es plural y está en permanente debate, es necesario forjar un proceso de unidad estable, no electoral, de abajo a arriba, con una base programática y con el objeto de que cada organización, colectivo o movimiento, siga desplegando todas sus funciones y todas sus capacidades, por un lado para reforzar ese Frente Único o Bloque Social Alternativo y por otro para desarrollar sus propias tareas organizativas, ideológicas o sociales para hacer realidad la acumulación de fuerzas y culminar el proceso destituyente.

Esta fórmula tiene precedentes en experiencias desarrolladas a lo largo del último siglo, en procesos donde se forjó la unidad precisamente a través de la asunción por parte de todas las organizaciones que lo formaban, de un programa de mínimos, sin renunciar a su propia identidad ideológica, ni a su propia organización.

Estrategia del PCPV en el 22M

Desde el PCPV debemos saber leer los acontecimientos que están teniendo lugar, así como los que tengan lugar durante el 22M y en los días y semanas posteriores.

El escenario más probable es el colapso en la ciudad de Madrid durante fin de semana del 22 y 23 de Marzo, y la de un gobierno que seguirá en su línea de no escuchar a la población y de incluso aumentar la represión social, a menos que se despliegue una estrategia que le fuerce a ceder (como la extensión de la movilización al resto del estado y el traslado de la imagen a nivel internacional que éstas son unas movilizaciones justas frente un gobierno ilegítimo).

El tipo de acciones que se desarrollen en Madrid dependerá del volumen de manifestantes, para lo cual se ha estado trabajando en todo el estado para el traslado de miles de personas (caminando, en coche, en tren, autobús, etc…).

Para el éxito político y organizativo del 22M el PCPV debe marcarse una serie de prioridades:

- Para la protección de los y las camaradas, así como del resto de compañeros que nos acompañen a Madrid, debemos difundir entre estos el Protocolo Básico de actuación elaborado por la Secretaría de Derechos y Libertades del PCPV. Para ello debemos distribuirlos a través de la red durante los días previos entre los participantes en el 22M, así como en los distintos autobuses en los que tengamos presencia.

- Es necesario preparar un equipo de coordinación que gestione toda la información que se genere ese fin de semana, contextualice, informe y a través de distintos nodos de comunicación (el Partido debe tener los suyos) con el objetivo de se envíen al exterior resúmenes con lo más relevante, que puedan ser traducidos para su difusión internacional. En este sentido la Comisión Permanente del PCPV creó una Comisión de Coordinación del 22M, a imagen de la creada a nivel Federal, y que está compuesta por Rosana Montalbán (Movimientos Sociales), Miguel Lorente (Organización), Roser Maestro (Derechos y Libertades), Cristina Reos (Movimiento Obrero), Mario Verges (Comunicación Externa), Carlos García (por la JCPV) y Javier Parra (Secretario General).

- Debe reforzarse la coordinación durante el 22M del PCPV con el PCE, y debemos promover que haya una coordinación estatal de todas las federaciones del Partido en Madrid, tanto en presencia como en las acciones a desarrollar.

- En el contexto del País Valencià debemos trabajar por lanzar al final de la jornada del día 22M la consigna a todas las organizaciones del PCPV de preparar, apoyar o promover convocatorias de Asambleas unitarias para el mismo día 23 de Marzo y posteriores en cada ciudad, pueblo o barrio donde sea posible para tener preparada la respuesta a la situación que se pueda dar en Madrid.

- Trabajar en dichas asambleas, no para capitalizarlas, sino para que se conformen efectivamente como espacios unitarios donde las organizaciones políticas, sociales, sindicales, así como MMSS tengan presencia como tales y trabajen para la elaboración de un Programa de Mínimos compartido por todos y defendido por todos en todos los frentes.

- El PCPV debe trasladar dos mensajes fundamentales en los espacios unitarios: la necesidad de crear o fortalecer los espacios donde trabajar por la convergencia política y social, y el llamado a la Desobediencia frente a las leyes que violen los derechos humanos, en consonancia con la Campaña aprobada por el PCPV contra la Ley de Seguridad Ciudadana.

Conclusión

En definitiva, desde el PCPV debemos tratar de que el 22M suponga un buen momento para seguir acumulando fuerzas, para el empoderamiento popular, y para promover la unidad de acción en torno a un programa de mínimos y una convergencia política y social sólida. Además, el indudable empuje e ilusión que está suponiendo la convocatoria, hace que sea un momento decisivo para seguir trabajando en el fortalecimiento del tejido social y la organización popular, con un sentido transformador y revolucionario.

Estrategia Federal

El PCPV trasladará el presente ANEXO a la Comisión creada en la Permanente Federal del PCE, para su valoración, y en su caso, para que coordinar la estrategia en el el País Valencià con la estrategia en el resto de España.

http://pcpv.es



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 281246

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Entitats i associacions   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License