Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Izquierda Unida y el referendum en Cataluña. Román Alonso Santos

Varios partidos del arco parlamentario catalán, CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP han consensuado impulsar un referendum en Cataluña con una doble pregunta: “’¿Quiere que Catalunya sea un Estado?’ En caso afirmativo quiere que dicho estado sea ¿independiente?†.

Ya ese mismo día Cayo Lara expresó que mantiene “dudas razonables†de que las preguntas recojan “todas†las sensibilidades en Cataluña.

Para clarificar participativamente el posicionamiento de IU federal, está convocada por la presidencia federal una Conferencia sobre el modelo de estado para el 28 de enero.

Con ánimo de participar en el proceso de debate abierto a distintos niveles territoriales, presento las consideraciones que siguen. Aunque apuntan a Cataluña, no son de aplicación exclusiva a esta comunidad, dado que por imitación podría repetirse el proceso en otras naciones del estado español.

En la primera pregunta, ¿Quiere que Cataluña sea un estado?, pueden surgir dudas sobre el concepto de estado, dado que en la teoría política existen corrientes que atribuyen un contenido diverso a este concepto.

Simplificando podemos considerar una definición marxista, en la se asume la lucha de clases en el espacio territorial de cualquier estado, o bien una definición burguesa que negará esta confrontación interna.

Un ejemplo de definición marxista podría ser la del diccionario Rossenthal que concibe el estado como una “Organización política de la clase dominante; tiene por fin mantener el orden de las cosas existentes y aplastar a resistencia de las otras clases†.

Como ejemplo de definición burguesa podemos señalar la siguiente de Max Weber, según la cual “Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia física legítima†.

Si optamos por la concepción marxista del estado, podríamos extraer dos posibles preguntas para un referendum como el catalán:

Pregunta A) ¿Desea usted que Cataluña se configure como un estado de la clase obrera para dominar y mantener a raya a la burguesía nacional e internacional, de tal forma que se garantice el interés de clase en todos los aspectos de la vida social como pleno empleo, 35 horas de trabajo semanales, sanidad, educación y dependencia cubiertas por un servicio público de calidad o la evitación de guerras de agresión imperialista?.

Pregunta B) ¿Desea usted que Calaluña se configure como un estado de burguesía en el que los propietarios del capital puedan explotar y robar a la clase obrera o promover guerras de rapiña llamadas ahora “intervenciones humanitarias†?

Cabe suponer que ni representantes de la burguesía o aristocracia obrera Cataluña representados por los partidos actualmente dominantes, ni los representantes de la burguesía española representados por el PP PSOE o UPYD tengan in mente cualquiera de estas clarificadoras preguntas, porque la base de su dominación se asienta en el engaño.

En otras palabras, no se le pregunta a los catalanes “¿Quiere usted pleno empleo con derechos o sanidad pública y gratuita o educación pública…?†. Ni hablar, se les pregunta “. ¿Quiere usted que Cataluña sea un estado?†.

Pasemos a la segunda parte del referendum catalán, también extrapolable. Aplicando el mismo criterio anterior tendríamos esta pregunta:

¿Desea usted que violencia que supone la actual corrupción basada en un sistema de cobro de los actuales impuestos, organizado a la medida de los capitalistas y en perjuicio de los trabajadores, que las privatizaciones de la sanidad, educación, el amenazado fondo de pensiones, un ejército catalán inserto en la OTAN, la legislación laboral, o el saqueo de la deuda que sufrimos todos los españoles, sean gestionados en Cataluña por la burguesía catalana actualmente sometida al poder financiero multinacional en vez de por el conjunto de la actual burguesía española también sometida al poder financiero multinacional?.

Caben elucubraciones sobre el resultado de la consulta en estos términos, pero estoy seguro que no sería del agrado de los que ahora mandan. Por eso proponen otra cosa.

Se podrá objetar con razón que la independencia no implica necesariamente el dominio de la burguesía. Conceptualmente es verdad, pero la práctica nos enseña algo diferente.

En esta linea no faltan sectores de la izquierda que argumentan en el sentido de que una vez lograda la independencia, se habría acabado para la burguesía catalana la coartada del centralismo españolista como causante de los sufrimientos del pueblo catalán. De esta forma se abrirían para los partidos de la izquierda nuevas e ideales posibilidades de crecimiento.

En otras palabras, que si la izquierda anticapitalista catalana y de otras nacionalidades no tiene más prestancia es debido a que en estos territorios el pueblo respectivo quiere resolver primero el tema de su soberanía frente al estado español, antes de ajustar cuentas con su burguesía propia.

Se trata de una forma cómoda de colocarse a rebufo de la pequeña burguesía y de la aristocracia obrera nacionalista.

Se vendría a afirmar algo tan extraño como que cultivando ahora la planta del sentimiento nacionalista, se obtendría en un futuro indeterminado el fruto de más conciencia de clase entre los trabajadores.

La experiencia indica lo contrario, que para obtener más conciencia de clase, se ha de cultivar conciencia de clase.

Sobre el posicionamiento de IU

Los socios catalanes de IU ya se han pronunciado a favor de la consulta con las preguntas acordadas por sus parlamentarios.

¿Debe por ello IU apoyar esta consulta en los términos en que ha sido planteada?. Parece razonable que la decisión de IU Federal sea acordada en el ámbito federal.

Situado a nivel federal español el ámbito para “decidir†en IU qué debemos hacer, ¿debe IU federal apoyar una consulta que constituye a todas luces un engaño, una trampa para los trabajadores catalanes?, ¿una consulta que no contempla la propuesta federal que IU defiende?, ¿una consulta con todos los medios de communicación de masas controlados por nacionalistas de ámbito español o catalán, ambos hostiles a la propuesta de IU?. La respuesta debe ser no.

¿Debe IU rechazar la decisión de sus socios catalanes, EUiA por estatutos e ICV por la política de convergencia? No necesariamente, porque ellos están un ámbito de decisión que les es propio y debe respetarse su “derecho a decidir†.

IU debe desentenderse y no responsabilizarse tanto del proceso como del resultado de la consulta planteada por los motivos aquí expuestos: por no contemplar la opción federal, por la carencia de unos medios de comunicación imparciales y accesibles la opción federal en igualdad de trato y por el formato de las preguntas.

IU debe defender la opción federal en la pregunta y en el proceso, antes y después la consulta, respetando el derecho de autodeterminación aprobado en la Xª Asamblea de 2012.

En el momento adecuado del proceso constituyente por el que apuesta IU, en un contexto de garantías democráticas para una defensa en igualdad de condiciones en los medios de masas, se podría plantear la siguiente pregunta o bien otra equivalente:

“¿Desea usted que Cataluña, o cualquier otra comunidad, se configure como una nación de pleno derecho, inserta en un estado español federal, republicano y socialista en el que se garanticen los intereses de la clase obrera tales como pleno empleo, vivienda digna, educación y sanidad públicas, gratuítas y de calidad, dentro del respeto a la lengua e instituciones democráticas propias, y evitando participar en guerras y agresiones imperialistas?â€

Pudiendo hacerse las cosas bien, IU federal no debería apoyar nada muy divergente.

Fue un error no haber incluido el posicionamiento sobre la consulta soberanista catalana en el documento ponencia de la Conferencia convocada y fue un error adoptar algunas decisiones importantes sobre el tema antes de dicha conferencia.

Aparte de la Conferencia debería considerarse la conveniencia de tratar esa cuestión en un referendum interno, tal como señalan los estatutos para las “grandes decisiones†. Así desarrollaríamos también en el interior de nuestra organización el “derecho a decidir†.

http://www.larepublica.es/2014/01/i...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 287231

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License