Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

¿Es otra Europa posible? Vicenç Navarro

Para las fuerzas progresistas de España, Europa siempre fue el punto de referencia en su lucha constante para alcanzar la democracia y el bienestar social. Ello ocurrió también en otros países del sur de Europa (tales como Grecia y Portugal) que vivieron largos periodos de su historia sometidos a dictaduras ultraconservadoras y que siempre soñaron convertirse en países europeos, integrándose en la comunidad de naciones, más tarde convirtiéndose en componentes de la Unión Europea. En realidad su deseo era pasar a ser miembros del núcleo central (del core, como se llama en inglés) de la UE, unidos por el uso de la misma moneda, el euro.

Este deseo de llegar a ser Europa explica la persistencia en permanecer en ella, aun cuando ello les suponga unos enormes costes tanto en su escasamente subdesarrollado Estado del Bienestar como en sus instituciones democráticas. Nunca antes durante el periodo democrático estos países habían sido sometidos a políticas tan dañinas de austeridad del gasto público (incluyendo de gasto público social) y de deterioro de sus mercados de trabajo como ahora, políticas públicas, todas ellas, que se han impuesto en cada uno de estos países sin que hubiera ningún mandato popular. Estas políticas, impuestas por los partidos gobernantes en los países miembros de la Unión Europea, no estaban en los programas electorales de estos partidos en el momento de ser elegidos para gobernar. En todos ellos, la diferencia entre lo prometido y lo realizado es casi de 180º. El caso del Gobierno Rajoy en España es un ejemplo de lo ocurrido en estos países.

Y estas políticas han sido impuestas no solo por los gobiernos de estos países, sino también y muy en especial por las instituciones gobernantes de la Unión Europea, y muy en particular por la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, con el beneplácito del Consejo Europeo. De esta manera, y como consecuencia de estos hechos, el sueño europeo se ha convertido en la pesadilla europea.

¿Por qué el sueño se convirtió en pesadilla?

En mis trabajos (ver la sección “Economía política†de mi blog www.vnavarro.org) he hablado extensamente de que el establecimiento de la UE y del euro fue hecho por fuerzas conservadoras y liberales, en plena euforia neoliberal, hegemonizado por el capital financiero alemán, que tuvo un peso decisivo en el diseño del euro y de su gobierno. Que este diseño haya tenido un impacto muy negativo en los Estados del Bienestar y en los mercados laborales no se debe a que sus diseñadores estuvieran equivocados. En realidad, fue un diseño altamente exitoso y que tenía como objetivo precisamente cargarse los Estados del Bienestar de los países miembros, y debilitar al mundo del trabajo. Y así lo dijeron en más de una ocasión. Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo, lo puso muy claro hace solo unos dos años, cuando en una entrevista al The Wall Street Journal (la voz del capital financiero estadounidense, y uno de los periódicos más reaccionarios de EEUU) reconoció que la Europa social había terminado y no era sostenible. Y durante todos estos años que ha existido el euro, los Estados del Bienestar y la calidad de vida de las clases populares han ido descendiendo. La evidencia es abrumadora de que ello es así. Y la gran pérdida de apoyo popular de la socialdemocracia en Europa se ha producido precisamente porque se la ha visto como cómplice de este proyecto. Desde Blair a Schröder, pasando por Jospin y Zapatero, todos estos gobiernos liderados por ellos han visto reducciones de los Estados del Bienestar y el deterioro de sus mercados de trabajo, como resultado de la imposición de políticas neoliberales.

Continuar leyendo



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 287231

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License