Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

EU de Aldaia volvió a plantear sin éxito al PP del Ayuntamiento la urgencia de un plan municipal de empleo, de mayores y mejores servicios municipales y de mayor democracia y participación ciudadanas en los asuntos públicos

El pleno del Ayuntamiento de Aldaia último de este año, transcurrió bajo un clima bronco, de desencuentro, similar al que suele presidir este tipo de sesiones desde el principio de la legislatura, supuestamente moderadas por la alcaldesa Carmen Jávega. En esta ocasión, el principal punto eran los presupuestos para el 2014 y el gobierno derechista del PP se limitó a una postura defensiva y de rechazo de todas las propuestas de la oposición. Debate igualmente salpicado por descalificaciones hacia los demás grupos municipales, en especial durante el debate presupuestario y de la moción presentada por Esquerra Unida contra la reforma local. Pero, pese a ello, el concejal portavoz de EU en el Ayuntamiento se mantuvo firme y procuró hacer llegar al público asistente que son posibles y cada vez más necesarias otras políticas y otras maneras de gestión de los intereses locales (ver anexo con valoración y propuestas presupuestarias).

Juanjo Llorente, concejal portavoz de EU, señala: “Resumiendo mucho, lo que planteé y traté de justificar en el pleno con cifras concretas es que los presupuestos del PP para el 2014 resultan muy insolidarios, porque imponen una subida generalizada de impuestos (IBI, IAE, Plusvalía, precios públicos…) sin ofrecer a cambio mayores prestaciones y servicios municipales. Además de que se limitan a ignorar los principales problemas del pueblo, como el desempleo, la falta de promoción económica comercial e industrial y las graves deficiencias en materia de transporte interurbano, limpieza, alcantarillado y red de aguas y en servicios municipales a la población en general†.

“Y también califique la propuesta presupuestaria del PP de electoralista, dice finalmente Juanjo Llorente, porque contempla una previsión de ingresos poco razonable, hinchada, siguiendo la misma línea de otras instituciones en manos del PP, como la Generalitat y la Diputación. Estrategia que pienso se debe a la profunda crisis institucional a que han conducido las políticas antisociales desarrolladas desde las mismas, así como al despilfarro y corruptelas incesantes que las siguen presidiendoâ€

Anexo: Transcripción de la intervención en el pleno del concejal de EU a propósito de los presupuestos municipales para 2014

Los presupuestos municipales para 2014 presentados por el PP son expansivos y menos restrictivos que los dos años anteriores. Se incrementan un 6%, como ocurre con los de la Generalitat, que es la CCAA más endeudada y con mayores problemas financieros de todo el estado, o con la Diputación de Valencia, que también sube un 5%, lo que algunos pensamos que responde a una alerta preelectoral por si, al final, hubiera que convocar unas elecciones anticipadas ante la profunda crisis política y económica que actualmente viven las administraciones en manos del PP.

Pero, en el caso del Ayuntamiento de Aldaia, la propuesta de presupuestos del gobierno municipal más que “previsora†resulta electoralista en su peor sentido, porque la estimación de INGRESOS aparece hinchada, por basarse en previsiones y promesas de dudoso cumplimiento, mientras que la política de GASTOS continúa orientada a promover mayores recortes y privatizaciones del sector público local.

De este modo, con respecto al 2013, los INGRESOS crecen un millón y medio más llegando a los 22,319 millones de euros, lo que se debe a tres fuentes dudosa o indeseables: Primero, se incluyen 517.000 euros provenientes de la firma dos convenios urbanísticos depredadores del medio ambiente y de dudosa legalidad (desde EU intentamos pararlos). Segundo, contemplan igualmente una subvención finalista de la Generalitat Valenciana para 2 talleres de empleo y que asciende a 376.000 euros, aunque la garantía de que efectivamente se pagará al Ayuntamiento habría que contrastarla atendiendo a que en estos momentos la Generalitat adeuda a esta Corporación en torno a un millón de euros, por gastos realizados en años anteriores. Y tercero, la subida generalizada de impuestos directos, indirectos, tasas y precios públicos. Subida que se produce justo cuanto más altos son los índices de paro, pobreza y precariedad en el municipio y que afectarán al IBI (2,7%), Incremento de Valor de los Terrenos (41,67%), IAE (18,18%), Tasas por utilización de la piscina cubierta (41,48%) y por aprovechamiento del suelo (11,71%) y entrada de vehículos (11,11%).

En definitiva, este presupuesto hinchado de ingresos se consigue en buena medida imponiendo a la ciudadanía un mayor esfuerzo económico. Un esfuerzo que, como ahora veremos en el desglose de las principales áreas de GASTO, NO viene compensado por mejores servicios y prestaciones a la población. Por eso calificamos estos presupuestos también como insolidarios además de electoralistas. Porque exigen más esfuerzo contributivo a los ciudadanos y ciudadanas de Aldaia al tiempo que mantienen una dirección del gasto neoliberal, priorizando en primer lugar el pago de la deuda a los bancos (unos 3 millones sobre los 22 del total de gasto en amortización de préstamos, intereses y operaciones crediticias), así como las transferencias de recursos públicos a consorcios y grandes empresas, lo que fomenta las privatizaciones de servicios, como ocurre por ejemplo con el mantenimiento del arbolado por valor de 180.000 euros que antes asumía la brigada municipal de obras. Este es también el caso de la limpieza en general (viaria, mecanizada, de edificios) y la recogida de basuras, que ascienden a casi a dos millones; de la energía eléctrica que el gobierno va a subir a partir de enero o de las externalizaciones de diverso tipo, que ascienden en total a varios millones (ejemplo de Aldaia Próxima y su presupuesto de más de 700.000 euros).

El gobierno municipal del PP dice que estos presupuestos son sociales pero, aparte de la iniciativa que saludamos de un modesto plan de empleo dotado con 250.000 euros, el gasto por sectores y colectivos de población resulta mínimo. A las mujeres, que suponen el 50% de la población, el ayuntamiento va a destinar un 0,07% del gasto en concepto de planes de igualdad (ninguna consignación para violencia de género). A los jóvenes, que también suponen en torno al 30% de la población, el Ayuntamiento les destina un modesto 0,85% del presupuesto, mientras que para los mayores, dependientes y colectivos sociales más vulnerables, el Ayuntamiento destinará tan sólo un 4% para servicios sociales.

Y lo mismo puede decirse de la Mancomunidad del Barrio del Cristo, una zona urbana con especial problemas de marginación y falta de servicios. Hace pocos meses, hubo que aprobar una modificación de los presupuestos del 2013 incrementando las aportaciones de Aldaia y de Quart hasta los casi dos millones. Ahora, en los presupuestos para el 2014, la previsión es gastarse tan sólo un millón 607 mil euros. Es decir, 300.000 euros menos que el gasto del año anterior.

Y un último aspecto a tener muy en cuenta está relacionado con la inexistencia de mínimas dotaciones económicas para los graves problemas que presenta Aldaia y su población. Comenzando por las infraestructuras más básicas, como las canalizaciones de agua potable, el alcantarillado o el transporte dentro del área urbana y continuando por los servicios públicos relacionados con el medio ambiente, la sanidad y salud públicas, la potenciación del pequeño comercio, de los polígonos industriales o de la huerta cultivable, así como la creación directa de puestos de trabajo de interés comunitario, única medida que permitiría un relanzamiento económico del pueblo.

Por todo lo dicho, es evidente que el presupuesto para el 2014 presentado por el PP municipal no puede satisfacer las demandas y problemas concretísimos de la gran mayoría de la población. Por eso los vamos a votar en contra y a continuación plantearé un enfoque alternativo de los mismos.

Pero antes, y puesto que este punto del orden del día del pleno se incluye también de la plantilla y RPT municipales, señalar que EU coincide con los sindicatos en que sigue habiendo un gran desbarajuste, favoritismo y agravios comparativos dentro de la plantilla. Estos presupuestos introducen 4 nuevos puestos de trabajo pero sin la debida justificación ni fundamentación de las necesidades. A última hora, tan lejos como ayer, se nos hizo llegar un informe escueto de la concejala tratando de justificar el nuevo organigrama pero sin conseguirlo. Desconocemos si Secretaría e intervención municipales han emitido los informes preceptivos y si hay informes técnicos justificativos. Y a ello se suma el distinto trato en materia retributiva y de condiciones salariales de según qué personal. Esto no es nada buena porque necesariamente perturba el rendimiento laboral de los trabajadores y trabajadoras, entre otras cosas.

Finalmente, tras la valoración realizada de la propuesta presupuestaria del PP local, lo que planteamos desde EU, aún a costa de simplificar en exceso, decir que las prioridades deberían ser muy otras.

Porque Aldaia necesita crear puestos de trabajo como sea y el Ayuntamiento debería arbitrar los medios necesarios para desarrollar varios sectores estratégicos: pequeño comercio, industria, agrícola y de servicios a las personas. Con este objeto, en lugar de los escasos 250.000 euros previstos que no representa siquiera el 1% del gasto municipal, es necesario incrementar estos capítulos. Las dos vías que proponemos son: primero pagar menos deuda a los bancos, puesto que las arcas locales están bastante saneadas, e introducir una fiscalidad progresiva, que repercuta más a los que más tienen. Llevamos dos años planteando propuestas concretas y todas han ido a la basura, incluida la del recargo del IBI de la vivienda vacía que presentamos hace dos meses y que ya se está aplicando en muchos Ayuntamientos. Por si solo, la aplicación de este recargo permitiría recaudar según nuestros cálculos más de un millón de euros que poder destinar a la promoción de empleo social y público. La falta de voluntad política de ponerla en marcha sólo puede justificarse porque este recargo perjudica a los bancos y sectores más adinerados del pueblo, que son los únicos que acumulan este tipo de propiedades.

Otra prioridad insoslayable para EU es defender lo público como mejor garantía para mejorar las condiciones de vida de la gente y los servicios y prestaciones municipales. Porque cada día que pasa la situación social y económica de muchas personas sigue empeorando, lo que exige que las administraciones públicas y en particular los Ayuntamientos hagan algo al respecto.

Y finalmente, un tercer eje cada vez más necesario tiene que ver con la democracia y participación ciudadana en la vida política local. Tampoco aquí se ha avanzado en lo que llevamos de legislatura, se ha retrocedido casi a épocas “pre-democráticas†.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 291437

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License