Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

XIX Congreso del PCE: Avanzando en la reconstrucción del Partido. Jose Luis Centella Gómez

En este Congreso tenemos que dar un salto para pasar a ser un Partido a la ofensiva capaz de dar la batalla contra el capital.

Cuando afrontemos en los próximos días la celebración del XIX Congreso del PCE, considero importante rendir cuentas, a nuestros militantes y amigos, del trabajo que hemos realizado en estos cuatro años, y hacerlo de una forma directa desde estas paginas de Mundo Obrero.

Debemos tomar conciencia, para empezar, de que celebramos el Congreso en unos momentos complicados para la lucha social y política. El proceso de Reconstrucción del Partido iniciado en la Conferencia de Organización de 2004 ha tenido que desarrollarse desde el inicio de la crisis social y económica, cuando Izquierda Unida vivía sus tiempos más difíciles.

Dar respuesta a los retos de cómo afrontar la implicación de nuestra militancia en la lucha contra la crisis, continuar el proceso de reconstrucción del Partido y avanzar en la consolidación de IU como una organización anticapitalista, federal, articulada como Movimiento Político y Social, eran los objetivos en ese periodo.

Más allá del trabajo de cada Secretaría, de cada responsabilidad, presentamos en este Congreso un balance de gestión colectivo que entendemos está situando al Partido en el camino de ocupar un espacio importante en la confrontación política y social que se está desarrollando en este momento de la lucha de clases, cuando el capital más salvaje e inhumano que ha conocido la historia pretende implantar su dominio sobre todo el planeta.

Hemos recuperado modestamente las finanzas, hemos puesto en marcha la DAR, como algo más que un instrumento para el cobro de la cuota, de tal manera que se ha aumentado el número de cotizantes de forma considerable y, lo más importante, al mismo tiempo se aumenta la militancia en más del 30%, siendo el reto actual que se siga acercando la cifra real de cotizantes a la de militantes con fichas del PCE. También se ha recuperado la Fiesta como la principal actividad política que se realiza en España fuera de época electoral.

Pero el reto principal de estos años era continuar la recuperación de la política, de la implicación del Partido en la lucha, y hacerlo desde un programa claro, en este sentido quiero destacar que por una parte, haber planteado una Propuesta Política para salir de la crisis en torno a lo que hemos llamado Alternativa Social Anticapitalista y Democrática (ASAD) y, por otra, el trabajo realizado por nuestros militantes en los movimientos sociales, que nos ha situado como una fuerza con presencia propia y reconocida en las luchas sociales desarrolladas en estos años, desde las Huelgas Generales, hasta lo que se ha llamado movimiento 15-M y las plataformas en las que ha derivado como la del 25-S, cobrando especial importancia la defensa del derecho social a la vivienda, tal y como ha planteado la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, desde la ILP, hasta la lucha activa frente a los desahucios.

En todo momento hemos respetado la autonomía y funcionamiento de estos movimientos y hemos tratado de contribuir a que los colectivos sociales que plantan cara a la ofensiva del capital desde las luchas concretas, sean lugar de encuentro y lucha de toda la izquierda. Hoy el PCE, gracias a su política y, sobre todo, al trabajo de nuestros activistas sociales, tiene un reconocimiento del que nos tenemos que sentir orgullosos toda la militancia.

Al mismo tiempo el Partido se ha implicado en el movimiento republicano, impulsando junto a otros colectivos y personas la Junta Estatal Republicana (JER) que va camino de convertirse en el referente de un movimiento que deja de ser testimonial, identitario, para ser una Alternativa real frente a la monarquía. La celebración de la I Conferencia Republicana del PCE nos dotó de un magnífico instrumento para integrar la propuesta de lucha por la III República en las movilizaciones en defensa de la salida de la crisis que proponemos. En referencia a la Recuperación de la Memoria seguimos trabajando por el derecho a la Verdad, Justicia y Reparación de las víctimas del franquismo, resaltar nuestro papel en la Comisión de la Verdad y en el proceso que se abre en Argentina contra los crímenes de la Dictadura.

Importante también ha sido la Conferencia de la Mujer de la que salió la propuesta de Reconstrucción de un potente Movimiento Democrático de la Mujer, objetivo que hoy nos sitúa en el camino de recuperar el feminismo militante en el momento de las mayores agresiones a la lucha por la igualdad.

Y, cómo no, el PCE ha sido con otros muchos compañeros y compañeras, parte activa en la recuperación de IU, en el desarrollo de su proceso de Refundación, entre todas y todos hemos conseguido situar a IU como fuerza imprescindible para cualquier proyecto de futuro en la izquierda española y europea.

Al mismo tiempo que se está demostrando que es posible ampliar alianzas políticas, entenderse con grupos de izquierdas nacionalistas sin necesidad de disolvernos en una Confederación de Izquierdas, y trabajar junto con colectivos o organizaciones sociales, para que desde la personalidad y práctica política de cada fuerza, se pueda construir un programa común y desarrollar una práctica coordinada.

La recuperación electoral es un logro importante en este periodo pero el más importante es que nuestras propuestas resumidas en los siete puntos de la ASAD que aprobó la Conferencia Política y fueron ampliados por el Comité Federal son hoy la base de cualquier propuesta unitaria de la izquierda en España y en Europa.

Dentro de la dificultad para mantener una política de comunicación frente al bloqueo mediático, hemos sido capaces de tener una presencia en la vida pública, y ha sido un acierto la distribución del Mundo Obrero a cada militante porque ha permitido un mayor acercamiento de la base a la política del Partido, a la vez que Nuestra Bandera ha mantenido un buen nivel con números verdaderamente extraordinarios, como el dedicado a Miguel Hernández.

Mención especial merece la celebración de la Conferencia Política en 2012, Conferencia que vino a concretar nuestra línea política y situarnos en los debates de coyuntura desde la perspectiva de clase y con perspectivas estratégicas. La difusión a través de Mundo Obrero del texto aprobado fue un esfuerzo que no se vio correspondido por una mayor campaña de presentación que hubiese servido para dar una mayor visibilidad al Partido.

La Recuperación de la Comisión de Cultura y su buen trabajo nos ha permitido confrontar con la intención del Capital de imponer un modelo de pensamiento único como instrumento de dominio y al mismo tiempo reencontrarnos con nuestra historia evitando que el sistema se apropiara de Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento y sacando de la clandestinidad la obra de Rafael Alberti, María Teresa León, Gabriel Celaya…

Por lo tanto el balance que presentamos, sin triunfalismo, es claramente positivo, balance del que no solamente se siente responsable la dirección sino que ha sido el conjunto del Partido quien en estos años ha sido capaz de hacer frente a quienes pretendían directamente acabar con nosotros.

Al mismo tiempo que presentamos este balance positivo tenemos que ser conscientes de que estamos a medio camino en el objetivo de la plena reconstrucción del PCE, que está lejos de haberse conseguido y que por lo tanto tenemos que ser autocríticos y señalar los temas en los que nos hemos quedado a medio camino o simplemente están sin resolver.

Nos queda mucho que avanzar para que el trabajo de dirección sea más colectivo y eficaz, nos queda trabajo para normalizar la vida de las agrupaciones, porque sin agrupaciones activas no hay Partido. Tenemos que avanzar en ser capaces de hacer un seguimiento real a los acuerdos y campañas aprobados por los órganos federales de dirección, tenemos que ser capaces de sacar Mundo Obrero a la calle, para llevar la voz del PCE a los trabajadores y trabajadoras.

Es importante mejorar en la coordinación de nuestro trabajo en los distintos frentes de lucha para hacerlo más efectivo; nos seguimos encontrando con camaradas trabajando en un mismo Movimiento y que ni se conocen.

Debemos continuar, porque todavía queda mucho, la implicación del Partido en la consolidación de IU, en su desarrollo como organización de masas, en la concreción de una acertada política de alianzas, para que podamos desarrollar un potente Bloque Social y Político que nos sitúe como alternativa real de poder frente al bipartidismo.

Tenemos también que terminar de forma urgente con la realidad de que existan militantes del PCE que sigan fuera de IU. Para ello todos nuestros militantes deben solicitar el ingreso y al mismo tiempo, plantear en cada nivel de IU que se tramiten todas las peticiones de incorporación a IU de los militantes del PCE y trasladar a los órganos de garantías democráticas los problemas que surjan.

En definitiva, en este Congreso tenemos el reto de situar al Partido en condiciones de dar el salto de un Partido que está a la defensiva, en peligro de convertirse en algo residual testimonial a ser un Partido a la ofensiva, con mas militancia, mejor organizado, que sea capaz de dar la batalla frente al capital, en la forma y manera que los tiempos necesitan, desde la defensa de los intereses que la mayoría social trabajadora necesita, un Partido que desde su identidad comunista sea capaz de transformar la realidad en lo concreto desde la perspectiva de avanzar hacia el socialismo y el comunismo.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=3273



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 275211

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License