Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Alberto Garzón: “Tenemos que convencernos de que existen alternativas a éste capitalismo y que ponerlas en marcha depende de todos

No fue un discurso político. Tampoco fue una clase de economía. A camino entre lo uno y lo otro, Alberto Garzón explicó el capitalismo a un numerosísimo público que rebasó los límites físicos del Centro Cívico “Bailarín Vicente Escudero†de Valladolid. Dijo que hay muchas alternativas a éste capitalismo, pero que hace falta la fuerza de la gente para ponerlas en marcha. Así que invitó a seguir en la calle y a arrimar el hombro como se pueda. También dijo que hay que hacerlo pronto, “porque hay una urgencia extrema†en cambiar este sistema económico y político que “nos lleva al abismo social y ecológico†.

Por eso animó a la ciudadanía a seguir en la calle, “porque las protestas, aunque nos parezcan lo contrario, sí que sirven para cambiar nuestros valores y nuestra percepción de la realidad, para poner determinados temas en las agendas políticas, para hacer visibles los problemas reales†. No tiene que haber cansancio ni desánimo, en su opinión, aunque parezca que las cosas no cambian por mucho que nos manifestemos. El cambio tiene que darse primero en nuestras conciencias, vino a decir.

Proceso sincero de unión de la izquierda

Otra receta para lograr la transformación social pasa, según el diputado de IU, por lograr más unidad en la izquierda. “Tenemos que ir a la unidad como un proceso más sincero y menos litúrgico†aseveró Garzón. ¿Qué es liturgia?. Mirar qué bandera es más grande y más bonita. ¿Qué necesitamos?. Hacer calle juntos, llevar a cabo nuestra acción política codo con codo, interactuar y recuperar nuestro lenguaje, el que consiga decir las cosas como son. Porque Garzón, economista de profesión, habló también del lenguaje. Como Anguita en sus tiempos, el activista malagueño desveló ante el auditorio que hablar con el lenguaje de los vencedores nos convierte en vencidos. Así que hizo una nueva petición al respetable: “hay que hacer pedagogía†. Explicar las cosas como son como, por ejemplo, que la Reforma Laboral sí que funciona, “pero no porque haya logrado crear 31 nuevos puestos de trabajo†explicó ante la carcajada general, “sino porque su finalidad es hacer bajar en un 20% nuestros salarios†y eso lo están logrando atacando a los sindicatos de clase, desmontando la negociación colectiva y obligando al trabajador a negociar directamente con el empresario.

Vamos al abismo social y ecológico

En tono didáctico y metafórico explicó el capitalismo rampante como “una bicicleta en la que hay que seguir pedaleando sin descanso para que no se caiga†. Pero si seguimos pedaleando como hasta ahora “ya sabemos dónde nos lleva, al abismo social y ecológico†explicó. La competición por crecer está haciendo estragos en nuestra sociedad y el capitalismo necesita crecer ininterrumpidamente para mantenerse. Por eso, tras la caída del modelo económico español basado en el turismo y en el ladrillo, ahora nos vemos compitiendo con China o con Bangladesh por vender nuestros productos. El capitalismo exige, por tanto, que seamos trabajadores “como los de China o Bangladesh†. Este es el momento de decidir si queremos “seguir pedaleando o bajarnos de la bicicleta y caminar†dijo Garzón. El diputado de Izquierda Unida considera que hay mucha gente que aún “no está dispuesta a dejar de tener el mejor móvil disponible, o el mejor coche o el mejor pantalón vaquero†, pero otra mucha gente “empieza a estarlo porque conoce las consecuencias de este consumo sin sentido, porque sabe que el coltrán para los móviles se obtiene a través de guerras sangrientas en à frica o porque la industria textil emplea niños, entre otros motivos†.

El mercado es democrático

Alberto Garzón también habló de democracia, de la que falta en las instituciones, tanto europeas como españolas, y de la que sobra en los llamados “mercados†. Dijo que el mercado, que tiene las riendas de las decisiones políticas en este momento, sí es democrático. Caras de asombro generalizadas hasta que explica que en el mercado no funciona la regla de “una persona, un voto†, sino la de “un dólar, un voto†. Por eso nos gobiernan las grandes fortunas, las grandes empresas, los grandes especuladores. Y por eso también la restitución de la democracia en mayúsculas solo se puede hacer con el impulso de la gente organizada.

El primer asalto serán las elecciones europeas, un sistema político tan imperfecto “porque lo han creado las élites económicas europeas†incluso en contra de la voluntad de los pueblos como lo demuestra el antidemocrático vuelco de los referéndum contrarios a la Constitución Europea en Francia e Irlanda. Además el economista Garzón criticó abiertamente la existencia de un Banco Central Europeo, independiente del poder político, que impide hacer políticas monetarias en nuestro continente y al que calificó como “un arma que opera en nuestra contra†. El déficit democrático también es palmario en la Unión Europea, según Garzón, porque nadie ha elegido a quienes nos gobiernan y puso el ejemplo del comisario Almunia, alguien a quien “no solo no hemos elegido democráticamente, sino que incluso perdió tres elecciones en nuestro país†. En España este descrédito está pasando también factura. La sociedad se ha desenganchado de un “mitificado proceso de transición democrática†que sólo nos deja la opción de votar cada 4 años sin que “ni siquiera este voto pueda influir en que se mantenga el programa electoral de cada partido†.

Proceso constituyente

Así que, roto el espejismo de que tenemos un país muy democrático, Garzón propone, y el auditorio parece aceptar, que hay que ir a un nuevo proceso constituyente que reenganche a la ciudadanía con la democracia verdaderamente participativa y que sea republicano, y ahí la ovación confirma la tesis, al menos la tesis republicana. Un ejemplo de democracia participativa para que vayamos comprendiendo el sentido es el “revocatorio†, una aportación del constitucionalismo venezolano, que nos puede venir al pelo. Si un 10% de la población firma un escrito para que se vaya del Gobierno, por ejemplo, “una Ministra de Sanidad envuelta en un escándalo de financiación ilegal de su partido†, se lleva al parlamento y se convoca un referéndum para que la población decida por la mitad más uno si está de acuerdo. “Y si pierde el revocatorio se tiene que ir†dice un Garzón con cara de incrédulo hasta para explicar el ejemplo.

Teoría de la rana hervida

Todo esto y mucho más tenemos que construir ente todos y tenemos que hacerlo rápido porque somos un país “en vías de subdesarrollo†dijo Garzón. Cómo, si no, se explica que “los inmigrantes y los mayores de 26 años que no hayan cotizado tienen que demostrar pobreza absoluta para que les atienda la Seguridad Social†, “cómo es posible que la Universidad de Málaga haya abierto un proceso de mecenazgo para que empresas o particulares hagan donaciones a un fondo, gestionado por cierto por el Banco Santander, para pagar la matrícula a los alumnos que, teniendo más de un 5, se han quedado sin becas por culpa del señor Wert†. “Es la edad media ésto, cambiando derechos por caridad†, se escandaliza el antiguo profesor universitario. Quizá fueran éstas reflexiones las que atraen también a los más jóvenes que mantuvieron un encuentro con Garzón en la sede de Izquierda Unida y, uno por uno, desfilaron después hasta el Centro Cívico donde tuvo lugar la charla, para continuar escuchando. Por ejemplo tuvieron la oportunidad, para quien no la conociera, de oír hablar de la teoría de la rana hervida. Se trata de una rana que, introducida en una olla hirviendo salta y se salva, pero metida en una de agua templada, que se va calentando progresivamente, va aclimatándose hasta que muere hervida. Una teoría que sirve para batracios y también para personas, especialmente para los ya escaldados ciudadanos de este país, de todo el sur de Europa, pero también para los ciudadanos alemanes, “con salarios comparativamente más bajos que los nuestros y mayor desigualdad social†según Garzón, que también están subidos a la bicicleta del capitalismo e, igualmente, se dirigen al infierno social y a la destrucción de nuestro planeta.

http://www.presspeople.com/nota/alb...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 277802

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License