Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Mi segunda entrevista a Rito Barberó. Por Maríe Pommedeterre

Empiezo a creer que Rito mantiene sus compromisos personales, al menos, los privados. Apenas transcurridos unos días desde mi primera entrevista, me ha llamado su secretaria para emplazarme hoy en El Pegolí, conocido restaurante de Las Rotas (Denia). Me invita a cenar, y, a charlar sobre la marcha. Así, pues, acepto encantada y me comprometo a estar a las 21.00 h en punto, atendiendo la sugerencia de la secretaria. Ésta vez dormiré una buena siesta y sólo beberé un cubata, antes, para templar un poco los nervios. Ya estoy cerca, voy sola, sin fotógrafo, y el denso tráfico veraniego me está fastidiando, pero… ahí es. Aparco y busco a Rito en el interior ¡Coño, no está! Tras un par de minutos, plantada, el padre del propietario me indica que pase a un lugar reservado del comedor. Allí veo a un desconocido, y, cuando voy a dar media vuelta escucho la voz inconfundible de Rito... invitándome a tomar asiento junto a él ¡No puedo creérmelo! ¡Está irreconocible! Se ha cortado el pelo y afeitado la barba. Luce bronceado y viste mocasines, vaqueros y camiseta fashion, todo de marca, Así que le digo:

-MP. ¡Pero bueno! ¿Qué has hecho? Él me sonríe con picardía y responde…

- RB. Sólo evitar que me reconozcan, pero no te sientas culpable, no es por ti. Estoy hasta el pirri de todo y de todos, por eso he decidido perderme un par de semanas, al menos, y quiero pasar desapercibido, hacer lo que me de la gana… sin salir en los medios. Cuento con tu discreción.

-MP. Sin barba eres irreconocible, se te ve muchísimo más joven. Ahora que lo pienso ¿Porqué no te la quitas para siempre?

- RB. Maríe, llevo barba desde mi juventud, solo me la he afeitado en contadas ocasiones. La barba marca cierta distancia y confiere un plus de respetabilidad o progresía, según convenga. Cuando era joven necesitaba todo eso y parecer más maduro. Luego me acostumbré… y hasta hoy.

-MP. ¿Porqué me has citado aquí y no en otro lugar, p. eje?

- RB. Verás, aunque pocas cosas son lo que fueron, aquí hay un marisco de primerísima, lo más importante. Luego está el lugar, bello y muy discreto, ahora con la crisis.

-MP. ¿Has traído aquí a tus amantes?

- RB. Pero Maríe ¡Qué cosas dices! Al Pegolí solo vengo a comer, las amantes están más por las sábanas y los escaparates que por el mantel. En mis tiempos llegué a dar mucha guerra, pero los años y los problemas templan las pulsiones venéreas. No voy detrás de nadie y sólo entro al trapo cuando llevo varias copas de más… y me lo ponen fácil, ja ja.

-MP. Vaya, vaya ¿Has tenido algún lío amoroso con alguien de la política?

- RB. ¡Jamás! Ni que estuviera loco ¿No has visto el panorama? En el PUPA sólo hay clepto-meapilas y chochostristes, por los kofrades. En la familia Russiana no ves nada más que amantes de politicuchos y cajeras chorizas. En cualquier caso, en el mundillo politiquero nadie se acuesta con nadie, gratis. Por eso siempre he cazado en cotos lejanos.

-MP. Bien, entremos en política ¿Cómo ves al presidente Fabrizzino?

- RB. Más bien no lo veo ¡Ni regentando una paraeta! El PUPA la cagó. Buscaban un perfíl medio-bajo y carácter bizcochable. Pues bien, ya lo tienen ¿Y ahora qué? Un armario humano con menos huevos que un mosquito. No vale para nada, es un pichafloja integral, un mandila, y nunca resolverá el problema de fondo, ni ningún otro ¡Se asusta hasta de los trós de bac!

-MP. ¿Y Russ, al que llaman O Curto?

- RB. Maríe ¡Por favor! Me van a sentar mal las cigalas.

-MP. Discúlpame, pero insisto.

- RB. Está bien, aunque mis observaciones van acostarme un disgusto. En primer lugar, creo que no hace falta que te explique lo del alias ¡Me llega a la altura del codo, siendo mi estatura normal! Sucede, empero, que los malpensados asocian el sobrenombre a Totó Riína, famoso capo de la mafia siciliana, también apodado O Curto por el mismo motivo. Otros lo motejan de "Joe Pesci de bolsillo", etc.

-MP. Pero bueno, me está toreando ¿Es o no es lo que parece?

- RB. Lo es, lo es, pero, como Cortino, ha sido más listo que los demás, incluida su mano derecha, Azrael Chasco. No roba personalmente, manda a otros que lo hagan, y eso lo mantiene a cierta distancia… por ahora.

-MP. ¿Cómo el Interventor de la Diputación? y la familia de Cortino?

- RB. Más o menos. Lo que pasa es que, del dinero que llega a los bolsillos por medio de terceros, una parte se queda en el camino… y surgen problemas. Tuvo la jeta de ofrecerme protección y lo mandé a la mierda. Nunca me ha interesado el dinero, sólo la política local y comunitaria, y el poder… para hacer lo mejor para Chorencia, mi tierra. Mis cuentas están claras, que las miren.

-MP. No habiéndote enriquecido personalmente ¿Porqué la oposición quiere quitarte de en medio a cualquier precio?

- RB. Como te comenté el otro día, el alma y motor del PUPA soy yo. Saben que, si lo dejo, en las próximas municipales/autonómicas se va casi la mitad a la calle. Soy el obstáculo, sin mí, el PUPA no tiene nada que hacer.

-MP. Bien ¿Qué me dices de Bárcenas?

- RB. Pues ¿Qué quiere que te diga? Un caradura, un aprovechado que se ha hecho rico robando en nombre del PUPA. Claro está que ha repartido astillas, para blindarse, pero tiene el futuro de color hormiga. Los papeles de Bárcenas, en términos jurídicos, carecen de valor probatorio. No son más que un diario personal que ha escrito a su gusto. Como si yo escribo que me tiré a Sofía Loren a los 18 años ¡Y qué! ¿Prueba eso que lo hice? Otra cosa son los recibos y el reproche moral. Es un palo para la credibilidad del PUPA. Por mí, les pueden ir dando a todos, no he recibido nada.

-MP. ¿Y de tu presidente nacional Mari-Ano?

- RB. ¡Ay por Dios! ¿Quieres entrevistarme o acabar conmigo?

-MP. Insisto y apelo a tu promesa de no eludir ninguna pegunta.

- RB. Está bien, Mari-Ano es al PUPA nacional lo que Frabrizzino es al PUPA Chorenciano, un figurón. Eso sí, la andadura política y formación general son muy superiores a los de su barón, pero nada más. A diferencia de mí, Mari-Ano sólo no es nadie. Necesita a los que saben de verdad y tienen firmeza de carácter, no a un grupito de necios y mediocres haciéndole la corte. Los mismos, más tarde le harán el entierro.

-MP. Pues ¡Vaya panorama! ¿Y que me dices de las señoras Prospedal y Santalucía?

- RB. Una maruja y una maripili, ambas marimandonas… que no pueden verse. Tampoco las quiere nadie, ni dentro ni fuera del PUPA, no sé en qué pensaba Mari-Ano. A Santalucía parece que se la metió el Rais don Borbone, junto con Gallardín, para controlar en el gobierno "lo suyo", lo de las queridas y lo de la familia.

-MP. Estoy apreciando un cambio radical en ti ¿No simpatizas ahora con el Rais?

- RB. Estoy absolutamente decepcionado, nos mandó al Urdanga para llevarse el dinero de los chorencianos ¡A cambio de nada! Una estafa institucional, promovida/auspiciada por el Rais. Me la han metido doblada y no perdono a quien sorprende mi buena fe, especialmente a Paquito el de los Trajes, que fue el que me llevó al huerto. Los problemas que tengo los han provocado estos manguis con chorreras, chorizos forrados de terciopelo ¡Me cago en…!

-MP. ¿Quieres decir que ya no estás con la monarquía?

- RB. Voy a ser más claro, desde ahora ¡Viva la República! Y quien tenga ojos para ver... que vea.

En este momento doy por finalizada la entrevista. No me he dado cuenta de que, sin quererlo, Rito se ha llevado al coleto dos botellas de la Grande Dame Veuve de Clicquot del 98 (con el marisco sólo bebe champagne francés), sumadas a los aperitivos, y, a una pecera de güisqui. Lo veo un pelín tocado y no quiero abusar de su indefensión. Sin embargo, aprovecho para comprometerlo en un tercer encuentro que será ésta vez en las montañas de Chorencia. Rito hace una llamada y un hombre de mediana edad se presenta minutos más tarde para recogerlo ¡Hasta pronto Maríe! Me dice, y me quedo con un sabor agridulce, verdaderamente, Rito está solo. A modo de reflexión, hoy he aprendido mucho de Rito, incluso he tenido nuevas experiencias ¡Vaya gambas las de Denia! De a palmo (hasta hoy desconocía que las pudiera haber tan buenas y tan grandes) ¡Y los cigalones! Repetí dos veces la crema de bogavante. En fin, Rito te conquista por la tripa, eso seguro. No me dejó pagar la minuta, pese a insistir en que era France Press quien corría con el gasto.

Maríe, me dijo, tengo a título de honor afrontar mis gastos privados. Por favor, no me confunda con los conmilitones del PUPA.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 271890

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio PARTICIPACIÒ  Seguir la vida del sitio Tribuna d’opiniò   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License