Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Llamamiento Conferencia Obrera Europea SÚMATE

Somos militantes obreros, responsables venidos de 13 países (1), pertenecientes a diferentes organizaciones sindicales en nuestros países respectivos, militantes de diversas organizaciones políticas que emanan del movimiento obrero.

Hemos contestado al llamamiento que nos hicieron nuestros compañeros del Estado español invitándonos a participar en una Conferencia Obrera Europea en Tarragona los días 15, 16 y 17 de marzo para “discutir libremente con un objetivo único: contribuir de manera coordinada, en cada uno de nuestros países, a barrer los obstáculos que se interponen a la realización de la unidad. ¡Para derogar los planes asesinos de la Unión Europea y sus tratados! ¡Contra la dictadura de la Troika!â€

Esta conferencia se ha reunido en un Estado español en el que el 27% de la población activa está en paro (más del 50% de los jóvenes), en que los salarios de los empleados públicos han sido recortados casi el 30%, en que los hospitales disponen cada vez menos de los medios necesarios para funcionar, en que cientos de familias son expulsadas cada día de su vivienda, en una situación que, según el parecer unánime de los 164 delegados y delegadas presentes, ofrece una imagen del futuro que la Troika prepara para todos nuestros pueblos, si a corto plazo no se le impide.

Como resultado de una amplia y libre discusión hemos llegado a esta conclusión: ante nosotros se abre una nueva etapa, la preparación de la necesaria y urgente contraofensiva de la clase obrera y de los pueblos de Europa.

- Después de las jornadas de huelga general, convocadas en unidad por las direcciones de las principales centrales sindicales, y de las inmensas manifestaciones que reiteradamente han inunda- do las calles con millones de hombres y mujeres en Grecia, en el Estado español, en Portugal para exigir la anulación de la decisión tomada por sus gobiernos respectivos de ejecutar los dictados de la Unión Europea, del FMI y del BCE;

- Después de que el 20 de febrero en Grecia los trabajadores han respondido de nuevo masivamente al llamamiento a la huelga de las con- federaciones GSEE y ADEDY para oponerse al memorando dictado por la Troika, para defender los convenios colectivos y para cerrar el paso a las órdenes de movilización forzosa con que el gobierno Samarás ha tratado de romper la huelga de ocho días de los empleados del metro de Atenas;

- Después de que Bulgaria haya sido escenario, este mismo mes de febrero, de manifestaciones de decenas de miles de personas para echar atrás la privatización de las compañías de electricidad, como hicieron un año antes sus hermanos de Rumania;

- Después de que el 23 de febrero y el 2 de marzo otra vez millones de trabajadores y ciudadanos han invadido las calles y plazas de todas las ciudades del Estado español y de Portugal diciendo: “¡Fuera la Troika!†y después resonar en todo Portugal la canción de la revolución de abril de 1974 “Grándola, vila morena†, mientras siguen las manifestaciones en el Estado español;

- Después de las elecciones italianas que han puesto de relieve el absoluto callejón sin salida al que lleva ineluctablemente la política de austeridad, de desregulación, de privatización de los servicios públicos y de desmantelamiento del Estado desarrollada por Mario Monti, ex director de Goldman Sachs, fiel ejecutor de las directivas de la Troika;

¿Cómo no reconocernos en la interpelación lanzada en nuestra conferencia por un sindicalista de Andalucía:

“¿Por qué sucede esto? ¿Es que los trabajadores y los pueblos del Estado Español están resignados a los recortes? Todo lo contrario. Los trabajadores y los pueblos, desde hace 3 años, como mínimo, desde el primer plan de ajuste de Zapatero en mayo de 2010 han demostrado estar dispuestos a luchar.

¿Qué ha faltado y qué falta?

Yo he sido delegado al Congreso de mi confederación y he oído cómo nuestro secretario general nos ha dicho que hemos movilizado demasiado y pactado poco. Eso explica por qué, tras cada movilización, tras cada huelga general, se ha dado una tregua al gobierno, para buscar un acuerdo, un pacto. ¿No es hora de hacer balance del llamado “diálogo social†, que supone la asociación de nuestras organizaciones a los planes de la Unión Europea, que sólo puede dar lugar a acuerdos de recorte de derechos, como el pacto de pensiones? (2)

¿Necesitamos buscar un pacto con este gobierno corrupto que ha puesto el despido tan fácil que casi un millón de trabajadores han sido despedidos en un año? ¿Necesitamos un pacto con el gobierno que promulgó y que mantiene la reforma laboral que ha dinamitado el derecho a la negociación colectiva que arrancamos en la lucha contra la dictadura de Franco y a la muerte del dictador? A mí me parece que no.â€

Estas cuestiones se plantean en cada uno de nuestros países. Los que nos gobiernan nos ponen como ejemplo la política de “pacto†inaugurada hace diez años en Alemania por el canciller Schroeder y su agenda 2010.

Pues bien, como nos han explicado nuestros compañeros alemanes, esta política abrió las puertas a la precarización del trabajo, a la destrucción del seguro de paro y del derecho a la jubilación, permitiendo que el capital financiero obtenga en Alemania resultados espectaculares, y esgrima estos “resultados†como la solución que debe aplicarse en toda Europa. Esconde los 8 millones de trabajadores con salarios de miseria que la reforma ha dejado en Alemania, los 11 millones de ciudadanos que viven por debajo del umbral de pobreza, el 25% de empleos precarios y el aumento vertiginoso de la pobreza que afecta hoy a la clase obrera alemana, y en primer lugar a los jubilados.

Los militantes y responsables obreros venidos de 13 países de Europa reunidos en Tarragona, después de haber escuchado las contribuciones de los delegados de los 13 países presentes, afirmamos juntos:

- La única manera de salvar a los trabajadores, a los pueblos y las naciones de Europa, el único camino para salvar a la clase obrera y a la juventud del desastre, el único modo de garantizar los derechos y conquistas logrados por las mujeres trabajadoras, la única manera de vencer los planes de austeridad, las contrarreformas y las medidas de destrucción, pasa por rechazar todo pacto y toda forma de “compromiso histórico†. Un rechazo que pasa por la lucha intransigente por preservar la independencia del movimiento obrero y de las organizaciones que lo constituyen (varios compañeros han señalado el papel negativo de la CES como colaboradora de la Unión Europea, preocupación ampliamente compartida por la conferencia). Es el camino para combatir la dictadura de la Unión Europea y de la Troika.

- Está claro, las cosas están modificándose en toda Europa. Acaba de darse un primer punto de apoyo contra esta política de “pacto†y de “compromiso histórico†con la negativa de las dos principales confederaciones sindicales de Francia a firmar el acuerdo de desreglamentación del código laboral (firmado por una tercera confederación) que quería imponerles el gobierno Hollande, y con la decisión tomada por estas dos confederaciones de organizar en Francia la movilización del 5 de marzo contra la transposición de este acuerdo en ley.

- Los compañeros que hemos oído nos han indicado que se están construyendo otros puntos de apoyo de este tipo bajo la presión de los trabajadores y de los militantes: en el Estado español, en Grecia, en Portugal, y también en Alemania, país que siempre nos presentan, sin razón, como el modelo de unas relaciones sociales “pacíficas†. Es un estímulo para los militantes obreros que luchan en toda Europa por cambiar el curso de los acontecimientos y preparar la indispensable contraofensiva.

Llamamos a todos nuestros compañeros, militantes y responsables, a que unan sus esfuerzos para actuar en común a fin de ensanchar estas brechas en cada uno de nuestros países.

COMPROMISO

Los 164 delegados de trece países presentes en Tarragona los días 16 y 17 de marzo hemos decidido terminar nuestra labor con una declaración que adopta la forma de un “compromiso†.

Es un “compromiso†firme de reforzar y profundizar la colaboración política que empieza a establecerse, por encima de las fronteras, para ayudar a la clase obrera y a los pueblos a superar los obstáculos a la realización de la unidad de sus organizaciones y así obligar a nuestros gobiernos respectivos (de derecha o de izquierda) a que anulen los planes de austeridad y las contrarreformas que han decidido imponernos. Lo hacen en nombre de las exigencias de una Troika (UE, FMI, BCE) cuya dictadura sólo es posible por la sumisión de nuestros gobiernos a los tratados que ellos mismos ratificaron en contra de la voluntad de nuestros pueblos.

Un “compromiso†al que invitamos a asociarse a los militantes obreros que comparten el espíritu de esta declaración, firmándola y dándola a conocer ampliamente en cada uno de los países, tomando todas las iniciativas que puedan estrechar los lazos que nos unen en esta batalla común.

Cuanto más numerosos seamos y más estemos organizados para actuar en común en este sentido, más ayudará eso a los trabajadores de nuestros países a acabar con los sufrimientos que padecen nuestros pueblos.

* La negativa a toda subordinación del movimiento obrero a la Troika, a las directivas europeas, es ante todo la negativa a subordinarse a los gobiernos que aplican estas medi- das, sea cual sea su color político.

* ¡Independencia del movimiento obrero!

Ésa es la vía para salvar a los trabajadores y a los pueblos del desastre que amenaza y que ya está en marcha. Es la vía para realizar la unidad de los trabajadores y de sus organizaciones, de la juventud, de los pueblos oprimidos.

Decidimos constituirnos en comité de enlace europeo de acción común para desarrollar de forma organizada el combate en nuestras organizaciones por la unidad, contra la política de pactos, para hacer retroceder a los distintos gobiernos.

De este modo en cada uno de nuestros países, y también a escala de toda Europa, empe- zamos a forjar los primeros eslabones de una auténtica unión libre de los pueblos y naciones soberanos de toda Europa. Libre de toda atadura a la Troika, a la Unión Europea y al FMI. Libre para defender con toda independencia los derechos y garantías de los trabajadores y de los pueblos.

Suscribo el llamamiento de los delegados a la Conferencia Europea de Tarragona:

- Nombre y apellido:

- Organización:

- Correo electrónico:

Acuerdo Internacional de los Trabajadores y de los Pueblos: eit.ilc@fr.oleane.com

Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos: tarraco11@gmail.com

Información Obrera: io@informacionobrera.org

NOTAS

(1) Paises asistentes: Alemania, Bélgica, Dinamarca, Estado español, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Portugal, Rumania, Suecia, Suiza.

(2) Una asociación del tipo de lo que propone desgraciadamente la CES en su comunicado del 11 de marzo en que pide a la Comisión Europea que cree el instrumento jurídico que le permita anticipar el “cambio y las restructuraciones†para responder a las exigencias de la “mundialización†.



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 272831

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio Convocatòries   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License