Esquerra Unida Els Verds Ajuntament d’Aldaia

Las Peligrosas Bombillitas del Sr. Rus. Rosa Pérez (*)

El pasado 8 de Agosto se publicaron en el BOP de la Provincia las Bases del Plan de Eficiencia energética en Alumbrado Público, Bombillas LED de Sustitución Directa al cual pueden adscribirse todos los municipios adscritos a la Central de Compras de la Diputación de Valencia.

Un plan que los mismos protagonistas han denominado como "el más ambicioso de la Diputación en muchos años" y que plantea ungasto de 30 millones de Euros en lámparas LED de Sustitución directa a gastar de manera exclusiva con cinco proveedores. Veinte de esos millones serán asumidos por la Diputación y los otros diez lo serán por los municipios, aunque permitiéndoles usar la partida del Plan Provincial de Obras y Servicios del 2013 (PPOS; Plan destinado a restauración y construcción de nuevas infraestructuras, habilitación de edificios, etc...) para cubrir este gasto.

Como todos y todas sabemos la tecnología LED es una tecnología más barata, eficiente y ecológica que la de lámparas de descarga. No es nada extraño que desde las instituciones se apueste y se fomente mejoras en la eficiencia del consumo, el gasto y la reducción de la contaminación energética. Evidentemente, esa es una demanda clave que la ciudadanía exige. Pero la otra demanda clave siempre es que se haga bien. Que el gasto sea eficiente, que responda a análisis e informes previos adecuadamente valorados. Y que no acabe constituyendo ni una mala inversión, ni un mayor coste. Eficiencia energética y efectividad política. Y aquí lo que nos encontramos es un discurso de eficiencia energética que parte principalmente de un axioma falso (la sustitución directa de LED), como consecuencia de una nula efectividad política que se acaba traduciendo en la Soberbia de quien cree que no debe rectificar, sino seguir hacia adelante porque, en el fondo, siempre ha creído que el dinero público está ahí a su libre disposición.

Por eso creemos que lo primero a destacar desde EUPV es nuestra postura concreta, ya expuesta en múltiples lugares y plenos: 1) No estamos en contra de las Propuestas de Eficiencia Energética. Al contrario, somos una organización caracterizada por la defensa de medidas que reduzcan el consumo energético y respeten el medio ambiente en mayor medida. 2) No cuestionamos la validez técnica de las Lámparas LED como tales , aunque nos reservamos, debido a múltiple información que nos llega y nos sigue llegando, una valoración concreta de cada una de las 5 lámparas ofertadas, sus condiciones, su calidad y su garantía. Pero no cuestionamos su cumplimiento de determinados requisitos técnicos.

Lo que cuestionamos es el proceso en si. Cuestionamos el absoluto desprecio del procedimiento por informes técnicos del Comité Español de Iluminación o del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio). Cuestionamos la absoluta ambigüedad y vacuidad de los contratos firmados con las cinco empresas suministradoras que las liberan de múltiples obligaciones y garantías posteriores, trasladando gran parte de posibles responsabilidades civiles futuras a los ayuntamientos, sin que estos en muchos casos sean conscientes de ellos. Cuestionamos la idea principal del proyecto: la Sustitución directa de LED. Y con ello cuestionamos la subvención en si, limitada únicamente al suministro como queda claramente expuesto en el texto, pero nunca a la instalación.

Vayamos poco a poco:

1) La idea principal y más propagandística de esta Subvención es la Sustitución Directa de Led. Es decir, la sustitución de una lámpara de descarga por una lámpara de Led dentro de una luminaria que no está preparada ni diseñada para la tecnología LED. Eso simple y llanamente no es así de sencillo. La sustitución directa como tal y así no parece posible. Para empezar porque directamente es imposible de realizar en algunas de esas luminarias. Pero, además, porque en todos los casos es necesario actuar sobre la luminaria existente, aunque sea con un mínimo puenteo de la corriente eléctrica (Algo lógico cuando el funcionamiento y la relación de la tecnología LED con la energía eléctrica es radicalmente diferente a la que tienen las lámparas de Sodio). Como podéis observar en el vídeo del Pleno de Noviembre que colgamos en esta misma entrada hasta el propio diputado de la central de compras, el Sr. Ibor, explica como es necesario hacer un puente en la luminaria.

Es más, ha sido en Noviembre precisamente cuando desde el Instituto Itaca se ha presentado una lámpara LED que si sería adaptable a la sustitución directa en cualquier luminaria. Pero esa lámpara ni existía comercialmente cuando se convocó el Plan ni está disponible para las empresas suministradoras.

2) Esta cuestión es una de las principales que hemos señalado desde el grupo de EUPV. Porque según los informes técnicos del CEI y de IDAE (ratificados además por informes de Agencias Energéticas como la de La Ribera, o respaldados por diversos informes municipales) al actuar, aunque sea mínimamente, sobre una luminaria estás modificando dicha luminaria, anulando tanto la garantía de esta (si la hubiere) como la regulación legal a la que está se encuentra sometida. Es decir, una vez que modificas la luminaria para introducir la lámpara LED seleccionada el problema reside en que tienes una nueva luminaria no homologada legalmente y que pierde el llamado Marcado CE según estos informes (una luminaria que no se atiene a la Ley por tanto). La modificación de las luminarias ya existentes (fabricadas y adaptadas al modelo anterior de bombillas) implica según el Comité español de Iluminación (CEI) que la compañía introductora de nuevas bombillas que modifique dichas luminarias adquiere la responsabilidad sobre ella en cuestiones de seguridad, compatibilidad electromagnética, fotometría y medio ambiente, así como otros aspectos legales.

Así el CEI señala como las luminarias modificadas pueden no cumplir requisitos de seguridad, siendo obligación de los que las modifiquen de realizar todos los ensayos necesarios para garantizar de nuevo el cumplimiento de la normativa obligada. Concretamente señala como esa empresa “debe realizar los ensayos de seguridad eléctrica y responsabilizarse de todas las posibles consecuencias de su actuación. Este ensayo debe realizarse con cada tipo de luminaria modificadaâ€

3) Pero el responsable de dicha modificación será también el instalador de la Bombilla, no el suministrador. En la mayor parte de los casos es el propio Ayuntamiento el que está asumiendo, mediante sus técnicos, dicha instalación y, por tanto, quien asume dicha responsabilidad civil futura. Por otro lado, si alguien observa las declaraciones continuas de los responsables de Diputación desde que el plan comenzó han estado hablando todo el rato de un Plan a coste cero para los municipios. Idea que también ha resultado ser falsa ya que, en ningún caso, la subvención recoge los costes de instalación de los LED (ya sea mediante técnicos propios, ya sea mediante contratación externa). Gasto variable que ha de ser asumido íntegramente por el Municipio y qué sólo tras nuestras múltiples quejas han buscado una vía alternativa, sin reconocer nunca la evidencia denunciada por EUPV, en poder asumirlo dentro del PPOS de cada municipio (esto nos ha sido comunicado a EUPV a fecha 11 de Diciembre, teniendo varias dudas sobre su viabilidad, o sobre si hablamos de destinar aún una mayor cantidad de PPOS al proyecto estrella que no iba a tener coste, ya que según las bases el ayuntamiento ha de aportar una tercera parte del coste para la compra de bombillas. Cualquier instalación por tanto, aún financiada por el PPOS, se haría a costa de recursos propios del Municipio no contemplados inicialmente).

4) Ante esta situación, más allá del posible perjuicio a la vida útil de cada LED de una mala o incorrecta instalación o puenteo, sólo queda una solución legal: la homologación del modelo de luminaria modificado. Pues bien, una vez más, este coste y esta necesidad no viene ni recogido en la Subvención ni recogido en los contratos. Pese a que hemos preguntado por ello en reiteradas ocasiones seguimos sin obtener una respuesta sencilla: ¿Tienen los suministradores los certificadores de nueva homologación de todos los tipos de luminarias que se están sustituyendo? Por ahora seguimos sin respuesta, quizás porque en el contrato firmado entre la Diputación y los suministradores no aparece recogido jamás ese aspecto, quedando la homologación de la luminaria y su marcado CE como una última responsabilidad de quien instala (municipio) y no de quien suministra la bombilla. Por cierto, un nuevo coste para los municipios al margen de la subvención.

5) Analizando los contratos firmados con las diferentes empresas nuestras dudas se incrementan. Por qué no recoge ninguno de ellos ninguna cláusula sobre las homologaciones posteriores de las luminarias. Por qué tampoco recogen nada sobre la instalación, dejando claro que el único compromiso que cubre la subvención es el suministro de Bombillas LED (trasladando no sólo las responsabilidades a los Municipios sino también los costes, aunque sea a costa de los futuros PPOS). Por qué no se recoge tampoco ninguna cláusula sobre la garantía de los LED cuando estos puedan verse afectados en su capacidad lumínica por motivos de la instalación. Es decir, cuando estos puedan perder capacidad lumínica por estar instalados en luminarias no adecuadas para su funcionamiento. En los contratos no aparece ninguna mención a la cuestión de las luminarias, completamente desaparecidas de todas las valoraciones. Los contratos se centran en las lámparas LED, pero recordemos que el problema planteado no es la calidad de la lámpara como tal, sino su instalación en un modelo de iluminación no LED, los costes económicos de dicha sustitución y los problemas legales futuros que puede plantear.

En conclusión nos aparecen demasiadas dudas y hay demasiados puntos oscuros, algunos de los cuales aún estamos contrastando antes de hacerlos públicos si fuera necesario. Ha habido muchas cosas que nos sorprenden y que nos siguen sorprendiendo, como el hecho de que pese a las recomendaciones del IDAE la garantía mínima se haya establecido en tres años en vez de cinco, siendo la única empresa que ofrece menos de cinco años de garantía la que parece ser está vendiendo más bombillas, pese a tampoco disponer de los precios más competitivos, salvo en uno de los modelos. Además, nos sorprende el choque entre las declaraciones oficiales de la Diputación y las afirmaciones de varias de las empresas de que no todas las luminarias son adaptables a este cambio. Pero, quizás, lo más sorprendente es que a día de hoy seguimos sin ningún tipo de respuesta ni técnica ni oficial a las dudas técnicas y políticas planteadas por nuestro grupo en base a los informes del CEI y del IDAE. Y que la existencia de informes técnicos negativos de diversos municipios le de absolutamente igual a la Diputación. O que en vez de reconocer los problemas y limitaciones sigan empeñados en un modelo de cambio energético diferente al que, por ejemplo, están impulsando, entre otras, las Diputaciones de Sevilla, Granada oAlicante, dos de ellas gobernadas por el Partido Popular, igual que el Municipio de Alzira donde fue la propia Concejala del PP la que explicaba a los demás partidos la problemática de este procedimiento ofertado por la diputación en el Pleno del pasado 26 de Septiembre.

Nuestro trabajo es fiscalizar y colaborar. Ya lo hicimos en nuestra denuncia pública de la amnistía plena para las infracciones de obras de la diputación, con un coste en no ingresos que supera ya posiblemente los 35 millones de euros. Hemos planteado dudas y cuestiones importantes sobre este nuevo plan que siguen sin responderse. No se trata de un no general, se trata en primer lugar de porque hemos escogido un modelo radicalmente diferente al ensayado en otros lugares,con un discurso que incide en el coste cero cuando las realidades posteriores lo niegan, y que apuestan por una forma de hacerlo que diversos informes técnicos relevantes cuestionan. Son 30 millones de euros de dinero público. Este siempre debe ser invertido con total y absoluta seguridad técnica y política. Es una inversión demasiado importante en una cuestión, como es la eficiencia y el consumo energético, demasiado relevante. Las dudas son legítimas. Lo inexplicable, o sólo explicable por alguna razón extraña, es la negación continua a abordarlas de manera adecuada y la negación a contestar a preguntas directas.

Adjuntamos dos Informes:

1) Informe Comité Español de Iluminación sobre lamodificación de Luminarias para sustituir sus bloques ópticos originales porBloques ópticos LED.

2) Informe CEI-IDAE sobre requerimientos técnicosexigibles para luminarias con tecnologías LED de Alumbrado exterior.

Video-Presentación Oficial del Proyecto:

Interesante observar como en él, Rus añade como la Diputación lo pagará todo, cosa que ahora mismo acaba de negar hasta un Gobierno Municipal del PP. También se muestra como es necesario intervenir sobre la luminaria, puenteandola como mínimo, problema principal que hemos señalado. Por otro lado, en otro video promocional de Las Provincias TV se observa como el Sr. Ibor no habla de lámparas sino de Luminarias, consciente de la importancia de estas, mucho mayor que las de las bombillas.

http://youtu.be/JyVnRD1zsUA

Nuestro trabajo es Preguntar. El de la Diputación Responder. Seguimos esperando.

(*) Rosa Pérez es la Diputada de EUPV en la Diputación Provincial de Valencia

http://rosaperezgarijo.blogspot.com...



Compartir
Compartir/Guardar/añadir a favoritos

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 297655

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio INFORMACIÒ  Seguir la vida del sitio local - comarcal   ?    |    Los sitios sindicados OPML   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.1.2 + AHUNTSIC

Creative Commons License